X
This website uses its own and third-party cookies to provide our services and display advertising related to your preferences. If you close this window by pressing the 'X' button, we consider that you do not want to see this message again
Password
Username
Lentejuelas
Author: 
Anonymous
Sexo anal
26-Mar-2019
139
Lentejuelas
Un ingeniero viaja a un poblado para instalar una maquinaría y se encuentra con un Circo por la noche.
Trabajo cómo ingeniero para una empresa privada en la Ciudad de México y fui comisionado para supervisar la entrega de una novedosa planta de energía en una zona de ingenios azucareros y maquiladoras en el Sur de Jalisco, México, tendremos que coordinarnos con la Comisión Federal de Electricidad, cosa que ya es muy común en algunos proyectos, saldría con una cuadrilla de trabajadores supervisando el cargamento y embalaje de la planta, su ruta y la llegada, montaríamos la máquina doble en cuanto lleguemos, y tal ves nos demoremos de acuerdo a las condiciones espaciales de la empresa tal vez entre ocho y quince días.

Acabamos de llegar, después de cerca de diez y ocho horas de camino, y ya los trabajadores se encuentran observando el lugar para proceder a desmontar y armar la maquina, la grúa, el montacargas y los implementos que pedí que los tienen previstos desde hace un par de días en la empresa, lo mismo que algunos instrumentos que se pidieron con antelación a Alemania y una parte del mecanismo que está por llegar desde Boston y que funciona con fibra óptica.

Todo marcha muy bien ya se colocó en su sitio, pero aún falta por llegar la maquina desde Boston y ya tenemos retrasos, por su parte la comisión federal ya instaló los cables y contactos adecuados para la carga eléctrica de la máquina alemana, por la tarde nos regresamos al pueblo para descansar y conocer un poco el lugar, nos metimos en una pequeña cantina, que se encontraba sin un solo parroquiano y nos refrescamos con unas cervezas, más tarde nos fuimos al hotel y despedimos afectuosamente a algunos trabajadores que ya habían cumplido con su trabajo y se regresaban a la capital, se quedaron solamente tres empleados que están a mi cargo, descansamos y al día siguiente temprano, fueron por nosotros para dirigirnos a la maquiladora, dimos los últimos detalles del desplazamiento de los cables de fibra óptica que abastecerá la maquina que está por llegar de Estados Unidos.

Por la noche estaba inquieto por divertirme un poco, pero en el cuarto del Hotel solo medio funciona un canal de televisión de un pueblo cercano y en estos municipios ya no existen los cines desde hace años. Así que salí a caminar y me di cuenta que a tan temprana hora ya habían cerrado la cantina, entonces me dirigí a la plaza principal, que se encontraba también con muy poco movimiento solo unas pocas parejas deambulan por ahí, y decidí regresar al hotel cuando veo un póster pegado en un muro junto a la plaza principal era de un Circo, pensé que era un cartel ya viejo, pero no, verifique la fecha y horarios me interesó bastante, pero temí que estuviera instalado lejos en la cabecera municipal y al comprobar que no, pregunté a las primeras personas que me encontré y busque el sitio donde estaba instalado, llegue en cuestión de minutos dando vuelta a la esquina de una calle, miré al fondo de esta y pude observar las tradicionales luces de la carpa, en realidad no era un Circo muy suntuoso, compré mi boleto y entré acompañado de un acomodador con una lamparita, ya instalado observe a los payasos que estaban por terminar su rutina, luego entró un hombre ya de edad avanzada que para mi sorpresa era un pulsador, un hombre de tez oscura casi negro diría yo, se levantaba de manos sobre una cúmulo de bloques de madera que los iba turnando uno en uno y aparecieron luego nuevamente los payasos con otra vieja rutina y al finalizar entra el mismo hombre que se paraba de manos con un traje distinto algo gastado y ahora realizaba unas rutinas como mago, que en realidad eran trucos ya muy viejos incluso en fiestas infantiles, luego llegó un domador de fieras con dos leones famélicos que daban mas pena que emoción y este domador era el mismo maestro presentador y el mismo que me vendió el boleto de entrada, terminando el acto con un aro de fuego, luego unas rutinas con unos chimpancés, un desfile de camellos y cebras y para dar el gran final llegó una de las partes más importantes del espectáculo donde aparecieron después de un anuncio sumamente espectacular a través de un viejo micrófono que producía unos espantosos chillidos, y de fondo una música de alguna cinta desgastada donde yo atinaba a imaginarme de donde la habrían sacado, apareció un ballet de cuatro jóvenes mujeres con ropa brillante y maquillaje exagerado entre movimientos amplios crearon una especie de coreografía para dar la bienvenida con un seguidor que magnificaba a una joven mujer que llegaba envuelta en una capa repleta de lentejuelas y pedrería de distintos colores, brillaban como si estuviera en uno de los grandes espectáculos del mejor hotel de las Vegas, era brillante y suntuoso y se desplazaba al ritmo de una música sumamente espectacular, la bellísima mujer llevaba una especie de tocado en la parte superior de su cabeza con plumas, se acercaron como sombras las cuatro chicas del ballet y con una suerte de movimientos sumamente exagerados le despojaron de su capa y tocado simultáneamente y salieron corriendo como hadas tal vez inspirados en "Sueño de una noche de verano" de Shakespeare, yo quedé sorprendido del cuerpo de la joven mujer, era una escultura enfundada en un traje de una pieza como las gimnastas de un color blanco con franjas plateadas, aparentemente si mallas ya que sus piernas eran de un color moreno claro como una mulata, al dar un giro en su coreografía pude apreciar unas bellísimas nalgas que sobresalían de su leotardo casi tragándoselo y una breve cintura y una espalda bien marcada y amplia, inició su rutina al compás de una música ambiental, subió a una cuerda tensa que se encontraba de manera horizontal aproximadamente a dos metros de altura y al estar en un extremo comenzó a cruzar con un paraguas en una mano y al llegar al otro extremo entre aplausos le pasaron un gran abanico de tela azul transparente y con este realizó una serie de juegos de equilibrio cruzando nuevamente la cuerda, al terminar su rutina con un salto dando una pirueta en el aire causó gran expectación entre el abundante público aplaudiendo espléndidamente, agradeciendo los aplausos de una manera graciosa con una postura corporal como las gimnastas dio nuevamente la espalda para yo tener la oportunidad de mirar ese hermoso culo desde el mejor lugar en el que estaba sentado, ella corrió hacia el fondo acompañada por el seguidor y una nueva música entonces puso su hermoso trasero sobre un trapecio y en determinado momento la comenzaron a elevar ella con una sonrisa y un brazo extendido hacia arriba, cosa que me emocionó todavía más, y esta fue la última rutina del espectáculo circense al final salieron corriendo al centro de la pista todos los participantes, y al final llaga al centro esta bella mujer con un maquillaje que hacia resaltar sus enormes ojos azules con grandísimas pestañas postizas y brillantina sobre estos al mismo tono que su vestuario con contrastes de rojos intensos y azules eléctricos.

Terminó el espectáculo y salí sumamente emocionado, con ganas de conocer a esta bella mujer que me impacto, no resistí la tentación y trate de ir a conocerla dando la vuelta a la carpa pero me encontré precisamente con el hombre que realizaba el acto sobre las manos y me preguntó muy serio que se me ofrecía y le comenté que deseaba felicitar a la artista del trapecio, pero el se negó aduciendo que se encontraba indispuesta, me presenté formalmente diciéndole que era un ingeniero, que llegue días antes al pueblo para realizar el trabajo en la maquiladora y que para mí había sido muy gratificante ver el espectáculo, me agradeció fríamente con un sorprendente acento cubano, en fin al no obtener permiso para acercarme a la trapecista de la cual no recordé el nombre, me despedí y me dirigí tranquilamente al hotel, yo diría casi feliz.

Mis trabajadores ya se encontraban descansando en sus cuartos jugando cartas como siempre y contando sus acostumbrados chistes. Estaba tentado tocar la puerta para jugar un rato con ellos y platicarles mi aventura en el circo pero ya era muy tarde y mejor me dirigí al fondo del pasillo a mi cuarto, que quedaba esa área un tanto alejado del resto del hotel, pero cuando llegamos estaba ocupada gran parte de esta zona.

Me encontraba todavía alucinando con la imagen de esa bella morena que no se me podía quitar de mi mente acompañado de los últimos ritmos musicales que me remitían a alguna película italiana, estaba por serrar mis parpados cuando escuché primero un murmullo luego una platica mas clara en el cuarto de al lado, me sorprendió todavía más recordando que en esos días no se encontraba ocupado ese cuarto, la conversación parecía subir de tono, abrí los ojos y me incorporé, eran un hombre y una mujer, alguna pareja de enamorados tal ves, luego aumentaba la voz del hombre y me pareció reconocible, me acerqué al muro para saber de que se trataba tal discusión, y observe que sobre el closet viejo se encontraba una pequeña rejilla que daba al otro cuarto, regresé a la cama cuando escuche un golpe, una especie de bofetada, y subsecuentemente un llanto regrese en el acto y decidí asomarme colocando la mesita de cama y sobre esta con cuidado una silla, me subí y pude tener una visión perfecta, era ni más ni menos que el individuo del circo y la mujer era ni más ni menos que la trapecista observe además que estaba sin maquillaje cosa que me pareció todavía más hermosa, el hombre tenía en su mano un baso de licor y en la otra un puro, continuaban discutiendo dando manotazos en el aire, el hombre le exigía sexo, con las palabras más obscenas que yo haya escuchado, definitivamente es de origen cubano y la joven por lo que escuché también, ella se negaba y el por medio de chantajes le recordaba lo que había hecho por ella toda la vida y como la ayudó a preparase en la escuela de circo ruso, conseguir su participación en las ultimas olimpiadas como gimnasta luego salir huyendo de la isla para buscar un mundo mejor y el trabajo que realizaron en

Cancún, Quintana Roo en los espectáculos de los mejores hoteles y que siempre le pagaba con desprecios.

Ella por su parte le recordó que el se había estado quedando con casi todo el dinero y que la trataba como su esclava y que apenas le daba para medio vivir y que ahora terminaron en ese miserable circo según el con las esperanzas de llegar a Estados Unidos y hacerla estrella en Miami, y que ya estaba harta de tener sexo con el cada ves que se le antojara, el individuo imperturbable se sirvió un trago más de una botella de ron tomó un trago dejo el baso y la tomó de los cabellos negros intensos y le dio un par de cachetadas, que la hicieron caer sobre la cama, yo abrí más mis ojos, en este momento la joven ya no lloró, solo se cercioró que no tuviera sangre en la cara, realmente yo estaba conmovido, y mucho más cuando este se acercó y le ofreció un baso de ron casi lleno, la chica tomo el baso y se lo bebió de un solo trago, yo no podía creerlo, el hombre esperando a que se lo terminara le dio una ultima fumada al puro sin dejar de mirarla, la muchacha se incorporó y dio la vuelta hacía la mesita de noche, dándole la espalda y comenzó a despojarse de la ropa que era una blusa muy bonita de rayas horizontales rosa intenso y rallas blancas sin mangas y unos pantalones azules de mezclilla que le hacían ver muy bien, tuve entonces la visión de un cuerpo increíble, tenia ropa interior gris Oxford de algodón, se quitó el sostén y brotaron unos senos redondos y morenos con unos pezones oscuros y grandes, se bajó los calzones apoyándose en una sola pierna y se dejaron ver unas hermosas nalgas morenas y bien formadas, la cubana con una actitud resignada acomodó con cuidado su ropa en la mesita junto a la cama dándole todavía la espalda, mientras el robusto negro que aparentaba unos cincuenta años ya se había sacado el pene desde que se comenzó a desvestir la joven y se estaba masturbando, y en realidad tenia ese hombre una enorme verga que me dejó sorprendido y cada vez se le paraba más, se acercó a la mujer y le comenzó a besar su bien formada espalda, el cuello haciendo a un lado bruscamente su hermoso cabello, luego le acaricio los hombros y bajo inmediatamente hasta las nalgas agarrándoselas salvajemente, la tomó de la cintura y subió las manos asta sus senos, acariciándolos para mi gusto de una manera un tanto vulgar, ella mantenía los brazos caídos, sin expresión, de pronto ella levanto su mano sin voltear hacia el, como una comunicación sin palabras ya entendida, el negro dio la vuelta y se dirigió a la otra mesita que daba justamente debajo de mí ventana enrejada de madera vieja, y le sirvió otro baso casi lleno, se dirigió hacia ella y se lo dio, ella sin voltear, tomo el baso y le dio un gran trago, el se quito su camisa y los pantalones y observe una figura voluminosa y grotesca, una enorme panza, y una gran pelucera por debajo de las axilas, en realidad era muy grotesco el contraste de figuras, una esplendida mujer, la más bella que yo haya mirado.

Se acercó nuevamente detrás de ella y la empujó levemente y la puso en cuatro como perrito sobre la cama, le comenzó a acariciar la cintura y las hermosas caderas y luego tomo su miembro y comenzó a introducírselo lentamente, ella aquí si que reacciono con un ahogado quejido y comenzó a respirar cada vez más fuerte, este hombre comenzó a bombear como le dio su gana sin embargo se apreciaba que apenas le había introducido poca más de la mitad al clítoris, y continuo con su ritmo mientras ella jadeaba, el hombre le daba de nalgadas y ella reaccionaba con pequeños gritos y así estuvo buen rato cuando de pronto se la sacó y la tomo de los cabellos y le puso la verga en la cara hincándola en el piso, la mulata hizo a un lado sus negros rizos de la cara y lo tomó con una de sus manos y metió ese tremendo animal a su boca, no entiendo como lo abarco pero tan solo la pura cabeza del miembro era para que se atragantara pero el muy cabrón se la hizo tragar mucho más, y el negro solo gemía, ella continuaba dándole placer, de pronto la levantó separándola de la verga dejando un largo hilo de saliva hasta que se incorporó y ella con su mano izquierda se limpió escupiendo lo que le quedaba dentro de la boca cayéndole por su mentón, el hombre la volteo para arrojarla nuevamente sobre la cama y esta complaciéndolo quizá sabiendo lo que venía se acomodó nuevamente de perrito, el negro cabrón tomó su puro le dio una fumada más y al expirar escupió en su mano y se la embarro en el culo de la artista y con su dedo medio comenzó a metérselo lentamente, se la sacaba y nuevamente se la metía cada ves más hondo mientras tanto ella gemía como una fiera, en determinado momento el tipo tomó su verga y le colocó la enorme cabeza en el culo y se la comenzó a meter lentamente, ella daba unos gemidos sorprendentes, pero estaba seguro que no serian escuchados por la lejanía de estas habitaciones, el hombre se la siguió introduciendo acompañado de fabulosos quejidos, y lo que no pude entender es como fue que resbalo tan adentro como mantequilla, ya que el tipo se la había enterrado casi toda en el culo y comenzó a bombear ya salvajemente, note que ella en ese momento estaba gozando, y el tipo le decía ¡VERDAD QUE TE GUSTA LA PINGA POR EL COÑO! Y ella entre quejidos le respondía, ¡SSSSSI DAMMME MASSSS! ¡QUIERO MAAASSS! El hombre le dio con más fuerza hasta que comenzó a gritar ¡TOMA PUTA DE MIERDA, TOMA MAS! Y parecía terminar entre espasmos y gritos de la joven que temblaba y yo mirando la escena de perfil pude ver como se movían incontrolables sus senos que caían y este tipo con sus manazas continuaba de vez en vez dándole de nalgadas dejándole marcadas sus manos, terminó el tipo y saco la verga de un solo tajo, saliéndole su liquido blanco que chorreaba, la tomó rápidamente del cuello y le da vuelta a la cara y se la metió a la boca, ella terminó mamándole y corriéndole por la boca hasta que quedó la verga toda flácida, la bella mujer cae agotada en la cama con los brazos extendidos y el tipo sin importarle más da la vuelta y toma su puro con una mano y con la otra el baso de ron.

Al día siguiente yo estaba nuevamente en la maquiladora trabajando con el equipo que acababa de llegar retrasado por lo que nos esperaba de dos a tres días más en el pueblo, ya por la tarde, a punto de terminar por ese día planeábamos ir a la cantina a tomarnos unas cervezas cuando uno de mis trabajadores me dice -Ingeniero ahí le hablan, pensando que sería el gerente de la maquiladora y para mi sorpresa era ni más ni menos que el cubano del Circo, yo no alcanzaba a entender que se le ofrecía, mi mente dio múltiples giros como verdadero cirquero ya que pensé que el negro se habría percatado que los había visto y venía a reclamarme, pero estaba seguro que no, finalmente salí fuera de la empresa y me acerqué hacía el extendiéndole la mano y el me esperaba muy sonriente y amable todo lo contrario a la noche anterior afuera del Circo, y me dice, Amigo me da gusto verlo, espero me recuerde soy la persona del circo y vengo con una molestia muy grande.

-Dígame usted en que le puedo ayudar…

- resulta que tengo un problema con el generador de luz del Circo que por supuesto usted ya conoce y parece que está todo quemado, los encargados del equipo técnico que son unos estupidos han estado todo el día tratando de solucionarlo y cada ves que le meten mano al asunto parece estar peor, me enteré que usted es un profesional en esto y que viene desde la ciudad de México tan solo para echar andar una importante maquina…. mire yo le pido su ayuda, se que ya es tarde y sabe que la función de un circo para nosotros es el pan de cada día…le aseguro que yo sabré recompensarlo.

Yo estaba a punto de negarme cuando veo al fondo recargada en una vieja camioneta a la hermosísima estrella del circo, yo en ese momento quedé como perturbado por la emoción, y el negro astuto y colmilludo en cuanto el volteó para ver mi distracción la llamó para que viniera de inmediato la joven, ella estaba enfundada en un vestido vaporoso de pliegues estampado con diminutas flores, era un vestido con un diseño extrañamente muy de los años tal vez cuarentas o cincuentas que le llagaba por debajo de las rodillas, con el sol ya en el ocaso, observe mientras se acercaba lentamente que se transparentaba como si no tuviera un fondo, dejándosele ver la silueta de sus bien torneadas piernas y el dibujo de los calzones, ella sonreía con unos sorprendentes ojos azules unos rasgos muy finos, sin una brizna de maquillaje tenía un porte muy español, el caballo recogido de donde brotaban algunos negros cabellos ensortijados.

Como decía el astuto negro se dio cuenta inmediatamente de mi atracción por la joven y aprovechó para presentármela inmediatamente, ella extendió su mano que era muy delgada y delicada pero en la palma tenía algunas callosidades por su profesión y le respondí el saludo.

Movió sus labios para decirme su nombre y yo no escuchaba nada parecía una película sin sonido solo pude ver sus labios moverse.

-Déjeme Señor que puedo hacer, inmediatamente me dirigí a mis trabajadores mientras la pareja esperaba sin moverse de su lugar y después de un rato de platicar con ellos, accedieron como un favor personal, con bastante pena de mí parte ya que son unos trabajadores muy profesionales y se pasaron todo el día en la maquiladora, después supe que entendieron cuando vieron de reojo a la bella mujer y se imaginaron algo con relación a ella, y accedieron por el simple hecho de divertirse, ya que la rutina los tenía agobiados.

Salimos en nuestros vehículos rumbo al pueblo y en poco tiempo ya estábamos inspeccionando el transformador y todo el cableado junto con el rudimentario equipo de iluminación, en nuestro vehiculo llevamos un sin fin de herramientas cables que nos sobraban y algunas refacciones que siempre cargamos para alguna emergencia con nosotros.

Y en poco menos de dos horas ya el circo estaba nuevamente iluminado, le cambiamos barias piezas quemas u oxidadas y viejas, dándoles además algunas sugerencias del uso y administración del equipo.

Total que fue realmente divertido, terminamos viendo la función que nos fue dedicada con anuncio y todo y en el acto de la cubana pude escuchar claramente el nombre de la artista Belkis se llamaba, ella no se por que siempre se dirigió hacia mí como dedicándome personalmente su acto, al menos yo lo sentí así, y mis trabajadores también por las bromas que me hacían, terminando la función nos despedimos y nos dirigimos al hotel ya en el cuarto de los muchachos jugamos a las cartas, nos reímos y continuaron con la broma de la cubana, tomamos algunas cervezas y los deje para que descansaran y me dirigí a mi habitación, entré y me propuse descansar, pero más tarde escuche unos toquidos a mi puerta, pensé que era alguno de los muchachos que venía por algunos cigarrillos, tomé del buró la cajetilla y fui a abrir la puerta, pero me encuentro con Belkis la artista y a un lado el negro, yo estupefacto les pido que pasen, pero no se mueven de la puerta y con una sonrisa ambos, el hombre traía una botella nueva todavía empacada de ron oscuro y me dice:

- Ingeniero estoy infinitamente agradecido, y quiero recompensarlo como le dije, yo no sabía como responder estaba boquiabierto, el negro le entrega la botella a Belquis y le dice:

- Mi amor quiero que trates muy bien a este hombre que es mi amigo, se lo merece.

-Si papá, no te preocupes.

Sorprendido por esta última respuesta no alcanzo a comprender en este momento nada, por mi mente pasaron como en una película les escenas de la noche anterior, mi mente buscaba una respuesta lógica, pensando que todo era una broma demoníaca, pero vuelvo en si cuando el hombre me da una palmada en el hombro y se retira, ella pasa al cuarto y volteo hacia la puerta y escucho el motor de la vieja camioneta del negro que se aleja, sierro la puerta y al acercarme ya me tiene un baso de ron en la mano, ahora soy yo el que le doy un gran trago hasta terminarme todo el contenido, entonces le pregunto:

-Perdón ¿es verdad que ese señor es tú papá?

-Sí ¿Por qué? Me contesta inocentemente con una sonrisa.

-No por nada, otra pregunta-¿Cuántos años tienes? Ya que no puedo determinar tu edad por tu físico.

-Diez y seis acabados de cumplir… ¿y tú?

-32 fue mi respuesta y decidí ya no preguntar nada, ante esa respuesta me quede mudo.

Entonces tomó mi vaso de la mano lo dejo en una mesita y me miró directo a los ojos, tenía el mismo vestido de florecitas de la tarde y comencé a besarla sin preámbulos, ella sin inmutarse me quitó la ropa, y tomó mi pene acariciándolo suavemente luego ya más intensamente comenzó a masturbarme, le fui desabrochando la infinidad de pequeños botones del vestido hasta que calló al piso, hizo a un lado sus zapatos de tacón bajo y tuve ante mí a una maravillosa mujer tenia ropa interior blanca de algodón y sus senos parecían brotar de ese sostén, ella continuo asida a mi verga y yo seguí besándole el cuello los hombros y al desabrocharle el sostén mire esas redondas manchas oscuras de sus senos y los bese pasando mi lengua una y otra vez por toda esas redondeces muy firmes y erectas toque su torso su cintura que era dura como la roca y mis manos se dirigieron a sus nalgas mas firmes que el acero y le baje los calzones viendo como caían con dificultad al suelo por las gruesas y musculosas piernas de esta atleta, piernas de escultura firmes y suaves a la vez, su sexo era abultado y rasurado en las comisuras donde por la noche va el leotardo, pelos negros como el carbón, Belkis exudaba un aroma fuerte como las mulatas aunque repito su piel era un tono más bien claro, un aroma muy animal-sexual, por fin me atrajo a la orilla de la cama y se sentó en la orilla mientras yo parado miraba como se metía la verga en su boca, metiéndola y sacándola con una rapidez pasmosa, luego dirigió su mirada hacia mí y se recostó yo me hinqué y abrí sus piernas y fui directo a su sexo le abrí su vulva negra achocolatada que era muy grande y abultada y le pasé mi lengua por el clítoris le abrí y chupe, le mordí mientras ella me tomaba de los cabellos con pasión jalándomelos mientras gemía, pase mi lengua más abajo abriéndole las ricas nalgas y metiéndole en el culo mi lengua, con los dientes le jale los pelos de ese melocotón de chocolate y ella me jaló hacia ella y con sus hábiles manos se introdujo la verga mientras subía sus piernas de ébano amarrándose a mi cintura y yo comencé a arremeter con fuerza ella jadeaba como una diabla, comenzó a gritar, y luego en un lancé de acrobacia giro asta yo quedar debajo de ella y comenzó a cabalgarme como yegua furiosa, enloquecida yo diría, para mi era un sueño sorprendente, quizá una fantasía, aunque duros le botaban a cada salto sus redondos senos y eso me encantaba, luego los paso rozando por mi pecho y me comenzó a besar el cuello el pecho la cintura paso por mis caderas rodeando la verga como dejándola descansar recorrió todas las piernas hasta que llegó a mis dedos y los chupo, regresó nuevamente al sitio original y ahora yo tome la iniciativa y la tome de la cintura y se dejo voltear para tomar la posición del perrito y con unas palabras casi en tono de suplica me dijo- MÉTEMELA POR EL CULO! Y yo sin preámbulos comencé a darle primero suavemente con la puntita y se la metí gradualmente, hasta tocar con mis pelotas su enorme culo, y le comencé a bombear muy duro y ella por supuesto desgañitándose de felicidad, gritaba ¡Dame mas! ¡QUIERO MÁS VERGA! Y ya no pude más y termine bañándole el interior del culo que le salía mi semen. Terminamos acostados y más tarde repetimos sexo una y otra vez hasta que quedamos tirados dormidos aun entrelazados, ella se despidió al día siguiente con un largo beso, también supe que el negro pasó por la habitación de mis trabajadores y les dejó a tres de las bailarinas del Circo junto con una botella de ron, estos organizaron una pequeña y organizada orgía, iniciando con juego de cartas con castigo de prendas al perdedor o perdedora, que seguramente salieron victoriosos los muchachos ya que son unos expertos tahúres, las chicas según me comentaron son dos de origen colombiano y una argentina, ¡bien por ellos!

Para concluir esta historia, la mulata Belkis se fue conmigo a México y ya tenemos tres años viviendo juntos. Y les puedo asegurar que ahora el único circo que hace es conmigo...
Reviews
Your review
Excellent
Good
Regular
Bad
Regrettable
NOTE: In order to add favorites, rate and post reviews you must login or create a new account if you are not registered.
0 published reviews