X
This website uses its own and third-party cookies to provide our services and display advertising related to your preferences. If you close this window by pressing the 'X' button, we consider that you do not want to see this message again
Password
Username
El internado ii
Author: 
Transexuales
17-May-2019
256
El internado ii
vacaciones de primavera
Como les había relatado en el anterior capítulo de “el internado”, las fiestas en nuestras horas libres eran tremendas. El curso estaba yendo realmente bien, y no solo por las calificaciones...



Con el mes de abril llego nuestro periodo de vacaciones de primavera, teníamos 12 días de vacaciones. En principio cada uno de nosotros iría a ver a su familia, sentí algo de pena de perderlos de vista durante esos días.



Al día siguiente de llegar a casa de mi familia, recibí un mensaje de Dimitri en el que nos dijo, que su padre nos invitaba a mí y a los chicos a ir a pasar unos días a su casa de campo en Rusia. Hable con Fran y Marco, ninguno habíamos ido nunca a Rusia así que nos pareció una buena idea.

Así que dicho y hecho al día siguiente estábamos todos en el aeropuerto. Faltaba una hora para que saliera el vuelo, así que, fuimos a desayunar a una cafetería que había una vez pasados los controles. Mientras desayunábamos Fran nos empezó a contar que por lo visto el origen de la fortuna de la familia de Dimitri era bastante turbio. Por lo que él decía se había hecho de oro vendiendo armamento de manera ilegal, aunque por lo visto el fingía ser un hombre de negocios. Marco y yo nos quedamos un poco acojonados al escuchar eso, pero bueno al fin y al cabo éramos los amigos de su hijo, no teníamos nada que temer.



Embarcamos íbamos en primera clase como de costumbre, así que nada más sentarnos pedimos una botella de champan, e nos montamos una pequeña fiesta en el aire. No sé si serían las burbujas o la gran altitud, pero empezamos a ponernos calientes. Yo decidí ir al baño a hacer pipí, cuando ya estaba por salir alguien golpeo la puerta, y seguidamente escuche la voz de marco diciéndome que la abriera. Le deje entrar era evidente cuales eran sus intenciones. Me hizo sentarme en el retrete y se sacó su polla medio empalmada. Así que no iba a desaprovechar esa ocasión, y empezó a mamársela y masturbarlo, la verdad es que la sensación de que nos pudieran descubrir hacia que todavía me calentara mucho más. Empecé a emplearme a fondo con mi boca no quería que nos pillaran ahí dentro las azafatas, y tener que dar explicaciones, así que succionaba, lamia y tragaba esa polla lo mejor que sabía. Quería que se corriera cuanto antes, y debí hacerlo muy bien ya que en menos de 5 minutos ya me había llenado la boca de semen. Lo trague todo no podían quedar pruebas del delito.

Al salir Marco del baño vi que en la puerta estaba Fran esperando, y no venía a mear precisamente. El muy cabrito no dejo ni que se cerrara la puerta, entro puso el pestillo y se sacó la verga. Yo me enfade porque no quería que nos pillaran, pero Fran me hizo callar metiéndomela en la boca. Empezó a mamar rápido metiéndomela hasta la garganta, lo estaba dando todo pero el cabrón de Fran tenía mucho aguante y no había manera de que se corriera. Al fin después de masturbarlo a la vez le se la chupaba se corrió abundantemente, casi no me podía tragar la cantidad de leche que había sacado. Fran salió del baño, yo me recompuse un poco y salí después, mientras avanzaba por el pasillo, vi como una azafata me miraba de manera acusadora, sabía lo que habíamos estado haciendo. Tome otra copa de champan y trate de hacer como si nada hubiera ocurrido.



Después de unas horas de vuelo llegamos a Moscú, allí había un hombre enorme esperándonos con un cartel con nuestros nombres, le saludamos y nos dijo que él era el chofer que nos llevaría a la casa de los Kozlov, ese era el apellido de Dimitri, así que todo era correcto. Subimos a una limusina el chofer nos había dicho que había unas tres horas más en coche hasta llegar a la finca así disfrutamos del paisaje desde la ventanilla de la limusina.



Al llegar nos recibió el padre de Dimitri, se llamaba Yuri Kozlov, era un tipo alto muy fuerte y musculado. Nos saludó y nos dijo que Dimitri llegaría mañana ya que estaba en casa de su abuela. Nos pareció extraño que no estuviera allí pero tampoco le dimos mucha importancia.

Yuri nos enseñó las que serían nuestras estancias, y nos dijo que la cena se servía a las 20 horas, así que disponíamos de un par de horas para asearnos y bajar a cenar. Me duche tranquilamente, y me relaje un rato depilándome y aplicándome crema hidratante por todo el cuerpo. Me vestí de chico pero con unas braguitas negras preciosas y unas medias bajo el pantalón, me encantaba sentir el tacto de la lencería sobre mi piel recién depilada.

Bajamos a cenar la cena fue magnifica, supongo que el padre de Dimitri quería impresionarnos. Tomamos mucho vino, ya que estaba delicioso.

Después de cenar Yuri nos invitó a que fuéramos a tomar una copa al salón, para que le contásemos como era nuestro día a día en el internado. Nos sentamos en unos sillones y Yuri sirvió unos chupitos de vozca, estábamos contándole anécdotas y riendo cunado note que el sueño me embargaba y no lo podía remediar, intente resistirme pero fue imposible, quede totalmente dormida.



Por un momento abrí lo ojos y vi que estaba en una habitación oscura y que no me podía mover, pensé que era un sueño y volví a perder los sentidos. De repente alguien lanzo un cubo de agua fría contra mí y me desperté de golpe, no entendía la situación estaba atada y amordazada. Apenas podía girar la cabeza pero pude ver que detrás mío espalda contra espalda estaban Marco y Fran. No podía distinguir quien nos había lanzado el cubo de agua ya que se escondía en la oscuridad. Entonces dio un paso al frente y pude verle era Yuri el padre de Dimitri. ¿POR QUE NOS HACIA ESO?

Entonces hablo:

- Imagino que no tenéis ni idea de por qué estáis en esta situación. Pues bien os lo voy a aclarar. Sois unos jodidos maricones y habéis pervertido a mi hijo. Por vuestro bien no intentéis mentirme, se mas de cada uno de vosotros que vosotros mismos. Todavía no tengo claro que hacer con vosotros, pero sufriréis las consecuencias, no tenéis ni idea de quienes somos los Kozlov.

Entonces se marchó y se oyó como una puerta metálica se cerraba con llave. JODER, estábamos secuestrados por el padre mafioso de nuestro amigo. ¿Qué íbamos a hacer? ¿Moriríamos allí? Yo estaba aterrada, las lágrimas empezaron a caer por mis mejillas, y no paraba de sollozar. Puede darme cuenta de que Fran y Marco también estaban llorando estábamos perdidos.

No sé cuánto tiempo pasaría, pero a mí se me hizo eterno hasta que volvió a abrirse la puerta y entonces entro otra vez Yuri. Y dijo:

- Os voy a dar una oportunidad: si podéis demostrar que no sois maricas y que solo lo habéis hecho por vicio. Y que por lo tanto aún se os puede recuperar os dejare marchar. Si por el contrario sois unos putos maricones, ya os podéis preparar. Vais a tener que pasar una prueba parecida a un detector de mentiras, solo que esto sería un detector de maricas. Jajajajjaja.

Sabía que estaba perdida, Marco y Fran tenían novia y hacían vida hetero. Yo era una nena, solo me gustaban los hombres, me iban a pillar. Fran fue el primero, la prueba era tal cual había explicado, apareció un hombre con un ordenador portátil y lo coloco en una mesa, le pusieron unos sensores en el cuerpo y otro en el dedo para ver el pulso. Entonces en una pantalla empezaron a poner videos porno en los que solo salían mujeres, estuvo así durante unos minutos, cuando el hombre que miraba el ordenador hizo una señal, los videos pasaron a ser de hombres musculados con grandes vergas. Pasado más o menos el mismo tiempo pararon los videos, entonces Yuri miro al tipo del ordenador, este hizo que no con la cabeza. Entonces dijo Yuri

- bien pues parece que tu aun tienes arreglo.





Le tocaba a Marco, le colocaron los sensores y también paso la prueba. Era mi hora, sabía que no me iba a librar. Me colocaron los sensores y empezó a ver esos videos de mujeres, intente con ponerme cachonda viéndolos, pero era inútil. Pasamos a los de hombres no quería ni mirar, empezaron a salir tíos musculosos sudados, con la vega bien dura, no podía apartar la mirada. Entonces escuche un suave pitido que venia del portátil, me acaban de cazar. El padre de Dimitri sonreía ya tenía una víctima que pagaría por la afrenta.

Nos separaron a Marco y a Fran se los llevaron y yo me quede allí sola, me volvieron a atar y se fueron todos de la habitación. Estuve llorando durante horas, iba a morir.



La puerta metálica se abrió y entro el chofer de Yuri, me desato de la silla y me llevo a otra habitación. Era como un vestuario de gimnasio, me dijo que me duchara, yo obedecí muerta de miedo. Me duche, al salir en un banco había ropa y unos zapatos de tacón, también había un pequeño maletín de maquillaje. El chofer me miro, no hizo falta que dijera nada, mire cómo era la ropa, allí había un corsé negro un, un tanga de hilo también negro y unas medias, colgado de una percha había también un vestido negro de noche precioso, justo debajo estaban unos zapatos de tacón increíbles, de los que solo los llevan las grandes estrellas de cine. La ropa era una pasada pero, yo estaba muerta de miedo, así que no pude disfrutar al 100% con esa ropa tan bonita. Una vez estuve maquillada, el chofer me dio una peluca morena de media melena y dos pendientes con diamantes de un tamaño considerable y un frasco de perfume. Cuando estuve lista, el chofer me hizo seguirlo. Me llevo al despacho de Yuri, cuando entramos él estaba mirando por la ventana, cuando el chofer salió del despacho él se dio la vuelta. Y me dijo:

- Estas preciosa ¿Cómo te llamas?

- Valeria. – respondí atemorizada.

- Muy bien, me gusta ese nombre. Bien Valeria, ya que no puedes volver a ser un macho, hare de ti una mujer. Así que a partir de ahora ya nunca vas a volver a vestir como un hombre, ni a comportarte como tal. La de hoy va a ser tu primera lección. Para empezar quiero que te quites el vestido.

Yo no daba crédito a lo que acababa de oír, pensaba que iba a morir y de repente ese tipo iba a cumplir todos mis sueños. Empezó a quitarme el vestido, abrí la cremallera que tenía en un lateral y me quite los tirantes y la gravedad hizo que cayera a mis pies. A Yuri le brillaron los ojos, le gustaba lo que veía. Hizo una señal para que me acercara, y empezó a inspeccionarme como si fuera un caballo al que acababa de comprar, yo estaba muy tensa. Se paró justo detrás de mí. Entonces note como su mano enorme me agarraba una de mis nalgas fuertemente, hizo un sonido de aprobación y me soltó, justo después me dio una cachetada en esa nalga, cosa que me hizo dar un saltito. Entonces se colocó justo frente a mí y me dijo:

- Muy bien, ahora vamos a ver qué es lo que sabes hacer.

Se apoyó en la mesa, se abrió la bragueta y saco la polla más grande que he visto en mi vida, debía medir unos 25 cm gruesa como ninguna y eso que estaba totalmente en reposo. Me miro a los ojos y me dijo.

- Ya sabes lo que tienes que hacer.

Agarre esa bestia con una mano, y enseguida me di cuenta que con una mano no tenía ni para empezar. Así que me arrodille y empezó a masturbarlo con las dos manos suavemente, mientras le miraba a los ojos con cara de zorra. Su polla empezaba a ponerse dura pero aún le faltaba, entonces empecé a pasarle la lengua por la punta, me encanto su sabor, luego con la lengua fui bajando por todo el tronco mientras continuaba masturbándolo. Para entonces ya la tenía bien dura, y decidí que era el momento de intentar metérmela en la boca y digo intentar porque no tenía muy claro que fuese a entrar. Abrí la boca lo más que pude y empezó a tragar, apenas me había metido el capullo que ya tenía la boca llena, trague tanto como puede y estuve así un buen rato, cuando ya vi que era imposible tragármela entera, decidí trabajarle los testículos, mientras seguía pajeando esa polla me puse a succionarlos y lamerlos, fue en ese momento cuando me di cuenta que su polla era tan grande como mi cara, parecía la polla de un caballo. Estuve mamándole la polla mucho rato, tanto que me dolía la mandíbula de tenerla tan abierta. Entonces Yuri me agarro y me levanto de golpe, me lanzo con violencia contra la mesa, quedando mi culito a su plena disposición. Si me metía semejante trabuco por mi culo me lo iba a partir. Entonces me quito el tanga y empezó a comerme el ano, JODER que placer me estaba dando, me metió un dedo pero claro un dedo suyo era como la polla de su hijo, yo me estremecí, con la otra mano cogió lubricante y me unto bien el culo y empezó a meterme un segundo dedo. DIOSS eran como tener dos pollas a la vez en mi culo. Cuando el creyó que ya era suficiente los saco, cogió mas lubricante y se unto bien la verga. La coloco en la entrada y empezó a presionar. Era como un tren de mercancías entrando por mi culo, consiguió meter el capullo y se detuvo, yo intente relajar el esfínter lo más que pude, entonces el volvió a empujar, el dolor era inmenso, esa polla estaba destrozándome, las lágrimas de dolor caían por mis mejillas sin control. Yuri no tenía piedad de mí y seguía empujando, lentamente pero sin parar. Entonces me agarro por los hombros y termino de meterme los últimos centímetros que quedaban. La tenía toda dentro el culo me ardía, sentía esa bestia dentro de mis entrañas, el muy cabrón me tenía empalada. Entonces empezó a bombear muy lentamente, y sacando casi la totalidad de su verga y volviéndola a meter entera hasta el fondo, yo solo sentía dolor esa polla era demasiado grande para mí, cada vez que volvía a entrar arqueaba mi espalda de dolor que me producía, poco a poco el dolor fue bajando y empecé a gozar. Antes de darme cuenta el bestia ese ya me estaba follado duro, y encada embestida mi cabeza chocaba con los objetos que había encima de la mesa, hasta que de tanto empujar acabe tirando todos los papeles que había sobre ella. Creo que a Yuri eso le resulto gracioso porque al verlo empezó a arremeter mucho más fuerte, dejándome a mi sin respiración. En ese momento y mientras me envestía salvajemente empezó a darme cachetadas en las nalgas, al principio me asuste porque no me lo esperaba, pero enseguida me excito tremendamente haciendo que mi pollita empezara a soltar lechita. DIOOOOSSS!! Las piernas me fallaban del placer que estaba sintiendo. Yuri se detuvo salió de dentro mío e hizo que me diera la vuelta, quedando mi espalda contra la mesa y la parte interior de mis rodillas en sus hombros, coloco su verga en mi entrada y la metió de una sola vez, Yuri empezó a martillearme el culo PAM, PAM,PAM PAM. Sus testículos chocaban con mis nalgas. Yo ya estaba exhausta y ese tío no bajaba el ritmo, parecía una jodida máquina. Note como el cuerpo de Yuri se tensaba, salió de dentro de mí a toda prisa, y en un solo movimiento me hizo bajar de la mesa y ponerme de rodillas. Y con un tono autoritario dijo:

- ABRE LA BOCA PUTA!

Automáticamente abrí la boca lo más que pude y saque la lengua, mientras veía como Yuri se pajeaba frenéticamente. Ya sabía lo que quería, entonces Yuri empezó a gruñir de placer, y empezó a correrse como un jodido caballo, me lleno la boca cara y pelo de semen. Trague todo lo que cayó en mi boca y rebañe lo que tenía en la cara, después me dedique a dejar bien limpia ese pedazo de verga que perdía dureza por segundos. Cuando ya la había dejado bien limpia, Yuri se dirigió a la puerta del despacho y salió dejándome allí en el suelo hecho trizas.

Continuara...

Reviews
Your review
Excellent
Good
Regular
Bad
Regrettable
NOTE: In order to add favorites, rate and post reviews you must login or create a new account if you are not registered.
0 published reviews