X
This website uses its own and third-party cookies to provide our services and display advertising related to your preferences. If you close this window by pressing the 'X' button, we consider that you do not want to see this message again
Password
Username
Mejor en casa
Author: 
Anonymous
Amor filial
26-Oct-2017
13763
3.67/3
Mejor en casa
Una madre viuda hace lo indecible para que su hijo siga viviendo con ella
Estoy sentado en la silla de la cocina, recién desayunado, un dia mas que debo dar todo de mi, mi madre de rodillas a mis pies, ya me ha bajado el pantalón del pijama y me esta chupando mi polla que va creciendo una vez mas

Yo solo la miro, no hago nada, solo siento como apretó el mantel y mi vista se pierde en olores y sonidos que me llevan a empalmarme del todo

Ella siempre empieza con ligeros besos que van aumentando hasta que su lengua pasa por mi glande, luego le gusta levantar mi pene y chupar mis huevos, siempre la misma rutina.

No siempre ha sido así, fue desde que la malnacida de mi tia, le lavó el cerebro de a mi madre, una vez que esta quedó viuda y yo huérfano por aquel accidente.

Mi tia no paraba de decirle a mi madre que pronto se quedaría sola del todo, que yo levntaría el vuelo para no regresar.

Ambas hermanas han sido temerosas de siempre y una ansiedad impropia se apoderó de ellas, por supuesto que yo quería independizarme, ya había empezado a trabaja y en poco tiempo podría hacerlo.

Todavía lo recuerdo, como empezó no mas de un año, a agobiarme con preguntas de a donde iba a ir, que porque salía, que a que hora pensaba regresar.

Eso hizo que me distanciara mas de ella, tan solo me preocupaba salir con mis amigos, intentar ligar y cascarmela cada vez que pudiera. Cascarmela hasta el dia que regrese y encontré a mi madre, colocando todo mi cuarto a fondo y encontrando mis revistas, comics y como buena gestora de bases de datos, encontrando todos mis ficheros de mi portátil.

Yo me quede en la puerta y justo cuando iba a comenzar mi bravata indignado y exigiendo mis derechos de intimidad y todo lo que se me ocurriera, me habló

¿te gustan maduras? ¿a tu edad?

- No…¿Qué dices, de que hablas?

- No seas idiota, lo sabes perfectamente, eres un degenerado, no solo tienes porno por todos sitios sino que tienes muchísimos archivos de maduras. No me extraña que estes todo el dia cansado en casa y encima aquí en tu cuarto con toda esta…

- Mama, son mis cosas, ya….

- ¿Ya? Y en tu historial tienes un monton de portales inmbiliarios, ¿es que te vas a ir?

Y ahí comenzó su teatro, sollozando, exclamaba que se iba a quedar sola, que porque quería irme, que si no era feliz en casa, que la tia tenia razón, ….

- Mama, no sé, pues supongo que debo tener mi casa y hacer mi vida…

- Pero el que? ¿Qué te falta corazón? Y se acercó a abrazarme. – Que te falta, dime yo puedo ayudarte

- Mama, déjalo, yo…. (tire la sudadera a la cama) y quise ir a cambiarme …

Senti como el abrazo de mi madre, era diferente sus manos bajaron de mi cuello a mi espalda, luego a mi cintura, y ella sin dejar de hablar y sollozar, me decía que estaría para todo lo que necesitara

- Cariño para todo, todo, todo, …entiendes corazón? Quédate con mami…por…favor

Y sus manos giraron a mi pantalón de deporte, donde ella con sus dedos dibujo el contorno de mi polla que suspiró de inmediato. Era una sensación muy extraña, yo estaba asombrado, quise separarme pero cuando note la piel de sus dedos, bajando por mi ingle una vez que suave muy suave como una madre hace, me bajó el pantalón, la deje hacer

Ella me miró y con lágrimas en los ojos, me beso en la mejilla a la vez que me agarro con fuerza mi polla que ya erecta se mostraba ante ella.

Con mi madre siempre me he llevado bien, pero después de habernos quedado solos, con los años había ido cambiando y aferrándose tanto a mi, que ahora era capaz de hacer esto por retenerme,

- Yo puedo cuidar muy bien de ti, cariño lo sabes,….(comenzó a mover su mano de arriba abajo),…en casa se esta mejor….(me volvió a besar muy cerca de mis labios)

Yo me mantenía de pie pero agitado, mi respiración se aceleraba y me sentía a gusto, muy a gusto como nunca, era mucho mejor que masturbarme y todavía era virgen, por lo que mirando su mano, fue como mi primer amor.

La primera mano de mujer que me tocara se me grabo a fuego sería la llama de mi deseo.

- Hijo, ¿te gusta?, ¿ves como no necesitas nada mas?.... ( y me beso en los labios, mientras aceleraba sus movimiento)

- Mama,….yo….mmmmm

- ¿Qué cariño? Disfruta, yo ….si soy tu madura,…respitelo

- Mam….

- Nooooo cariño, repite bien

- Mmmmi aagggg uffff mi madura…. Tu eres mi madura

- Si amor, yo lo seré, prométeme que estaras conmigo

No hizo falta mas, ella siguió moviendo su mano y besándome y yo me corrí abundamente en su mano, yo mismo note mi lefa caliente y como ella con su mano femenina y uñas perfectamente pintadas, la recogía y sentía

Luego ella mientras me decía que como madura sabia mejor que yo muchas cosas, se atrevió a darme una palmada en la nalga y me envío a la ducha. Yo obedecí sin rechistar y sin dejar de pensar en lo ocurrido, por una vez agradecía todo el miedo que le había metido mi tia a mi madre.

Las situaciones se fueron repitiendo cada vez mas asiduamente, ya fuera a salir al cine, a jugar un partido o simplemente cualquier situación que implicara salir de casa, lo hacia bien corrido y bien pajeado.

Ella lo tomó como un santo y seña, salir si, pero ella se encargaba de ordeñarme cada vez y cada vez, hasta el punto que hemos llegado.

Cada mañana me masturba, ya no solo con la mano, sino con su boca, sus tetas y de cualquier forma que se le ocurra, hasta me ha dado su camisón para que lo huela mientras me hace una paja y siempre me habla diciendome cosas como

- Huele a tu hembra

- Tu madura te cuida

- Tu mama es lo mejor

- Donde vas a estar mejor que aquí

Yo cada mañana mi madre me ha hecho una paja y ya puedo salir el dia. Ciertamente hace tiempo que ni me fijo en otras chicas y eso que hay una que me lanza tema, pero….

¿Quién quiere complicarse, teniéndolo todo en casa?

Pienso mientras noto como me corro en la boca de mi madre, que me mira y sonríe mientras se lo traga todo.

Que felicidad
Reviews
Your review
Excellent
Good
Regular
Bad
Regrettable
NOTE: In order to add favorites, rate and post reviews you must login or create a new account if you are not registered.
0 published reviews