X
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias. Si cierra esta ventana pulsando el botón 'X', consideramos que no desea volver a ver este mensaje.
Contraseña
Usuario
Relato
Autor: 
Infidelidad cornudos
05-Feb-2019
1379
Los tios miran a mi novia y me gusta (3)
Luís nos continua relatando el día a día de su relación con Marta
Hola de nuevo!!

Gracias a todos por haber tenido paciencia durante estos meses de descanso. Tranquilos que volveré, solo me estoy tomando unos dias de reflexión para asimiliar lo que me ha ido pasando este año.

Tengo muchas cosas que contar, en unos dias estaré por aquí con el final del 2011, la noche vieja y un par de cosas mas... luego ya me meteré en profundidad con el 2012...

........................................

Pero es mejor empezar por donde lo dejé casi un año atrás, después del encuentro con Carlos...

Aquella experiencia fue bastante fuerte para los dos, quedar con un tio casi desconocido y dejar que hiciera con mi mujer casi lo que quisiera. Excepto metérsela. A la mañana siguiente nos sentiamos muy raros. Pero ambos teníamos ese cosquilleo en el estómago de que había pasado algo importante, yo a pesar de haberme corrido durante la noche varias veces, el día siguiente me tuve que follar a Marta un par de veces más para poderme calmar.

Ella también estuvo muy caliente. Pude disfrutar de su culo de nuevo y la sensación de correrme en su boca y en sus tetas. Por un día nos olvidamos de el intento de quedarse embarazada. Follamos como auténticos animales.

Ya de nuevo a nuestra vida cotidiana, estábamos en el mes de diciembre, durante unas semanas Marta estuvo calmada, no permitió ningún tipo de contacto con nuestros amigos.

Fran cada vez iba superando mejor la separación con su mujer y se follaba o por lo menos intentaba todo lo que se movía. No sé si os comente que se estuvo tirando a una compañera de trabajo que además tenía novio. Menuda zorra. Se la follaba como y cuando quería. Al final tuvo que pasar de ella, porque la chica se encoñó con Fran y al fin al cabo ya sabeis el dicho, donde tengas la olla no metes la p…

Además sobre esa época conoció a una francesita llamada Monique de la que mas adelante os hablaré. Para mi un auténtico bomboncito que vivía en España desde hacía unos años.

Nosotros mientras follábamos pues seguíamos fantaseando situaciones con nuestros amigos, con Marcos, con Eva, con Fran, con el de mantenimiento…Marta me decía toda clase de guarradas sobre lo que se dejaría hacer y como se dejaría follar por ellos, o como la comería el coño a su amiga…cosas así. Mi corrida era casi inmediata.

Una noche a mediados de diciembre salimos de marcha todo el grupo de amigos, ese día sino recuerdo mal nos juntamos mas de 15 personas para salir.

Aquella noche la dije que me apetecía bastante verla zorrear un poco e incluso que se dejara sobar un poco. Ella no me dijo nada, solo me sonrió antes de meterse en la ducha y me tocó la polla por encima del pantalón para comprobar que ya solo de pensarlo estaba medio empalmado.

En cuanto salió comenzó a vestirse. Se puso un tanguita negro. Ummm… malo, cuando se pone tanguita malo pensé. Ésta tiene ganas de juerga. Luego una leggins encima. Luego se puso una camiseta larga que la tapaba justo hasta el culo aunque la marcaba bien las tetazas y una chaqueta encima. En los pies se puso unos botas altas hasta las rodillas, con buen tacón lo que la hacía un poco mas alta si cabe.

Luego se maquilló pintándose los labios de un rojo muy intenso, Marta no es de las que se maquilla mucho, por eso me encantó que se pintara así los labios.

Estaba para follársela allí mismo.

Después de las ultimas salidas de fin de semana en la que Marta había estado bastante seca y sin dar pie a nada con nuestros amigos, ese día ya se la notaba contenta. Todos lo notaban.

No tardó mucho en tener a Marcos encima de ella. Sabía que esa noche iba a poder tener algo con mi mujer. Exactamente no sabía el que, si enrollarse con ella, o sobarla bien, incluso con suerte podía acabar la noche con un pajote de Marta. O una buena mamada. Desde muy pronto empezó a picar piedra como decimos nosotros. Se lo tenía que currar.

Pero también estaba Fran y Marta parecía estar mas pendiente de éste que de Marcos. Una de las veces se fueron a pedir los tres a la barra, Marta estaba en medio de los dos, sonriendo, tonteando con ellos. Se notaba a la legua la tensión sexual entre Fran y mi mujer. Yo sé que Fran siempre ha deseado follarse a Marta. Y además saber que es mi mujer seguro que eso le da mas morbo todavía.

Al poco vino Marta donde estaba yo para contarme novedades. Ya habían comenzado los acercamientos. De momento Marcos ya la había sobado el culo y se había puesto detrás de ella para pasarla el paquete por detrás y que notara su verga bien dura contra su culito.

Fran todavía no había hecho nada, pero estuvo un buen rato hablando con Marta, los dos sonreian y no sé de que estaría hablando pero se les notaba muy entretenidos.

En cuanto se despistó un poco mi mujer no tardaron un par de chicas en ir a hablar con Fran. Estuvo un rato hablando con ellas y luego se despidieron.

Otra vez se puso a hablar con Marta y según me contó parece ser que Fran había tenido un rollo con una de ellas no hacía mucho. Incluso no escatimó en detalles. El muy cabrón la estuvo contando a mi mujer como se había follado a una de sus amiguitas. Es mas, mientras estuvo hablando con esas chicas me pareció ver a mi mujer un poquito celosa.

Cuando cambiamos de bar, Fran recibió una llamada y se fue. Me imagino que habría quedado con alguna de sus follamigas. Marta no puso muy buena cara. Era como que la habían cortado un poco el rollo.

Pero Marcos no tardó en estar encima de ella al momento. Ya era tarde y quedábamos 6 de todo el grupo que habíamos salido al principio. Aunque quizás no era lo que tenía en mente Marta le siguió el juego a nuestro amigo. Ví como la tenía agarrada de la cintura mientras hablaban y mi mujer se pegaba a él.

Aquella noche tenía ganas de sentirse como una guarra, enseguida se lo noté en la cara.

Marcos la estuvo diciendo toda clase de cosas al oido. Se ve que el que haber tenido la polla dentro de la boca de mi mujer le había dado mucha confianza para tratar con Marta. Varias veces incluso la pidió irse un ratito solos por ahí pero Marta no quiso. Me fijé como su mano bajaba hasta el culo de ella. Mi mirada se cruzó con la de mi mujer.

En ese momento supe que la estaba sobando el culo.

Cada vez lo hacía con mas naturalidad allí delante de todos, metiendo mano a mi mujer sin que nadie se diera cuenta. Solo yo sabía lo que estaba pasando, en esos momentos Marta me dice que se pone muy caliente y mientras hablan le deja hacer lo que quiera. Ella misma abre un poquito mas sus piernas para que Marcos pueda pasar de el culito a su entrepierna y frotarla el coñito desde atrás. El muy cabrón se pone las botas y Marta empapa su tanguita en nada. Cuando se quita el tanga es un trozo de tela mojado totalmente.

Estuvo un buen rato sobando a mi mujer hasta que decidimos irnos a casa. Yo por supuesto ya estaba empalmado pero todavía quedaba una última sorpresa. Nos despedimos del resto de amigos y fuimos a coger un taxi Marcos, Marta y yo. Nos pusimos los tres detrás, Marta estaba en medio, en cuanto le dijimos la dirección al taxista Marta le puso la mano en el muslo a Marcos…

- oyes no empieces…jeje le dijo Marcos

- shhh, no hables, le dijo mi mujer

Y así sin mas se empezaron a morrear en la parte de atrás del taxi. Yo por supuesto que no me perdí detalle. El muy cabrón se puso a sobar las tetazas de Marta sin cortarse un pelo, primero por encima de la camiseta y luego metiendo la mano por dentro. Intentó bajar un poco el sujetador a Marta para tocarla bien a gusto pero no lo consiguió. Las tetas de Marta quedaron aprisionadas en parte por el sujetador…

- espera un momento, dijo Marta dándose cuenta de lo que pasaba…

E inclinándose un poco hacia delante se echó las dos manos a la espalda y se desabrochó el sujetador. Con mucha facilidad se lo quitó sacándolo por debajo de la camiseta. Luego sin mirarme me lo dejó caer encima de mi. Mientras comenzó a morrearse mas salvajemente con Marcos que ahora sí jugaba con las tetas de mi mujer a su antojo por debajo de la camiseta.

Por un momento incluso pensé que Marcos iba a subirla la camiseta y mostrarnos al taxista y a mi sus preciosas tetas. Yo creo que en el fondo mi mujer lo estaba deseando. Exhibir sus poderosas tetas como una vulgar zorra.

El taxista ante la respiración agitada de Marcos y Marta subió un poco la música. Yo seguía mirando como se enrollaban como un pasmarote.

Marcos intentó bajar la mano al coño de Marta pero ella no le dejo. Asi que volvió a subir las manos hasta las tetas, recreándose en ellas. Se puso a comer el cuello de mi mujer y por un momento Marcos parecía fuera de si. Totalmente excitado. Subió un poco la camiseta de ella, apareció media teta de Marta y bajó la cabeza hasta que su boca quedó a la altura del pezón. Aprisionó la cabeza contra las tetazas de Marta y ésta echó la cabeza hacia atrás mordiéndose el labio y dejándose hacer.

Joder la estaba comiendo las tetas!!!!!!!!!

Apenas fueron unos segundos pero la escena fue impresionante. Justo en ese momento llegamos a casa de Marcos. Por supuesto que nos pidió que si iba hasta nuestra casa pero Marta le dijo que no.

Se bajó y cuando Marcos iba a pagar su parte del taxi, Marta le dijo algo que se me quedó grabado…

- no te preocupes…que ya luego lo paga mi marido…

- ok…que lo paseis bien ahora…dijo Marcos con una sonrisilla…

El taxista se quedó a cuadros, me miró como diciendo, pero tu eres su marido?...se acaban de comer a tu mujer delante de ti.

Yo el resto del viaje hasta casa llevaba una mezcla a partes iguales de vergüenza y excitación, había quedado como un cornudo consentido delante del taxista. Por supuesto que estuve con la polla dura todo el trayecto. Y Marta como si nada. Con toda naturalidad hablando con el taxista…

Cuando llegamos a casa, estábamos muy excitados con unas ganas de follar tremendas. Marta sacó el pollón de goma y lo tiró sobre la cama. No tardamos nada en estar desnudos. Me pidió por favor que primero me la follara con el juguete.

Estuve un rato metiendo y sacando el pollón de goma de su coñito mientras la decía toda clase de guarradas…

- has visto que polla mas gorda? Es como la de Marcos? Seguro que sí, piensa que es él el que te está follando, seguro que ahora se está pajeando pensando en tus tetazas…te has dejado sobar como una zorra…

- ummmm, ya lo sé, me ha puesto a mil, como te ha mirado el taxista…uuffff, solo le ha faltado decirte que eres un cornudo…ibas empalmado en el taxi?

- Sabes que si, puta….

- Vamos méteme ese pollón hasta el fondo que es cuando de verdad voy a disfrutar esta noche, luego con tu pollita no creo que ni me de tiempo a correrme, a parte que te correras en unos segundos, verdad?

- Si Marta…

- No hace falta que me lo digas, ya lo sabía, a lo mejor voy a tener que llamar a Marcos de verdad para que venga a follarme con esa polla gorda que tiene…cuando termine de follarme a penas voy a sentir tu pollita y luego se va a pajear delante de mi cara y quiero que veas como se corre, bueno a lo mejor te apetece hasta terminar tu su pajote, te imaginas cogiendo su polla y meneándosela delante de mi cara hasta que se corra?

- Yo no hago esas mariconadas…

- Ummmm, no? Ya veremos a ver….necesito que me follen como dios manda, a lo mejor le digo a Fran en nochevieja que me folle…

- Eres una zorra…

- Siii? Y tu encantado, quieres que lo haga? Quieres que me lo folle? Vamos dímelo!!!


Justo en ese momento se sacó la polla de juguete de dentro de ella y me pidió que se la metiera…yo ya estaba fuera de si…me puse sobre ella y se la metí… comencé a follármela…mi polla bailaba en el dilatado coño de mi mujer bien abierto con el juguete

- siii, te dejo que lo hagas, quiero que te folle joder, que te folle bien como a una puta!!!!

- Ummmm…tranquilo que no voy a tardar mucho en follar con Fran…. O prefieres que me folle a Marcos?

- Cállate por favor que me corro… no sigas….

- Vamos fóllame fuerte y correte dentro, vamos!!!!! Córrete!!!!!!!

Marta todavía tenía la polla de juguete en la mano, yo estaba a punto de correrme, subió la polla hasta mi cara y me dió un golpecito con ella en la mejilla….

- toma, besa la polla de Marcos antes de correrte…hazlo

Yo sin llevar la contraria a Marta le di un besito a la polla de juguete, luego otro, la estaba dando besitos, Marta me lo iba pidiendo, bésala, besa su polla, vamos… joder me iba a correr

- vamos pasa la lengua por toda la polla, piensa que es la polla de Marcos que me va a follar…y sabes que lo va a hacer!!!!

Yo comencé a lamer aquel pollón y Marta ya sonriendo me puso el capullo en la boca mientras con la otra mano me sujetaba el culo para que se la metiera hasta el fondo...

- métetela en la boca y córrete, asiiii, eso es, lo estás deseando…vamos, chúpale la polla a Marcos!!!!

Ya ni lo pensé, me metí aquella polla de plástico en la boca, simulando chupar la polla de Marcos y a la vez que me follaba a Marta me corrí como una bestia dentro de ella mientras aquel pollón me partía casi la boca. Apenas me entraba el capullo.

En cuanto me corrí me sentí avergonzado sacándome la polla de juguete de la boca, me tumbé en la cama y miré a Marta.

........................................

Un par de semanas antes de que finalizara el año, yo tenía la cena de empresa con mis compañeros de trabajo. Marta el año pasado no tuvo cena debido a que habían despedido a la mayoría de chicas que trabajaban en su oficina y solo eran tres. Como yo iba a salir con los de mi trabajo ella me dijo que iba a salir con Eva, nuestra amiga solterona. Las dos solas.

Que peligro tenían.

Yo salí pronto de casa para tomar antes de cenar con los compañeros unas cervecitas y quedé con Marta para subir luego con ella a casa en un taxi.

La verdad es que la noche se alargó un poco mas de lo previsto y ya tarde quedé con Marta en la parada de taxi. Esa noche había mucha gente, se notaba que otras empresas hacían su cena y salía un montón de gente. Casi media hora mas tarde de lo que habíamos quedado, serían sobre las 7 de la mañana veo que vienen mi mujer y Eva con dos chicos que les acompañan a la parada.

Cuando llegamos me presentan a los dos chicos

- este es Luis, mi marido…

Después Eva habla con uno de los chicos, parece como que se estaban dando los teléfonos y el otro chico, que por cierto era bajito, no pasaria del 1,65 se despide de Marta con un hasta luego. Eva coge un taxi y Marta y yo cogemos otro para irnos para casa.

Ya dentro del coche la pregunto a Marta que quienes eran esos chicos y me dice que son dos chicos que han conocido esa noche, que tenían cena de empresa, que Eva empezó a hablar con uno de ellos y como parece que se gustaron y luego Marta me dice

- no podía estropearle el ligue a mi amiga.

En ese momento me fijo en la ropa de Marta con sus vaqueros rotos bien ajustados, sus taconazos, una camiseta blanca con un buen escote y una chaqueta negra y un abrigo por encima.

- no habrás hecho nada con el otro chico, no?

- No, tranquilo, solo le he tenido un poco ocupado mientras Eva estaba con el otro, además era muy bajito para mi, jejeje

- Seguro que no has hecho nada?, esa cara me la conozco…

- Shhh, tranquilo, bueno tampoco ibamos a estar hablando toda la noche, me dice mientras me soba la polla por encima del pantalón…

Ya estaba empalmado.

Estaba como loco por llegar a casa y que Marta me contara lo que había pasado, esta vez el que iba un poco borrachillo era yo. Ella estaba como si nada, desvistiéndose sentada sobre la cama, yo me senté detrás ella y con mis dos manos la cogí las tetazas, apretándola contra mi

- ha sido mala mi mujercita hoy?, me vas a contar lo que ha pasado?


Pero seguía sin decirme nada, solo dejándose hacer, la quité la camiseta y luego el sujetador mientras que ella se quitaba los vaqueros sentada, yo seguía detrás de ella, sobé sus grandes tetas y ella echó la cabeza hacia atrás dejando que se las tocara mientras yo la besaba el cuello y empezaba a disfrutar mientras dejaba escapar sus primeros gemidos.

Yo seguía desde atrás jugando con sus tetas, con sus pezones, recreándome en las tetazas de mi mujer

- te las han tocado hoy?, vamos dímelo que ya estoy a mil

- al principio no, mientras hablaba con él le he rozado con ellas en el brazo varias veces, tenías que ver la cara que se le estaba poniendo, además como era mas bajito que yo me agachaba a hablar con él y se las apretaba bien contra el brazo…quería que notara mis tetas…

- ummmm, que mala eres, solo eso? Vamos dime que mas ha pasado…

- a ti que te gustaria que hubiera pasado?, me dice mientras se quita el tanguita levantando un poco su culo y dejándose caer de nuevo hacia atrás para que la siga jugando con sus tetazas

- venga Marta no me tengas así, cuéntame que ha pasado esta noche!!

Ella sin decir nada echa la mano hacia atrás y me toca la polla para comprobar que ya está dura. Luego me suelta la polla y me coge una de mis manos y la baja hasta su coñito. Se echa un poco mas hacia atrás apoyándose sobre mi y se abre de piernas. La voy a hacer un dedo a mi mujer.

Mientras la froto el coño desde atrás ella me cuenta lo que ha hecho con el chico ese que ha conocido esa noche…

- estaba Eva con el otro amigo enrollándose y me he quedado mirando con el amigo, estábamos mas bien juntos…

- te has liado con él? Seguro que sí zorra, verdad?

- Ummm, sigue cariño, que rico!!!! Bueno pero solo un poco, nos hemos dado un par de muerdos, pero nada mas, le había dicho que estaba casada…

- Diosss que puta eres!!! Solo eso? No te ha tocado…

- Me ha tocado un poco las tetas, solo un poco, no le iba a haber dejado pero tengo que reconocer que me ha puesto caliente…no lo he podido evitar

- Eres una zorra y lo sabes, te van sobando por todos los sitios…eso te encanta verdad?

- Ummm sabes que si, pero no sé si me gusta mas a mi o a ti, me dice tocándome la polla de nuevo.

- Te ha metido la mano por dentro de la camiseta?

- Nooo, solo por fuera, que te crees que soy una zorra que se deja sobar por cualquiera?

- Pues claro que si…eres una putita… y te encanta serlo…

- Ahhhh si? Pues prepárate para nochevieja, ahí si que voy a ser una buena putita

- Joder, que tienes pensado?


Marta se tumba sobre la cama y se abre de piernas, me pongo sobre ella y se la meto de un solo golpe

- ummmm, no sé, he pensado de todo, cada vez me pone mas cachonda Fran, puede que acabe chupándole la polla, tengo ganas de hacerlo

- joderrrr que puta…cuidado con Fran que no es como Marcos, no puedes jugar con él, a lo mejor acaba follándote…por puta!!!

- Y eso te molestaria? Últimamente cada vez lo pienso mas, pienso en como sería otra polla dentro de mi…

- Marta no digas eso que me corro…

- Ya lo sé… pero es la verdad, no quieres oirlo? Te dije que solo tu me follarías, solo tu, pero ahora no sé lo que voy a poder resistir, cuando me tocan, me soban como a una zorra cada vez me gusta mas y no lo puedo remediar….me encanta y solo hago que pensar como sería otra polla follándome…

- Marta me voy a correr….

- Vamos córrete pensando en Fran follándome, puede que dentro de unos dias no tengas ni que imaginarlo, dimeeeee, ahhhh, te gustaría que follara con él? Dímelo por favor, dilo!!!!!!!!!

- Ahhhhhhh siiiiiiiiiiiiiiii, siiiiiiiiiiiiii, me corrooooooo, me corroooooooooooo Marta…

Joder me corrí imaginándome a nuestro amigo Fran haciéndolo con mi mujer, cuando terminé me dio un poco el bajón, ya había terminado el jueguecito, aquellas frases de mi mujer que hacían que me corriera como un loco.

Marta todavía jadeaba del polvo que habíamos echado. Se puso un poco de medio lado hacia mi y me dijo mientras se tapaba con su mano el coño para que no se la saliera mi leche de dentro...

- de verdad me dejarías follar con Fran?

Se presentaba una nochevieja muy interesante...

........................................

Durante los dias previos a la nochevieja del 2011 estuvimos fantaseando mientras lo hacíamos que nuestro amigo Fran se follaba a Marta. Yo estaba confundido, no sabía ya si era un juego o cosas que se dicen en el momento del calentón o realmente lo decía de verdad.

Ella sabía que diciéndome esas cosas me corría como un cerdo, la encanta jugar conmigo, decirme una de sus guarradas para que acto seguido mi polla explote dentro de ella.

Tanto hablar de ese día, la verdad es que después de las uvas estaba con cierto remusgillo en el estómago. Que pasaría aquella noche? Yo veía a mi mujer con muchas ganas de marcha.

Marta llevaba un vestido negro de fiesta, con la falda hasta medio muslo, un escote normal, pero lucían bien sus tetas, unos panties finitos y unos zapatos negros de tacón. Iba muy guapa, casi como para una boda.

Esa noche habíamos alquilado el bar de un conocido nuestro donde solemos tomar copas los fines de semana. Por una cantidad de dinero nos había dejado el bar, pequeño pero de sobra para hacer un medio cotillón con los amigos. Por 30 euros tenían barra libre.

Lo habíamos organizado entre Marta y yo, Marcos, Eva y un par de amigos mas que nos habían ayudado en la compra, de canapés y alguna cosilla para cuando hubiera un poquito de hambre por la noche.

Así que dentro de la barra poniendo las copas, estábamos los 4 que he puesto arriba mas una chica y otro chico, nos íbamos turnando entre los 6, siempre había dos o tres poniendo copas a la gente.

El resto de la gente estaba por fuera, la verdad es que juntamos bien de gente, sin llegar a llenar mucho el bar para que no hubiera mucho agobio, pero si vinieron amigos y conocidos suficientes como para no perder dinero, por lo menos.

Lógicamente también estaba Fran que ya os había comentado que estaba empezando por aquella época a verse con una francesita de nombre Monique. Hasta último momento no nos supo decir si ella iba a venir a la fiesta, a primera hora nos dijo que no había podido venir.

La fiesta estaba discurriendo bastante bien, con música y mucho alcohol. Nosotros aunque estábamos dentro de la barra la mayor parte del tiempo también nos estábamos tomando nuestras copitas. Sobre todo Marta y Marcos a los que ya les había pillado a parte brindando un par de veces con un chupito ellos solos.

Una de las veces mientras estaba sirviendo veo que sale Marta y se pone a hablar con Fran. Luego se echan un bailecito, yo intento no perderles de vista, mi mujer se mueve de manera muy sensual. Ese dia estaba preciosa, espectacular.

Cualquier tio del bar se la hubiera follado sin ninguna duda.

Yo a pesar del jaleo que tengo en la barra, mi cabeza es un hervidero de ideas. Veo a Marta mas decidida de lo normal. No sé porque hasta me pongo un poco nervioso y mi polla empieza a palpitar.

Al rato vuelve Marta dentro de la barra y ahora es Marcos el que se lanza a por mi chica. Una de las veces que pasa por detrás de ella me fijo en que la toca el culo con disimulo pero ella no le dice nada.

Avanza la noche y la cosa se va desmadrando un poquito, ya estamos un poco mas aliviados en la barra. No hay tanta gente pidiendo como al principio. Ya le he pillado a Marcos tocando el culo de mi mujer mas de una vez, él además sabe que le he visto, pero ni se inmuta. Y la zorra de Marta tampoco.

Además ella tampoco se ha cortado un pelo y le ha restregado el culo por su polla un par de veces, intentándolo hacer con disimulo, pero yo sé cuando mi mujer está cachonda y esa noche ya lo está. Aunque su objetivo es otro.

Ya ha bailado varias veces con Fran y les he visto abrazados y sonriendo, contándose cositas al oido. Vamos tonteando con todo descaro con él. Y a medida que el alcohol va haciendo mella en los dos yo les noto como se tocan o se miran.

La fuerte atracción sexual que sienten ambos el uno por el otro. Una tensión sexual no resuelta.

De repente en mi cabeza se me pasa la idea de que esa puede ser la noche. Mi mujer follada por otro. Estoy empalmado como un burro. Verla así de acaramelada con Fran me produce una excitación indescriptible.

Ya es tarde, el tonteo entre ellos es cada vez mas evidente, incluso ya me ha parecido ver que Fran está muy cerca de mi mujer y también la ha podido sobar el culo. Pero justo en ese momento suena el móvil de Fran.

Son casi las 5 de la mañana y un poco mas tarde se presenta en la fiesta Monique, que viene de otra fiesta.

Deberíais haber visto la cara de mi mujer. Era un poema.

En ese momento tengo una mezcla de sentimientos, viendo a Marta celosa de otra chica, pero no por mi, sino por nuestro amigo Fran, estoy una parte excitado y otra algo celoso de Fran, pensando que incluso Marta pueda sentir algo por él.

Luego me fijo en la francesita amiga de Fran, que buena está la cabrona, labios carnosos, mirada de zorra, buen cuerpito, mediría sobre 1.60, me entretengo hablando un poco con ella mientras Fran entra en la zona de la barra pide un par de copas, una para él y otra para su amiguita.

Desde ese momento ya casi no hizo caso a Marta y al poco se fueron, entró en la barra a despedirse de Eva, Marcos y luego de mi mujer, a la que dió una palmadita en el culo, pero Marta llevaba un cabreo considerable, me pareció un momento que incluso quería discutir con él y se lo llevó a otro sitio mientras seguían medio discutiendo…me acerqué a ver que pasaba y pude escuchar a mi mujer que le decia…

- no te creas que soy igual de zorra que tus amiguitas…no te pases de listo cabronazo!!!

Cuando llegué hasta ellos, la cara de incredulidad de Fran era total, igual que la mia, Marta me dijo que tranquilo que no pasaba nada. Luego Fran dijo algo al oido de mi mujer que no pude escuchar, él con una sonrisilla de chulito follador no sé que la estaba diciendo. Luego Marta le miró como diciendo, pero tu de que vas tio”?

Y se dió media vuelta y desapareció con Monique. Que polvazo se la echaría esa noche. Estaba para reventarla por todos sitios.

Luego fui a hablar con Marta para tranquilizarla un poco y preguntarla porque se había enfadado tanto y me dijo que la jodía mucho que jugara con ella, aunque yo sé que en el fondo estaba celosilla de Monique y la había jodido el plan para esa noche y luego me dice, sabes lo que me ha dicho antes de irse el gilipollas de Fran?

- me ha dicho…tranquila que ya comprobaré si eres igual de zorra que mis amiguitas, como dices tu… no pienso tardar mucho en follarte…

- te ha dicho eso?, la dije, de verdad que escuchar aquella frase de boca de Marta había hecho que mi polla se me pusiera durísima…

- si…me ha dicho eso el idiota este y sabes que es lo peor?

- Que…, dije yo

- Que encima lleva razón… esta noche probablemente hubiera follado con él!!!

- Lo hubieras hecho?

Ella me miró con cara de puta y me dió un piquito, luego mirándome a los ojos, me dijo…

- yo creo que si…hoy tenía muchas ganas de follar con él… pero ahora ya no creo que lo haga nunca, por cabrón…hoy tenía ganas de estar con otro y no sé hasta donde hubiera llegado…

Aquella frase en medio de la noche, ya con la fiesta avanzada con unas copas de mas, no supe como tomarla, cada vez veia a mi mujer mas dispuesta a estar ensartada por otra polla. Noto a mi mujer ya un poco pasada entre las copas que se ha tomado y los chupitos. Si no no creo que hubiera montado esa escenita con Fran. Y yo ya tenía mi polla tan dura que parecía que iba a reventar. Que calentón me habia pillado, oyendo hablar así a mi mujer y sobre todo lo que la había dicho Fran,

No cabía duda de que ella llevaba tiempo pensando en como sería follar con otro. Aunque ese otro en su cabeza ya tenía nombre. Mi mujer quería follarse a Fran y cada vez se molestaba menos en ocultarlo. De hecho ya ni lo disimulaba.

Esa noche ya estando borracha me lo había dicho sin tapujos.

Pero la noche seguía, Marta entró de nuevo dentro de la barra a seguir poniendo copas y al momento Marcos pegó su polla en el culo de mi mujer. Cuando entré yo también en la barra no tardaron mucho Marcos y Marta en irse a un pequeño almacén donde teníamos parte de la bebida. Solo teníamos dos llaves de esa puerta, una Marta y la otra yo.

Al poco salieron con unas cajas de cerveza y alguna botella para poner mas copas, pero por la cara de Marta ya sabía que algo había pasado dentro.

Cuando la pregunté a Marta me dice como que nada, que se han dado un par de muerdos dentro!!

Luego se va al fondo de la barra donde unos conocidos la piden unas copas, son un grupo de unos 4 chicos. Marta desde dentro tontea con ellos todo lo que puede. Yo me fijo en ella y está preciosa. Con esas curvas, ese vestido negro, esas medias que la marcan los muslos que me están poniendo cardiaco.

Y la muy puta se acaba de enrollar con Marcos y actúa como si nada!!! Ella cada vez lo encuentra mas normal. Mientras sigue hablando con esos chicos, Marcos también va allí y se pone detrás de Marta, frotando su polla contra el culo de mi mujer, la mayor parte del bar se tiene que estar dando cuenta de cómo la ha puesto la polla contra su culito como si tal cosa.

Me siento como un cornudo. Y estoy con una erección tremenda. Con una excitación ya fuera de lo normal.

Luego durante un buen rato tienen un tonteo considerable, parece que a Marta se la ha pasado algo del cabreo que se pilló por el tema de Fran. Veo a Marcos que va hacia el almacén. Al momento se me acerca Marta y me dice mientras me toca el culito…

- voy un momento con Marcos al almacén que no se que me quiere decir en privado…y me pone una cara de zorra tremenda…


Yo les veo desaparecer a los dos en el almacén, cierran la puerta y me quedo en la barra junto con Eva sirviendo copas al resto de la gente. Durante unos minutos no puedo ni pensar. Que estará pasando ahí dentro? Otra vez se me vuelve a poner dura. Tengo una excitación como hacía tiempo, que no tenía, mi cuerpo tiembla de la emoción. Me muero de ganas por ir al almacén.

Al poco se me acerca Eva y me dice que nos estamos quedando sin coca-colas, la excusa perfecta. Me acerco hasta la puerta del almacén y meto la llave tembloroso. Mi corazón está a mil pulsaciones. Justo al abrir, hay una mesa al fondo y Marcos está medio sentado en ella, Marta se ha separado de él al oir la puerta.

Por lo menos se corta algo la puta de mi mujer. Me mira y me dice…

- ahhh, eres tu cariño…

Y se pega de nuevo a Marcos dándome la espalda y empiezan a morrearse delante de mi. Algo le susurra Marta a Marcos y éste poniendo las manos por la parte externa de los muslos de mi mujer va subiendo lentamente hasta que sus manos desaparecen por debajo del vestido. A través de la fina tela noto como ahora están sobre el culo de Marta.

Yo estoy en la puerta mirando como un pasmarote, al momento pica un chico en la puerta, yo la abro un poco y me asomo….

- oyes que me dice Eva que vayas con las coca-colas que corre prisa…

Cojo una caja de coca colas mientras sigo con la mirada puesta en la parejita, viendo un espectáculo tremendo. Los que hayáis visto a vuestra mujer morreándose con otro tio me entenderéis perfectamente. La excitación tremenda, la polla dura, el cosquilleo en el estómago, el corazón a mil, te tiemblan las manos…

Justo en ese momento Marta mira hacia mi…

- ya te vas cariño? Vas a perderte lo mejor…

Y mientras me dice eso veo como se agacha y se pone de cuclillas abriendo las piernas. Me mira y le muerde la polla a Marcos por encima del pantalón. Luego se ríe mientras veo como lentamente le va desabrochando el cinturón del pantalón a nuestro amigo…

Salgo del almacén y voy a la barra, por un momento no sé ni donde estoy…

- venga donde estabas? Me dice Eva que ahora tenemos jaleo, atiende a aquellos de allí…pero que te pasa? Estás como un pasmarote!!!!!

Por un momento pienso para mis adentros, que quieres que te conteste chica, mas que nada que mi mujer posiblemente le está haciendo una mamada en el almacén a Marcos. A parte de eso no me pasa nada. Hasta me hace gracia pensar en dar esa respuesta a Eva.

Estoy como loco por volver al almacén, me apetece ver a Marta con el pollón de Marcos en la boca, o a nuestro amigo comiéndola el coño, incluso por un momento imagino que se la está follando. No sé ni cuanto tiempo ha pasado, sigo poniendo copas en la barra, me tiemblan las manos y tengo una excitación increíble. Cuando ya está mas tranquila la cosa, me calmo un poco y me decido volver al almacén, habrían pasado como 10-15 minutos.

Pero justo cuando voy a entrar los veo salir a los dos del almacén. Marcos con una cara de satisfacción tremenda. Me dice, que pasa tio? Y me da una palmadita en el hombro…yo ni le contesto. Marta va detrás con una cara que no sé muy bien como definir.

Tiene las mejillas sonrosadas, los ojos bien abiertos, el pintalabios parece que se la ha quitado algo, una cara de zorra acojonante, además parece que sus tetazas van a reventar el vestido.

- que ha pasado?, le digo a mi mujer…

- tu que crees cariño?, he empezado el año bien…luego en casa te lo cuento, vas a aguantar el empalme hasta casa?, me dice con una sonrisa.

Que bien me conoce, sabe que tengo la polla dura a reventar. Oirla hablar así me excita mucho. Estoy como loco por conocer todos los detalles, ansioso porque se acabe la noche y llegar a casa y saber todo lo que ha pasado en ese almacén. Aunque por como les ha dejado, lo mínimo que me espero es que Marta le haya chupado la polla a Marcos.

No les ha dado tiempo a follar. Creo yo…o si? Se habrá follado Marcos a mi mujer en el almacén? Están bastante borrachos los dos…

Total que cuando acaba la fiesta, recogemos un poco el bar y después nos vamos unos cuantos amigos a comer unos churritos. Una de las veces que veo como Marta moja el churro en el chocolate cuando se lo mete en la boca le mira a Marcos y éste la sonríe como diciendo que calientapollas eres.

Yo ya no puedo mas, llevo una excitación acumulada de toda la noche.

Cogemos un taxi y cuando llegamos a casa la pido a Marta que por favor me cuente todo lo que ha pasado. Entramos en la cocina y Marta se sirve un vaso de agua, después cuando yo voy a coger un vaso Marta me sorprende por detrás y me pega las tetazas en la espalda y me arrincona contra la encimera.

- como está mi maridito? Estás muy caliente?...seguro que si, me susurra en la oreja, tienes que estar como loco porque te cuente todo lo que ha pasado

- siii, por favor Marta cuéntamelo…por favor…le suplico…

Ella sigue pegada a mi espalda, yo contra la encimera y ella de puntillas recostada sobre mi, susurrándome al oído, suavemente me soba la polla por encima del pantalón.

- ya sabía que la ibas a tener dura… y eso que todavía no te he contado nada. Cuando has entrado al almacén ya llevábamos unos minutos enrollados, me había tocado un buen rato las tetas y había metido sus manos bajo el vestido. Cuando te ha visto se ha cortado un poco, pero le he dicho que me volviera a meter mano como antes de que estuvieras tu. Me encanta cuando me acarician el culo delante de ti. Eso me ha puesto muy cachonda, sabes? Ya no me he podido aguantar más, llevaba rato notando su paquete contra mi, incluso se lo había tocado por encima del pantalón como estoy haciendo ahora contigo, ya se le notaba gorda a través del pantalón

- la tenia mas gorda que la mía?, no sé porque pregunté esto, porque ya sabia la respuesta…

- ummmm, bastante mas, me dice la muy puta de Marta, mientras me sigue sobando la mía muy despacito por encima del pantalón pegada a mi espalda…

- Que mala eres!!

- Si cariño…ya lo sabes…su polla es bastante mas gorda que la tuya…no he querido esperar mas y sobre todo cuando has entrado tu, eso ya me ha puesto a tono del todo. Me he agachado. No sabes las ganas que tenía de chupársela, por fín!!!…y mas contigo delante, cuando te has ido me he quedado un poco decepcionada, me hubiera gustado que vieras como me metía su polla en la boca…pero ya estaba lanzada, me daba igual que estuvieras o no… quieres saber como se la he chupado?

- Joderrrr…siiiii, por favor sigue….

- Bufff, cada vez la tienes mas dura y casi no te la he tocado cariño. Pues cuando te has ido le he desabrochado el cinturón y luego le he bajado el pantalón. Le he dado un mordisquito a su polla por encima del calzoncillo. Esto me ha encantado. Me he sentido muy sucia, como una guarra…

- Eres una guarra!!! Lo sabes…

- Ah si? Ummmm, pues luego le he bajado el calzón y allí estaba su polla bien gorda y super dura. Joder que pollón!!!! No la tiene muy grande, mas o menos como la tuya, pero es super gorda. La ha cogido y me ha dado con ella en todo el medio de la cara. Después se la he cogido y levantándola he ido pasando la lengua desde sus huevos hasta el principio y cuando he llegado al capullo me la he metido en la boca. Apenas me cabía el capullo entero en la boca. He intentado meter algo mas en la boca pero ya no me entraba más. Se la he estado chupando un rato y mientras tanto me he estado masturbando mientras estaba agachada. No he tardado nada en correrme. Que morbo me ha dado hacerlo con su polla en la boca, ummmmm, me ha vuelto loca…he cerrado los ojos dejándome llevar con su polla en la boca, solo concentrada en correrme, he juntado las piernas poniéndome de rodillas aprisionando mi mano contra mi coñito, solo estaba pensando en correrme, por un momento me he olvidado de todo, del ruido de fuera, de la polla que me golpeaba en la cara, he cerrado los ojos, buscando mi orgasmo…

- Joder Marta sigue…sigue…

- Ha sido brutal, que manera de terminar cariño, como me he corrido, ummm!!!… que pasada, casi no podia ni respirar, he tenido que abrir la boca buscando aire para poder respirar… he mirado hacia arriba y me he encontrado a su polla dándome de nuevo en la cara, yo se la tenia sujeta con la otra mano, pero habia estado mas pendiente de correrme yo, se la empecé a menear despacio, tenía su polla por toda mi cara y sus huevos a la altura de mi boca, me los he metido en la boca, ummm, que morbo me ha dado comerle los huevos, no veas como jadeaba el cabrón, solo hacia que decir “joder joder que fuerte, Marta para que me voy a correr” y le he dicho no quieres correrte ya?

- Y él que te dijo…

- me dijo, no quiero correrme todavía, quiero follarte!!!!!Marta por favor, deja que te folle…

- Ufffffffff!!!!!! Cariño, dime que no lo has hecho por favor, dímelo…

- Eso es lo que quieres escuchar seguro?...que no hemos follado?, entonces porque la tienes tan dura?

- Marta no seas mala, por favor…

- Tranquilo que no hemos follado, me acababa de correr y ya no estaba tan caliente…pero he estado a punto de dejar que lo hiciera…pero no te preocupes, hoy no ha pasado, pero va a pasar…los dos lo queremos, ya no puedo mas…quiero que me folle otro tio…lo has oido bien?...quiero que me folle otro!!!...si el cabrón de Fran no se hubiera ido, hoy me hubiera follado y lo sabes…y tu ya te hubieras corrido de escucharlo de mi boca…o hubieras preferido verlo?

Marta sigue detrás de mi sobándome la polla por encima del pantalón, yo apenas me puedo resistir mas…me tiene en sus manos

- por favor Marta…no puedo mas…

- ya lo sé, estas como loco imaginando que me follan, quieres ver a tu mujer bien follada verdad?

- Marta, ummmm, siiii, estoy imaginándote con Marcos…dime como se corrió, vamos zorra…

- Pues ahí estaba yo de rodillas, meneando su polla gorda e intentando metérmela en la boca varias veces, se la seguía meneando, él decia joder me voy a correr, no puedo mas, por favor Marta deje que te folle, “deja que te folle” y yo seguía de rodillas, por lo dura que se le había puesto sabía que estaba a punto de correrse…luego le metí uno de los dedos que había tenido entre las piernas en el culo, lo tenía muy mojado y no me costó nada metérselo

- Joder le metiste un dedo en el culo mientras se la chupabas?

- Siiii, no veas como le gustó al cabrón… le he metido el dedo hasta el fondo de su culo, ha empezado a resoplar y a mover sus caderas, solo hacía que resoplar y decir “joder Marta para, para, que me corro…para que me corro en tu boca…yo no lo decía nada solo le he mirado, seguía resoplando, sabía que estaba a punto y se la he seguido meneando, le pasaba la lengua por la punta de la polla mientras le pajeaba, Marcos ha cerrado los ojos y se ha dejado hacer, seguía diciendo para…para… …para…pero ya no dejaba de mover sus caderas….y de repente he notado como su culo apresionaba mi dedo, su polla se ha puesto mas dura y he visto venir una ráfaga de lecha hacia mi cara, me ha dado de lleno, desde la barbilla a la frente…ummmmm….luego me la he metido en la boca y me ha sujetado la cabeza y me ha seguido descargando… se me ha corrido en la boca, lo has oido? Marcos se ha corrido en mi boca!!! ummm como se le contraia el culo en mi dedo, ha sido una pasada….

Por un momento me pongo en la piel de Marcos, en el almacén, con unas copas de mas, oyendo la música fuera y con mi mujer agachada chupándole la polla mirándole a los ojos. Ha tenido que ser la mejor corrida de su vida. Nuestro mejor amigo se ha corrido en la boca de mi mujer.

Mi polla está a punto de explotar.

Después Marta me dice que no se lo ha tragado, que ha escupido el semen de Marcos, pero ya me hubiera dado igual que lo hubiera hecho…me la imagino escupiendo su semen mientras tiene un lefazo en toda la cara…

- te gustaria una mamada como la que le he hecho a él?, me dice Marta

- Siiii, por favor, hazlo puta, chúpamela joder!!!!

- Ummmmm, me encanta tenerte así de excitado… pero sabes una cosa?

Marta sigue detrás de mi, pegada sobre mi espalda, sobándome la polla lentamente, me desabrocha el pantalón y me lo baja hasta las rodillas. Mi polla por fin es libre…Marta me la coge con la mano. Noto el calor de su mano contra mi polla. Me la aprieta.

- hoy no te la voy a chupar, después de haber tenido el pollón de Marcos en la boca, no querrás que chupe esto no?

Aquella humillación me vuelve loco.

- además seguro que estás ya a punto de correrte, cada vez te corres mas rápido, tienes una mierda de polla y encima te me corres en un segundo, sabes lo que si voy a hacer?

- El que? La digo yo como un gilipollas sumiso…

Desde atrás me acaricia la cara y luego me mete uno de sus dedos en la boca. Me ordena que lo chupe. No hay que ser muy listo para saber lo que tiene en mente mi mujer. Yo se lo empapo bien y después ella lo baja hasta mi culo para metérmelo muy despacito.

No la cuesta mucho meter su dedo hasta el final…me ha metido un dedo hasta el fondo de mi culo!!!

Comienza a moverlo con rapidez y con la otra mano me coge la polla que estaba a punto de reventar, me la menea cuatro o cinco veces y me dice…

- Ya te corres verdad? Cornudito mio!!!!!!!!

- Siiiii, Marta me corro!!!!

- Joder!!!! espera, espera!!!!!!!,…me dice Marta poniéndose delante de mi, dándome la espalda mientras se sube rápido el vestido y se baja el panties con el tanguita y apoyada contra la encimera me ofrece su coño para ser follado

- Marta, joder….me corro…

- Vamos métemela, métemela, no te corras todavía, aguanta un poco, metemelaaaa!!!!!

- Mierda joder, no puedo, mierda me corro…espera…espera….me corro…me corro…joder….

Tengo el tiempo justo para sujetar mi polla y clavársela desde atrás, mientras Marta se abre el coño con las manos para facilitar mi entrada, en cuanto se la meto me dejo llevar y descargo la tensión de toda la noche dentro de Marta. No he aguantado ni dos segundos, me acabo de correr dentro de ella como una bestia….

Me quedo detrás de Marta, sujetándola de las caderas, después de haber inundado su coño en el polvo mas rápido de la historia, jadeando, apoyando mi cara contra su espalda…todavía recuperándome…con mi polla dentro de ella todavía palpitando…

Marta se da la vuelta y me mira con una cara de puta tremenda. Me da un beso mientras se recompone el vestido y se va hacia la habitación mientras me dice como si no hubiera pasado nada…

- vámonos ya para la cama, que estoy muerta y en un rato tenemos que ir a comer donde mis padres…

........................................

Bueno pues una vez concluido el año 2011 seguiré por donde lo dejé el año pasado.

Durante los 5 primeros meses del año después de la nochevieja y la mamada a Marcos, Marta estuvo bastante apagada en el plano sexual, se nos juntó un poco todo. Problemas en el trabajo, la redujeron la jornada de trabajo y ya estábamos pensando en hacer las pruebas haber porqué no se quedaba embarazada ya que llevábamos mas de un año intentándolo.

Yo a pesar de todo la veía mas guapa que nunca. A sus 30 años estaba radiante, su melena con un brillo especial, con sus gafas que la daban un aire mas intelectual y estaba yendo mas a menudo al gimnasio, pero no había adelgazado mucho, seguía siendo una chica con buenas curvas pero ahora con un cuerpo mas macizo, el culo mas duro, los brazos y piernas mas firmes, las tetazas igual de grandes…además estaba jugando al padel y recibiendo clases de un chico jovencito…ya os hablaré de él.

Después de la nochevieja yo pensé que era mejor parar un poco con nuestros jueguecitos. Era un poco como una montaña rusa que sube y baja y luego cada vez va subiendo un poco más y luego otro poquito más.

Marcos seguía como siempre, sin novia, había engordado un poco más y seguía siendo el mas fiestero y gracioso del grupo. La verdad es que es buena gente y me daba mucho morbo ver a mi mujer zorrear con él. Casi me tenía mas preocupado lo de Fran, es con el único que siempre he podido tener algo de celos, luego al final la cosa entre nosotros no ha terminado muy bien, pero eso será mas adelante cuando os lo cuente…

Yo por mi parte estaba algo preocupado, no es que fuera antes un Nacho Vidal, pero el morbo que me daban las situaciones vividas hacía que prácticamente no me pudiera ni follar a Marta, me corría en un momento y cuanto mas lo pensaba, mas me agobiaba y mas rápido me corría. En cuanto empezaba ver a Marta dejarse sobar, o enrollada con otro tio mi polla empezaba a palpitar y ya notaba como mi corrida iba a ser inminente.

Además la veía cada vez con mas ganas de follar con otro, sobre todo con Fran, luego ya pensándolo en frío decidí que quería parar otra vez un poco. Lo hablé con Marta y ella estuvo de acuerdo, en esos meses parece que la idea de follar con otro se la fue pasando un poco. O eso creía yo. Cada vez que follábamos íbamos sacando menos el tema, así hasta que dejamos de hablar de ello, pero nuestra vida sexual se volvió de nuevo rutinaria y pasamos de estar todo el dia calientes a prácticamente follar una o dos veces a la semana con la postura del misionero y mi corrida dentro de ella. Por lo menos ya aguantaba bastante mas follándome a mi mujer, podía estar tranquilamente 20-25 minutos taladrando su coñito…

Pero ya después de 5 meses pensé que ya había pasado el tiempo suficiente para volver con nuestros juegos…

........................................

Sobre finales de mayo, un sábado la dije que se arreglara un poco que la iba a llevar a cenar y que se pusiera sexy que me la iba a follar en el coche en cualquier sitio que pilláramos.

Parece que la idea gustó a Marta, que se puso unos zapatos de tacón, una minifalda gris y encima una camisa blanca y debajo un sujetador negro que se la transparentaba por la camisa. Se puso una americana gris también. Me dio mucho morbo así vestida. Era como iba al trabajo pero bastante mas provocativa. Además ese dia salió con unas gafas de pasta negra que la daban un aire mas morboso todavía.

Cuando terminamos de cenar, la dije que la invitaba a tomar una copa y casualidades de la vida nos encontramos a su primo el universitario junto con otro amigo también de 20 años. Les dijimos que que hacían de fiesta que tenían ya que estar estudiando y ellos nos dijeron que iban a tomar un par de copas para desconectar un poco pero que no se iban a quedar hasta muy tarde.

Nos fuimos los cuatro y nos llevaron a un garito de moda entre los universitarios aunque a decir verdad no había mucha gente. Hacía tiempo que no veia al primo de Marta, le dijimos que haber si se pasaba una noche por casa a cenar. El amigo de su primo pues tambien era un chavalito, unos 20 años también, pero me fijé en que no la quitaba ojo a mi mujer.

No se porque la situación me empezó a dar un morbo terrible.

Entramos al garito y Marta se quitó la americana, sus tetazas embutidas en el sujetador negro lucieron poderosas por debajo de la camisa blanca. Evidentemente no pasaron desapercibidas para su primo y el amigo.

Marta se fue a la barra a pedir con su primo, ví como iban agarrados y Marta le iba diciendo

- bueno primito como te va en la universidad, ya te has echado alguna amiguita? Seguro que si con lo guapo que eres…

Mientras le decia esto y llegaban a la barra me fijé en como apoyaba sus tetas contra el brazo y la espalda de su primo. Ella seguramente no se diera cuenta, o si, pero el primito seguro que tenía que estar notando los melones de su prima mayor contra su cuerpo.

Yo me quedé hablando un poco con el otro chico, sobre su carrera, los exámenes, lo mal que estaban las cosas para los jóvenes. En eso que estábamos con nuestras copitas cuando pusieron una canción rumbera… Marta le dijo a su primo…

- venga vamos a bailar…

pero él la dijo que no que era muy patoso, así que Marta cogió a su amigo y se puso a bailar con él. Tampoco es que bailara muy bien, pero el tio ni rechistó. Seguro que se moría de ganas por bailar con mi mujer y sentir su cuerpazo contra él.

El chico a pesar de su juventud era descarado y no se le veía muy cortado de bailar con Marta a pesar de tener 10 años menos que ella.

Era un chico que estaría sobre el 1,75, delgadito, se veia algo mas bajo que Marta que llevaba tacones y Marta mas corpulenta y mas mujer que el chico que no se cortaba un pelo en sujetar de la cintura a mi mujer e intentar arrimarse a ella todo lo que podía.

Desde luego que Marta no pasaba desapercibida en ese bar y con esa ropa. Sería de las mas mayores del bar y apenas bailaba casi nadie y menos en pareja…

Yo cada vez veia mas animada a mi mujer, que se pegó varios bailes con el amigo de su primo, que cada vez se cortaba menos en agarrar a mi mujer por la cintura e intentar arrimarse a ella.

El mismo chico sugirió irnos a una disco, Marta por supuesto que dijo que si, el primo de Marta dijo que ya era tarde y que era mejor irse para casa, pero al final dijimos de ir a tomar la última a la discoteca.

Yo veia al primo de Marta cansadillo y sin muchas ganas de fiesta, me dijo que todavía tenia mucho que estudiar, pero mientras hablábamos su amigo ya llevaba a mi mujer cogida de la cintura de camino a la barra de la disco.

Estuve hablando un rato con su primo mientras perdí de vista a mi mujer y al otro chico. Al poco vinieron con unas copas en la mano. Marta ya estaba bastante animada. Se acercó al oido y me dijo

- te apetece que me enrolle con él? Es mono el chico…

- es el amigo de tu primo, casi preferiría que no, no quiero meter a la familia en nuestros juegos…

Justo en el momento en que estoy hablando con Marta llega el amigo de su primo y dice que si tomamos otra copa. Mi mujer le dice que si y se va con él a la barra. Veo como la coge por la cintura y desaparecen entre la gente, se pone detrás de ella y pone sus manos sobre las caderas de Marta.

Las tiene demasiado cerca de su culo.

El primo parece que también se da cuenta de el tonteo entre su amigo y su prima, nos quedamos de nuevo solos, sin hablar, ya no sé ni que contarle. Solo me apetece ver a mi mujer zorrear con su amiguito. Se me está empezando a poner dura.

Cuando llegan de nuevo, el primo de Marta nos dice que se va a ir ya, que mañana tiene mucho que estudiar.

- no hombre quédate, que yo en cuanto me tome esta copa ya me voy , le dice el amigo

- tu también te vas?, le dice Marta, venga quédate un poquito mas, ahora que se está animando la noche…le dice al amigo.

Como para decir que no a la proposición. Nos despedimos del primo de Marta, quedando con él en que una noche se venga a cenar a casa. Al final nos quedamos los tres solos en la discoteca. El amigo del primo, Marta y yo.

- aunque nos hayamos quedado solos, no te pases, que sigue siendo el amigo de tu primo y le puede contar todo lo que pase esta noche, la digo a Marta

- y que te da miedo que le cuente?, que te gusta ver a tu mujercita haciendo de calientapollas? O te da miedo que se entere de nuestros juegos? Esta noche me lo estoy pasando de puta madre...no me cortes el rollo…

Y se acerca al jovencito y le dice que si quiere bailar. Ahora Marta es mucho mas descarada. Se pega a él mientras se mueven. Por un momento es como si estuvieran follando, debe de estar notando las tetazas de mi mujer contra su pecho y ella la polla de él pegada contra su coñito. Están agarrados como una pareja de novios. Se hablan y se dicen cosas al oido. Los dos se rien...

Yo viendo como tontea mi mujer y como bailan tan pegados tengo una erección tremenda. No lo puedo remediar. Es el mejor espectáculo del mundo. Apoyado en la barra con una copa viendo bailar a mi mujer con un chico de 20 años.

Lo que pasa es que en la disco ya he visto un par de conocidos. Incluso un excompañero del fútbol que hacía un par de años que no veía se acerca a saludarme.

- como te va tio? Que haces aquí solo?

- No, estoy con mi mujer…

- Ahhh al final te casaste con Marta?

- Si, hace mas de un año…

Estuvimos hablando un rato, de futbol y de trabajo…

- oye donde está Marta?, me voy a ir ya, era para saludarla..

Justo miramos hacia la pista y vemos a mi mujer con el amigo de su primo, bailando una canción de salsa, rozándose, moviéndose sensualmente, incluso vemos como la mano del chico ha bajado dos veces como sin querer hasta su culo…

- es esa Marta?, y me mira como diciéndome oye tio que están metiendo mano a tu mujer, aunque no dijo nada, esto lo interpreté yo…

Me sentí delante de él como un gilipollas mientras aquel chiquillo tonteaba con mi mujer delante de mis narices. Sin embargo aquella sensación me proporcionaba una excitación terrible.

Sin quererlo tuve una erección de esas que te duele la polla de lo dura que se te pone.

El chico del futbol me sacó de mis pensamientos mientras me decía…

- está muy guapa tu mujer…dale recuerdos de mi parte, que la veo ocupada…me dijo con una sonrisa burlona…se despidió de mi mirando como Marta seguía moviéndose como una zorra en la pista de baile, mientras el chiquillo ahora si la tocaba el culo sin cortarse un pelo y a mi mujer la rebotaban las tetazas al bailar…

Yo durante unos minutos seguí viendo como Marta bailaba con el chico. Aquella escena puede ser incluso mas excitante que ver a tu mujer follar con otro. Los que lo habéis vivido me entenderéis. Como se agarraban, se frotaban, como las manos del chico bajaban sin querer de las caderas a su culo y las volvía a subir…

En aquel instante mi mujer me pareció una puta diosa de la sexualidad, con esa faldita, marcando las tetazas a través de la camisa blanca, al poco se acercó donde estaba yo, mientras el chico se iba al baño…

- cuando quieras nos vamos a casa, me dijo…

- tan pronto?, ahora que lo estábamos pasando bien…los tres…

Se me acerca al oido y me dice…

- tengo ganas de follarte, ya te he puesto bien caliente?...o quieres mas?

- Me has puesto como un burro, verte así bailar con él me ha excitado mucho…

Marta se da la vuelta y me pega el culo contra mi polla y comienza a moverse al ritmo de la música, gira el cuello y me da un muerdo mientras se sigue frotando.

- te gustaría verme follar con él?, me dice al oido.

Luego se gira y continua frotando su culo contra mi. Arriba y abajo a lo largo de toda mi polla, apretando cada vez mas y moviéndose mas rápido.

Joder como siga así me voy a correr en los pantalones!!!!!

Por suerte para mi llega el chico y nos dice que ya se va para casa que lo ha pasado genial, pero Marta le dice que si no se quiere quedar un ratito mas, que se toman la última copa en la zona de dance. El chico tampoco opone mucha resistencia y se queda. El muy cabrón se lo está pasando bien tonteando con mi mujer delante de mis narices. Se van los dos a pedir, Marta le agarra de la cintura como si fuera su novio y él hace lo mismo con mi mujer.

Luego nos bajamos a la zona dance que es bastante mas oscura. El chico se pone a mi izquierda y Marta al otro lado, por lo que el chico está entre medias de los dos. Entre la música chunda chunda tan alta, que a esa hora estaba algo cansado, que apenas se veía nada, con los efectos de luz algunas veces.

Me arrepiento de haber bajado y no habernos ido para casas , aunque veo que mi mujer sigue hablando con el chico, pero apenas veo nada de lo que está pasando, solo veo como que el chico la tiene cogida por la cintura y Marta y tiene la mano sobre la del chico pegada a la cadera de mi mujer. Yo hago como que no me entero de nada, les dejo haber que me cuenta luego Marta.

Se me acerca Marta y me pide que si les dejo solos un poco. Les digo que me voy al baño, allí tengo que reconocer que me costó mear del empalme que llevaba. Me entretengo un poco, les dejo unos 10 minutos.

Cuando vuelvo Marta está bailando delante de él, como antes estaba haciendo conmigo, frotando el culito contra su polla mientras el chico la tiene agarrada de la cintura. Aquello me dió un morbazo tremendo, el chico parece que al verme se cortó bastante y la soltó rápido…

Media horita mas tarde ya nos vamos para casa, veo como que Marta está completamente descamisada . Nos despedimos de el chico y según vamos hacia el coche mi mujer me cuenta como en la parte oscura de la disco la ha tocado el culo varias veces y ella le puso la mano sobre su cintura y llego a meter la mano por dentro de la camisa al lado contrario donde estaba yo y la ha llegado a tocar una de sus tetazas por encima del sujetador. La ha estado sobando delante de mi sin que yo viera nada. Luego incluso ha intentado meter una mano por debajo de su falda, pero Marta no le ha dejado, pero el chico la ha seguido sobando el culo y las tetas delante de mi todo lo que ha querido.

Cuando me he ido al baño, se ha puesto delante de él y ha pegado el culo contra su polla, me dice que eso la ha puesto muy cachonda. Luego ha echado la mano hacia atrás y le ha tocado la polla por encima del pantalón, para comprobar lo dura que la tenía el chico y luego ha seguido frotando su culito. Me dice que el cabrón la ha cogido de la cintura y ha empezado a frotarse con fuerza contra ella como queriéndosela follar con la ropa puesta, que notaba perfectamente la polla del chico subiendo y bajando contra su culito…cuando llegué yo debía estar a punto de correrse.

Menuda paja se haría el chico esa noche a la salud de Marta.

Cuando llegamos al coche veo que ella está igual de cachonda que yo. Me pide por favor que la lleve a algún sitio que quiere follar esa noche en el coche. Me la llevo a la zona del cementerio y en la oscuridad de la noche no tarde en ponerse encima de mi. Se subió la faldita y apartándose el tanga mi polla entró en su empapado coño. No hacia falta que me lo dijera. Sabia que se había puesto caliente como una cerda dejándose sobar por el chiquillo. Yo también estaba empalmado como un burro.

Tenia unas ganas locas de chupar sus gordas tetas y mamarla los pezones. Estaba fuera de mi, la arranqué los botones de la camisa blanca, ella me dijo jadeando…

- pero que haces? Me has destrozado la camisa, me valió mas de 100 euros…

Pero no dijo nada mas, la quité el sujetador y ella con la camisa abierta por donde asomaban las tetas me siguió follando, botando con fuerza sobre mi polla. La comí las tetas mientras Marta se seguía moviendo encima de mi.

Tres minutos mas tarde me corrí dentro de ella, con sus tetas totalmente ensalibadas y los pezones duros como piedras restregándose por mi boca mientras seguíamos follado como animales.

Luego cuando aparqué el coche en el garaje, se tuvo que poner la americana encima sobre la camisa que estaba abierta al haberla arrancado los botones. Ni se puso el sujetador. Menos mal que era tarde y no nos cruzamos con ningún vecino.

Después me quedé dormido y un poco mas tarde me pareció sentir un leve movimiento de la cama y unos gemidos ahogados de mi mujer. Posiblemente se masturbara antes de dormirse recordando como se había dejado sobar por el amigo de su primo de 20 años.

Yo sabía que eso la sacaba fuera de si. Dejarse meter mano como una putita… se había despertado de nuevo la zorra que mi mujer llevaba dentro y durante el principio de año había estado dormida.

Los 5 próximos meses no los iba a olvidar en mi vida…

........................................

Ya estábamos a primeros de Junio y empezaba a hacer buen tiempo. Yo notaba a Marta con mucha tensión por esos dias. En el trabajo había pasado a tener solo media jornada y no parecía que la oficina fuera a levantar cabeza. La pobre se estaba viendo en el paro.

Para animarla un poco la dije que en julio podíamos irnos unos días para desconectar a Las Palmas, que es como nuestra segunda tierra y también pasar unos días por Fuerteventura, en total 8-10 días. Lo dijimos a todos los amigos haber si la gente se animaba a venir al viaje. En un principio íbamos a ir 6 amigos. Fran, Eva, Marcos, otro chico y nosotros dos.

Salimos a tomar una cerveza a una terracita, Marcos, Eva, Marta y yo, cuando terminamos les dijimos que si les apetecía venir a nuestra casa a tomar una copa. Nos fuimos a nuestra casa y allí estuvimos charlando un rato. Luego dijimos de ver una peli o algo así.

Abrimos el sofá y pusimos una pelicula, se sentó a la derecha del todo Eva, luego yo, Marta y a la izquierda del todo Marcos. Mi mujer ya se había puesto cómoda, con un pantalón cortito y una camiseta blanca de tirantes sin sujetador, se la notaban los pezones perfectamente a través de la tela.

Empezamos a ver la película y al rato sacamos un par de mantas finas para taparnos un poco. No es que hiciera mucho frio pero ya sabéis como son las chicas. Con una mantita nos tapábamos Eva y yo y con la otra Marcos y mi mujer.

Al poco empecé a notar algo raro debajo de la manta de Marta y nuestro amigo, luego me di cuenta de que la colocación en el sofá no había sido casual, incluso la idea de sacar la manta tampoco, todo había sido planeado sutilmente por mi mujer.

Estábamos los 4 medio recostados en el sofá y yo miraba de reojo hacia la izquierda haber si notaba algo. Marcos había levantado un poco la pierna para que la manta quedara un poco separada de su entrepierna. Me pareció ver como la mano de mi mujer ya estaba por allí.

Ahora el que tuvo que levantar un poco la pierna fui yo, porque sino se iba a notar mi empalme a través de la fina manta.

Yo sabía que algo estaba pasando, luego Marta me dijo como al principio se estuvieron acariciando las manos, luego Marcos tocó los muslos de Marta y mi mujer le puso la mano sobre la pierna a Marcos, le estuvo rozando la pierna poco a poco con la mano hasta que fue llegando a su paquete, luego le estuvo sobando la polla a Marcos por encima del pantalón. Sin llegar a sacársela, solo apretando poco a poco la mano contra el bulto de Marcos, luego cogiéndole la polla a través del pantalón y apretando fuerte para luego soltar y volver a apretar. Notando como la polla de Marcos se deslizaba en su mano. Todo muy despacito.

Incluso ví como Marta se recostaba un poco sobre el hombro de Marcos, me dijo que él la empezó a tocar las tetas por encima de la camiseta. Mi mujer se dejó hacer, ella seguía sobando muy suave el paquete de nuestro amigo.

Debieron estar así bastante tiempo por lo menos media hora, en los que Marcos estuvo tocando las tetas de Marta, en mi propia casa y delante de mi!! Luego cuando ya consideró que había tocado lo suficiente metió su mano por debajo de la camiseta para sentir el calor de las tetas de mi mujer a su antojo. La estuvo sobando las tetazas sin prisa, disfrutando del momento, sabiendo que todavía quedaba una hora de película.

Magreando las dos tetas de Marta que seguramente a esas alturas ya estaría con un buen calentón dejándose sobar como una zorra.

Luego me pareció escuchar que se desabrochaban un par de botones, según me dijo Marta que Marcos se liberó un poco del pantalón y el calzoncillo e hizo que asomara el capullo de su gorda polla por encima. Marta le estuvo pasando los dedos con suavidad por la zona del frenillo, muy despacio, arriba y abajo, mientras Marcos empezó a apretar con mas fuerza las tetas de Marta.

Le cogió la polla con el dedo gordo y el índice y le empezó a masturbar muy despacio. Una paja a dos dedos sobre el capullo de su polla, solo recorriendo esa pequeña distancia. Miré hacia Marcos y él me miró a mi, seguro que en ese momento se le debió poner mas dura.

Mi mujer le estaba haciendo una paja delante de mis narices.

Marta me dijo que Marcos estaba como loco intentando bajarse un poco mas el pantalón para liberar su polla del todo, pero así medio recostados en el sofá le costaba bastante.

Ahora había bajado su mano hasta frotar el coñito de mi mujer por encima del pantaloncito corto mientras mi mujer le seguía masturbando despacito con dos dedos.

Un par de veces mas miré hacia donde estaba Marcos, que ya ni se fijaba en la película, estaba con los ojos entreabiertos, disfrutando como un cabrón. Debió estar mi mujer mas de 45 minutos jugando con la polla de Marcos bajo la manta. Y Eva a mi lado la pobre sin enterarse de nada.

Luego Marta fue acelerando poco a poco la paja con los dos dedos, cada vez apretando mas fuerte, subiendo y bajando sobre su capullo, yo miré y se notaba un poquito la mano de mi mujer trabajando sobre la polla de Marcos. Éste intentó meter la mano por dentro del pantalón de Marta y llegó a tocar su empapado coño. A Marta se la escapó un leve gemido y luego intentó disimular con una tos y se inclinó hacia delante para coger un vaso de agua y beber un poco.

Cuando se volvió a recostar sobre Marcos y a taparse con la mantita ya no le dejó tocar mas su coñito a Marcos, pero éste volvió a subir la mano para jugar de nuevo con las tetas de Marta.

Me dijo mi mujer luego que fue subiendo el ritmo de la paja a dos dedos que le estaba haciendo, muy suave pero cada vez un poco mas rápido, Marta estaba apoyada sobre el hombro de Marcos, esté giró la cabeza sobre el oido de Marta que notaba la respiración de Marcos sobre su cara, cada vez la notaba mas acelerada, al ritmo que se movían sus dedos sobre la gorda polla de él y éste cada vez apretaba mas fuerte las tetas de Marta debajo de la manta.

Hasta que en un suspiro ahogado, su cuerpo se convulsionó y su polla se puso mas dura si cabe y empezó a palpitar expulsando el semen de sus huevos mientras los dedos de Marta seguían subiendo y bajando sobre su capullo hasta la mitad de su polla.

Se debió de pegar una corrida brutal, con aquella maravillosa y lenta paja que Marta le había hecho debajo de la manta.

Por un momento pensé que hubiera sucedido si Eva no hubiera estado allí, unas semanas mas tarde salí de dudas…pero eso ya es otra historia.

Marcos se levantó al baño, todavía quedaban unos 20 minutos o así de película. Miré a Marta y me sonrió, sacó la mano con la que había estado pajeando a Marcos y ví como había rastros de semen entre sus dedos.

Aquello me dió un morbo terrible, ahora Marta se recostó sobre mi, mirándome y se metió los dedos manchados de semen en la boca limpiándolos con su lengua mientras me seguía mirando. Tampoco es que tuviera mucho semen en los dedos, la mayor parte debía de haber caído sobre la tripa de Marcos.

Cuando terminó de limpiarse los dedos me tocó la polla por encima del pantalón para comprobar que ya estaba dura. Luego se fue de nuevo a su lugar del sillón.

A mi ya no se me quitó el empalme hasta que terminó la peli, luego nuestros amigos se fueron, a Marcos se le notaba toda la manchorra sobre la camiseta cuando salía de casa.

En cuanto salieron de casa fuimos como locos al sofá a echar un polvazo mientras Marta me contaba como le había hecho la paja a Marcos. Estaba muy mojada mi mujer, tenía las tetazas rojas del magreo de Marcos…yo me puse sobre ella, follándomela, intentando retrasar todo lo que pude mi orgasmo hasta que me corrí dentro de su coñito.

Joder que bueno, que manera de correrme y Marta bien abierta de piernas apretando mi culo para que se la metiera bien adentro. Menudo calentón nos habíamos pillado los dos. Que morbo nos daba todo aquello.

Lo que no me podía imaginar es lo que iba a pasar en las próximas semanas con Marcos…

........................................

Durante ese mes de Junio veía a Marta algo mas alterada de lo normal. Supongo que la difícil situación en el trabajo la estaba afectando. Ella seguía con el deporte, yendo al gimnasio y a clases de padel.

Era todo un espectáculo verla con esos vestiditos de padel, como la botaban las tetazas cuando jugaba, a mi se me llegó a poner dura alguna vez viendo como la miraban otros tíos cuando pasaban cerca de su pista.

Un sábado quedamos con los amigos para salir de fiesta y hablar un poco haber que íbamos a hacer al final con el viaje a primeros de Julio a Las Palmas y Fuerteventura. Al final se estaban rajando todos, ya solo quedábamos, Fran, Marta y yo, Eva también quería venir pero no podía cogerse tantos días de vacaciones en el trabajo, posiblemente se nos uniera a nosotros en Fuerteventura. Yo no lo veía muy claro lo de irnos los tres solos, nosotros dos y Fran, aunque Marta parecía encantada, por otra parte la amiguita de Fran, la francesita, como la llamábamos nosotros, parece que tampoco estaba entusiasmada, ella tampoco podía venir.

Una pena, porque no me hubiera importado ver a Monique en biquini todos esos dias, que buena estaba la zorra esa.

El mas afectado era Marcos que no podía venir porque le había surgido trabajo y no podía cogerse vacaciones esos días por la baja de un compañero, seguro que le hubiera encantado seguir haciendo de todo con mi mujer y mas en la playa, verla todos los días en biquini…

En cuanto a la relación con Fran desde la nochevieja parecía que la cosa se había enfriado un poco, sobre todo los juegos con Marta, no había vuelto a pasar nada entre ellos, coincidíamos menos con él, algún fin de semana , seguía con Monique, era algo mas serio que una follamiga pero tampoco era su novia formal…

Pues salimos de fiesta todo el grupete de amigos y después de la paja que mi mujer le había hecho a Marcos una semana atrás en el sofá de nuestra casa, pues éste seguramente iba a andar toda la noche detrás de Marta.

Mi mujer se había puesto un vestido de verano de un color clarito, con tirantes finos, un escote normal, donde se la veían parte de sus grandes tetas y la falda mas bien cortita, en los pies llevaba unas sandalias con unas tiras que se la subían hasta por encima de los tobillos.

Entramos a un bar, allí estuvo un rato mi mujer hablando con Fran y con Monique, como os he dicho desde la nochevieja Fran ya no salía tanto con nosotros, aunque le seguíamos viendo con frecuencia y en cuanto a su relación con Marta pues otra vez parecía que se volvían a llevar bien. Siempre se han llevado un poco como el perro y el gato a pesar de no ser pareja. La discusión de nochevieja fue una mas de las muchas que han tenido.

Nos conocemos desde hace muchos años y yo sabía las ganas que él tenía de follarse a Marta y el morbo que mi mujer le provocaba, es una de las pocas tías que se la resistido, pero yo sé como es Fran y sabía que tarde o temprano se la iba a intentar follar, a pesar de que fuera mi mujer o de que estuviera casada, si le surgía la oportunidad no la iba a desaprovechar.

La noche transcurrió con normalidad, unas copas, buena música, la gente poco a poco se fue despidiendo y al final quedamos los 4 de siempre, Eva, Marcos, Marta y yo, a mi no me hubiera importado irme para casa, pero llevarme a casa a Marta después de que se haya tomado dos copitas es bastante difícil.

Nos fuimos a otro garito, Marta iba delante con Eva y yo iba hablando detrás con Marcos. Entramos los 4 a un bar que suele estar abarrotado de gente…a mi me agobia bastante, porque hace mucho calor, las chicas encima se metieron hasta el fondo del bar.

Cuando llegaron Marta y Marcos se fueron a pedir y yo me quedé hablando con Eva. Tengo que reconocer que la mejor amiga de mi mujer cada vez me daba mas morbo, es algo mayor que nosotros, bajita, de cara normal ni fea ni guapa, ahora llevaba el pelo rubio y melena corta por encima del hombro, tetas también muy grandes y buenos muslos, igual que Marcos era el soltero del grupo, ella era la solterona del grupo, aunque yo cada vez la veía mejor y se iba poniendo modelitos cada vez mas provocativos también. En el grupo les hemos intentado emparejas entre ellos a Eva y Marcos mas de una vez, pero Eva no quiere nada con nuestro amigo.

Tengo que reconocer que me he hecho varias pajas pensando en ella, ese cuerpecito pequeño pero compacto y esas buenas tetas como mi mujer…

Por un momento llegué a olvidarme de Marta y Marcos, al rato vinieron con las copas, yo como encima tenía que llevar el coche no podía beber nada. Me separé un poco con mi mujer…

- que tal, ya habéis hecho algo?, la dije…tocándola el culito por encima del fino vestido de verano…

- ya estás cariño?, te apetece hoy?...seguro que sí…vaya cosas tengo, tranquilo que ha estado pegado detrás de mi mientras estábamos pidiendo en la barra, me ha dicho que le encantó lo que pasó el otro dia en el sillón de casa, que podemos repetir cuando quiera…mientras me decía esto al oido, he notado su paquete contra mi culo…

- que zorra eres!!!

Me apoyé contra la pared y mi mujer se puso delante de mi, la agarré de la cintura y nos pusimos a besarnos como si fuéramos quinceañeros, la puse bien las manos sobre el culo para que todo el que pasara viera bien como se dejaba sobar mi mujer…

- Hoy tengo una idea…no sé si querrás…me dijo Marta

- En que estás pensando?...

- Me apetece hacerlo en el coche…pero…teniendo compañía…

- Compañía?...quieres que venga algún mirón?...

- No…quiero follar…delante de Marcos…ehhh …quiero que follemos en el coche y que él esté dentro con nosotros, que nos vea como lo hacemos…te apetece? Se me ha ocurrido y me apetece un montón…no sé…es una idea…

Yo no sé ni que decir, mi polla ha hablado por mi. Se me ha puesto la polla muy dura ante la propuesta de Marta. Por un momento me imagino la escena, pero analizo los riesgos que conlleva, los tres en el coche, es un espacio muy pequeño, puede pasar cualquier cosa.

Mi polla se pone mas dura todavía.

La voz de Marta me saca de mis pensamientos, la sigo teniendo agarrada de la cintura…

- que me dices?...me pregunta ansiosa Marta…justo cuando viene Eva hacia nosotros a decirnos algo…

Marta se va con ella, pero antes me dice al oido de manera sensual…

- piénsalo cariño…no veas lo caliente que estoy…seguro que lo pasamos bien…

Vaya giro inesperado que ha dado la noche, me he puesto nervioso y excitado a partes iguales, otra vez esa maravillosa sensación de cosquilleo en mi estomago y en la polla, no sé ni que canción esta sonando, cada vez hace mas calor en el maldito bar, o eso me parece a mi. No puedo pensar bien.

Las que si parecen conocer bien la canción son Marta y Eva que bailan botando como dos locas, joder menudo bamboleo de tetas, sobre todo las de Marta que con ese fino vestido de verano apenas la sujeta nada. Sus tetazas parece que se le van a salir por cualquier sitio. Como se agarran entre ellas, casi rozando sus tetas, calentando al personal como solo dos tías saben hacer.

Al otro lado está Marcos mirando la escena con una copa en la mano, cada vez le veo mas gordito, con la camisa desabrochada y una pequeña mancha de alcohol en ella. Mira la copa, mueve los hielos y vuelve a mirar hacia donde está mi mujer y Eva bailando.

Si supiera lo que tiene en mente mi mujer para esa noche no estaría tan tranquilo. Ni se lo imagina.

Las chicas siguen bailando, ya hay un grupo de tíos detrás de ellas viéndolas bailar, las miran y comentan cosas entre ellos, eso me da mucho morbo. Que miren y hablen de mi mujer mientras la observan con deseo.

Viene Marta donde estoy yo y me da un morreo, pongo mis manos sobre sus caderas, nos enrollamos un poco otra vez. Pienso que la idea que tenía en su cabeza se ha esfumado. Seguramente terminemos follando en casa mientras fantaseamos con Marcos o cualquier otra cosa, pero Marta me saca de mis pensamientos, me dice al oido…

- que tal? Que has decidido?...

- no sé Marta…lo que tu quieras…

- no quieres que Marcos nos vea follar?...venga quiero que lo decidas tu, dime que quieres que nos vea, seguramente se saque la polla mientras lo hacemos, a mi no me importaría…es mas…quiero que lo haga…quiero que echemos un buen polvo delante de él…

Y sin esperar mi decisión se da la vuelta y se pone a hablar con Marcos. Me vuelve a dejar con la polla dura. Muy dura. Voy a hacer lo que Marta quiera. Estoy tan excitado que ni puedo ni quiero llevarla la contraria.

Le estará diciendo algo a Marcos de lo que pretende?

Eva también esta hablando con ellos, me acerco y estamos los 4 hablando un rato. Cuando decidimos irnos, Marcos parece que está algo decepcionado, esa noche apenas ha tocado a mi mujer, no la ha podido meter mano como a él le gusta. Yo todavía no sé si realmente va a pasar algo con Marcos.

Cojo el coche, Marta se sienta delante conmigo, llevamos a Eva a casa y finalmente nos quedamos los tres, Marcos sentado en el asiento de atrás. En cuanto dejamos a Eva, Marta sale del coche y se despide de la amiga dándola dos besos, la vemos que entra en su casa y acto seguido Marta se sienta en el asiento de atrás con Marcos sin decir nada.

Yo me quedo alucinado.

Marta se pone a su lado…

- hola…le dice acercando su cara a la de Marcos

- hola…contesta él dejándose hacer.

Arranco el coche sin saber ni que hacer ni a donde ir. Al minuto cuando me giro ya se están comiendo la boca en mis narices, Marta le ha puesto una pierna por encima, se la ha subido un poco el vestido y la veo toda la pierna, Marcos esta acariciando su muslo y luego sube la mano hasta tocarla las tetazas por encima del vestido.

Yo decido ir al sitio que alguna vez vamos a follar en el coche, por lo menos es un sitio oscuro y apartado. Estoy excitado terriblemente, pongo el espejo retrovisor del centro apuntando hacia ellos, estoy mas pendiente del espejo que de la carretera.

Joder mi mujer, como se morrea con él, se meten la lengua, se deja sobar las tetas y el culo como una puta. Y yo su cornudo sumiso llevándoles en coche.

Como se ha dado la vuelta el plan. No iba a follar yo con mi mujer delante de él? Además tampoco la había dicho que si a su plan. Pero ella ya ha decidido por mi. No pinta muy bien la cosa, a este paso voy a ser yo el que les vea follar a ellos. Pero eso no es lo peor. Además en ese momento veo con claridad desde el morbo, la excitación y el cosquilleo en el estomago y en la polla que llevo que no voy a hacer nada. Pueden hacer lo que quieran.

Si mi mujer quiere ponerse a cuatro patas y Marcos detrás de ella metiendo su polla hasta los huevos no voy a hacer ni a decir nada. Voy a mirar. Y seguramente no tenga ni que sacarme la polla para correrme encima.

Justo en ese momento llegamos …y aparco en la oscuridad. Paro el coche. Me giro y les veo como se siguen enrollando. Marta se da cuenta de que ya hemos llegado.

- por hoy ya vale…me voy delante con mi marido…quieres vernos follar? mientras puedes hacerte una paja si quieres...le dice mientras le frota la polla por encima del pantalón…

Marcos se queda con una cara que no sé muy bien como definir. Hasta yo me siento un poco decepcionado, no me hubiera importado ser yo el que mira. Tengo la polla a punto de reventar el pantalón.

Marta sale del coche y me abre la puerta del conductor. Me pide que eche el asiento hacia atrás, se quita las braguitas y después entra al coche con ellas en la mano y se pone encima de mi. Cerramos el coche. Ya está todo preparado. Se tira a comerme la boca como una loba. Noto lo cachonda que está. La cojo por la cintura mientras Marta se mueve sobre mi, echo el vestido hacia arriba y dejo sus muslos desnudos. Quiero que Marcos los vea. Aprieto sus tetas con las dos manos, la beso el cuello y vuelvo a bajar las manos y las pongo sobre su culo. Ella sigue frotándose sobre mi moviendo sus caderas.

Nuestras respiraciones cada vez son mas aceleradas. Marta se echa un poco hacia atrás intentando desabrocharme el pantalón…

- no puedo esperar mas…vamos métemela!!!, me dice justo en el momento que mi polla sale del pantalón…


Marta me sujeta la polla y ella misma se la coloca a la entrada del coño, buscando desesperadamente metérsela dentro. En ese momento me acuerdo de Marcos. Miro por el espejo retrovisor y le veo que se acaba de desabrochar el pantalón.

Mi mujer se deja caer y mi polla se desliza con mucha facilidad en su interior mientras yo sigo con las manos en su culo, abriendo sus nalgas para facilitar la penetración. El gemido de Marta es tremendo. Estoy terriblemente excitado. No creo que aguante mucho sin correrme.

Vuelvo a mirar por el espejo a Marcos…ya se ha sacado su gorda polla y se la sujeta con una mano, nuestras miradas se cruzan en el espejo…

Sigo con las manos sobre el culo de mi mujer, noto como se levanta y se deja caer sobre mi polla, moviendo sus caderas despacio y apretando el músculo de su coño contra mi rabo.

Subo las manos hacia sus tetazas y se las aprieto, se las estrujo, las junto la una contra la otra, Marta cierra los ojos suspirando mientras me sigue follando despacito…ella misma se baja los tirantes del vestidito de verano, en un momento se echa las manos hacia atrás y se desabrocha el sujetador.

Sus inmensas tetas lucen poderosas delante de mi cara!!!

Ella misma se las toca y con una cara de vicio tremenda mira hacia Marcos y a la vez que se soba las tetas le dice jadeando…

- te gustan? ummm...te gustan mis tetas?


Me sigue follando Marta mientras sigue mirando hacia donde está Marcos. Miro de nuevo por el espejo y Marcos se está meneando la polla muy despacio. Está apoyado contra el asiento de atrás con las piernas algo abiertas y cruzando la mirada con la de mi mujer.

Vuelvo a mirar su polla gorda una última vez antes de volver con mi mujer.

Me tiro directo a comer sus tetas, ella me aprieta la cara contra sus pechos, me sigue follando, subiendo y bajando, apretando mi cabeza contra sus pezones y luego restregando sus tetas por toda mi cara.

- que dura la tienes, dice Marta…

Yo no sé si me lo dice a mi o se lo está diciendo a Marcos, pongo las manos en sus caderas, sobre su vestido arrugado, notando como me sigue follando. Me pone las manos sobre los hombros y comienza a mirarme a la vez que aumenta el ritmo con el que me folla. Me mira con cara de puta a la vez que se muerde el labio.

Joder no voy a poder aguantar mucho mas!!!

Otra vez ella mira hacia donde está Marcos y aumenta el ritmo con el que me folla. Miro por el espejo y Marcos ha levantado un poco sus caderas como queriendo mostrar su polla en todo su esplendor a mi mujer. Se la sigue meneando muy despacio. Está disfrutando del momento. Por primera vez dice algo…

- enséñame las tetas Marta, por favor, enséñamelas otra vez!!!!

- Ven aquí…le dice mi mujer

Marta apoya sus manos en mis rodillas echándose un pelín hacia atrás. Sus tetazas lucen poderosas delante de mi. Y también de Marcos que se ha inclinado ahora hacia delante.

- quieres tocármelas?...no te preocupes por Luis, a él no le importa…

La mano de Marcos pasa por delante de mi y se posa sobre una de las tetas de Marta, luego sobre la otra. Mi mujer me sigue follando y aumenta el ritmo de sus gemidos cuando nuestro amigo la soba las tetas.

No os podéis imaginar lo que se siente al ver la mano de Marcos tocando las tetas de Marta delante de mis narices.

El cosquilleo con el que llevo un buen rato en mi estómago baja hacia mi polla y después a mis huevos…

Jadeando y en voz bajita la digo a Marta

- ummmm me voy a correr, me voy a correr!!!!!

- Ves?...ya te lo dije…no solo no le importa sino que le encanta…ven…dame un beso delante de él, haz que se corra!!! Cómeme la boca!!! …ven…le dice a Marcos…

Éste se inclina hacia delante pasando sus brazos por delante de los asientos delanteros y mientras mi mujer me sigue follando moviéndose sobre mi Marcos la sujeta por el brazo y se ponen a morrearse delante de mi.

Yo me echo un poco hacia atrás en el asiento para verlo mejor, con la mano izquierda Marcos la soba las tetas y con la derecha la sujeta por el brazo, escucho los muerdos que se están dando en mis narices. Veo como sus lenguas se meten en la boca del otro.

Las pintas de puta de Marta son tremendas, con el vestido enrollado en la cintura, dejándose sobar las tetazas, comiéndose la boca con él a la vez que se mueve sobre mi polla jadeando y cerrando los ojos en una cara de placer tremenda…sacando la lengua buscando encontrar la lengua de Marcos…

- dame tu polla, dame tu polla Marcos!!!! dice Marta con una voz de excitación increíble

Marcos intenta pasar un poco su cuerpo gordo entre los asientos, sacando la cadera, su polla queda sobre mi pierna.Marta le coge la polla dura y me golpea con ella en la pierna y un poco en el costado

- la tiene dura eh cariño? Has visto que polla tiene?? Quieres tocársela???...dice Marta

- oye déjate de tonterías, le dice Marcos…paso de eso…

Yo estoy a punto de correrme, ya no aguanto más. Marta me sigue follando a un ritmo medio y sigue pajeando a Marcos delante de mi, cogiendo su polla y dando con ella golpecitos en mi cuerpo.

- shhhhh, cierra los ojos, le dice Marta gimiendo y volviéndose a comer la boca con Marcos…deja que mi marido te coja la polla…por favor…


Marcos ya también con un calentón tremendo no dice nada más y lo siguiente que noto es la mano de mi mujer guiando mi mano a la polla de Marcos. Yo no sé ya ni donde estoy.

Cuando me quiero dar cuenta tengo la erecta y gorda polla de Marcos en la mano!!!

La leche sale irrefrenablemente de mis huevos y sube a toda velocidad por mi polla. Marta con los ojos entreabiertos por el placer esboza una leve sonrisa a la vez, sabe que me estoy corriendo dentro de ella.

Yo cierro los ojos y abriendo la boca para coger aire me dejo llevar por un orgasmo tremendo mientras muevo mi mano sobre la polla de Marcos, dándole 4 o 5 sacudidas, pajeando a mi amigo!!!! Cuando termino de correrme, le suelto la polla como si me hubiera dado un calambre y a la vez me siento avergonzado por lo que acabo de hacer.

Después de correrme Marta sigue sobre mi, mi polla se va deshinchando dentro de ella, Marta me da un beso en la boca…

- te ha gustado cariño?...no hace falta que me contestes…jajaja…ya lo he visto…

Vuelve a coger la polla de Marcos y empieza a meneársela a una buena velocidad, la polla de Marcos también parece que está a punto de reventar, él sigue un poco inclinado lateralmente hacia nosotros entre los dos asientos…

- ahora quiero que te corras sobre mi marido!!!!!

- Venga Marta, para ya, digo yo, que se me ha pasado el calentón después de haberme corrido…


Ahora el que no dice nada es Marcos, está a punto de correrse, las tetazas de mi mujer se bambolean al ritmo que le menea la polla a nuestro amigo, yo otra vez protesto…

- Marta venga para ya…de verdad, por favor!!!

La polla de Marcos apunta hacia mi cuerpo preocupantemente, menudo pajote le está haciendo…

- quieres correrte sobre Luis verdad? Venga échaselo encima a mi marido!!!!! Córrete!!!!!!!!!!!

La imagen es tremenda, Marta sobre mi, con sus tetas moviéndose al ritmo que menea la polla de Marcos, le mira fijamente la gruesa polla de nuestro amigo buscando como sale su leche hacia mi, la tengo a escasos centímetros de mi cuerpo.Yo no sé ni donde poner las manos ni hacia donde mirar, solo quiero que termine todo aquello. La voz de Marcos me saca de mis pensamientos…

- Marta quiero hacerlo contigo…quiero follarte ahora!!!

- Shhh, tranquilo, hoy solo quiero que te corras encima de nosotros…ya veremos otro dia…

En ese momento me siento como si no pintara nada, solo soy un cuerpo hacia el que su mujer apunta una polla para que se corra sobre él. La paja que le está haciendo mi mujer es tremenda.

Unos segundos mas tarde, en esa postura extraña en la que está Marcos, entre los dos asientos delanteros, tensa sus caderas hacia mi y mientras mi mujer le sigue pajeando suelta un gemido enorme…

- me corroooooooo!!!!!!!!!!!!! Siiiiiiiiiii!!!!!!!!!!!!!!!! Me corrooooooooooo!!!!

- Ven aquí, ven aquiiiii!!! Le dice Marta…

Su polla queda entre el pecho mío y las tetas de mi mujer, su gorda polla se hincha mas si cabe y un primer disparo de semen me impacta contra el costado…

- toma cabrónnnn, tomaaaaaaaa, te gustaaaa?, me dice Marcos

- eso es córrete así, córrete encima de él…así…correte!!!!

Marta le empieza a menear la polla en todas las direcciones y su semen sale por todos los sitios mojando las tetas de ella, nuestras piernas, mi estómago…la corrida es tremenda…

Marcos se desencaja como puede de los asientos y se deja caer jadeando en el asiento de atrás. Marta sigue encima de mi. Me mira a la cara y luego nos miramos los cuerpos. Estamos bañados de la corrida de Marcos.

Cuando Marta se quita de encima de mi, para volver a su asiento se encuentra una sorpresa.

Mi polla vuelve a estar con una erección tremenda!!!

Me mira y se ríe, con la mirada me dice que en cuanto lleguemos a casa vamos a echar otro buen polvazo…


En ese momento me doy cuenta de que nos acabamos de comprar un nuevo juguete sexual. No lleva pilas y pesa 100 kilos. Se llama Marcos.

........................................

Después de aquella experiencia con Marcos en el coche sabía que no iba a ser la última vez, pero no sabía muy bien hacia donde iba todo aquello. Bueno yo creo que ni Marta ni Marcos lo sabían.

Era un juego muy morboso y excitante.

Menuda semana nos pegamos follando y recordando lo sucedido, yo por mi parte estaba excitado y avergonzado a partes iguales sobre todo por el tema de tocar la polla a otro tío. A mi no me gustan los chicos, eso lo tengo claro, es mas, me ponen casi todas las tías, pero el morbo de tocar otra polla, sobre todo con Marta delante, sentir ese trozo caliente de carne en mis manos, me había proporcionado un calentón brutal…y Marta lo sabía…

Yo siempre he tenido esa pequeña fantasía de pajear a otro tío y hacer que se corra, pero era solo eso, una fantasía, sin besos, ni mamadas ni nada de eso, solo una paja hasta hacer que se corriera.

Marta ya me conocía muy bien, sabe que eso me daba mucho morbo y yo creo que a ella también. Durante esa semana follábamos y me decía toda clase de cosas..

- te gusta la polla de Marcos eh?...la tenía gorda?... te ha gustado tocársela?.... la próxima vez voy a hacer que le cojas la polla y se la menees bien delante de mi… o prefieres chupársela?...quieres ver como chupo ese pollón?...me gusta así de gorda, es mucho mas gorda y se le pone mas dura que a ti…

Me estuvo martirizando toda la semana con todas esas frases, estábamos insaciables los dos, follando nada más despertarnos, por la tarde, por la noche. Era increible. El sábado habíamos quedado todos los amigos para salir a tomar algo. El viernes nos lo tomamos de descanso, viendo una película tranquilamente en casa, mi polla ya no daba mas de sí.

Quedamos todos los amigos el sábado, ya dejamos cerrado el tema del viaje a Gran Canaria a primeros de Julio. Al final solo íbamos Fran, Marta y yo y luego unos días a Fuerteventura se nos unía Eva.

Ese viaje me preocupaba sobre manera a la par que me excitaba, íbamos a estar casi una semana a solas con Fran, en la playa, calor…no habíamos hablado mucho de eso, pero yo sé que Marta estaba algo alterada con el viaje y la posibilidad de poder zorrear con Fran con toda tranquilidad delante de mi y sin que ningún conocido nos molestase. Quizás estuviera pagando toda esa excitación acumulada con Marcos, o quizás es que ya estuviera tan suelta que le daba todo igual, si era Fran, Marcos u otro cualquiera con el que poder zorrear a su antojo.

Ella ya sabía que yo no iba a protestar. Me tenía en sus manos.

Aquella noche Marta iba normalita, ya empezaba a estar muy morena de piel, enseguida se pone morena, se había puesto unos shorts de tela azul claritos, no eran muy ajustados ni muy cortos, eran mas bien elegantes, arriba llevaba una camiseta blanca de tirantes con un buen escote y unas sandalias en los pies.

Lo mas llamativo era el escote que llevaba, sus inmensas tetas se veían increíbles en aquella camiseta simple de tirantes.

Estuvimos como siempre en varios garitos, Marta estuvo hablando con Fran, sobre todo haber que íbamos a hacer aquellos dias en las islas, pero tampoco hicieron nada, Monique, la amiga de Fran estaba delante y yo notaba como miraba a mi mujer y llegaba a sentir celos por ella.

Marcos como siempre estaba tranquilo, con sus copas, sus gracias, esperando su oportunidad, yo no había hablado nada con él esa noche, estaba algo cortado por lo que había pasado el fin de semana anterior en mi coche, no sabía muy bien que es lo que le tenía que decir. O de que hablar con él.

Pero claro después de toda la semana follando con mi mujer y hablando de él, tenía un pequeño cosquilleo en el estómago, en el fondo es como si quisiera que pasara algo con él y mi mujer.

La gente empezó a irse para casa y al final había pasado la noche sin que pasara nada importante. Yo me ofrecí a llevar a Eva y Marcos en el coche para casa. Cuando dejamos a Eva ya estábamos los tres solos.

Se hizo un tenso silencio en el coche. Yo creo que los tres deseábamos que pasara algo, pero era como que había que romper el hielo. Al final fue Marcos el que habló…

- oyes Luis te importa dejarme en la discoteca…que voy a tomarme la última?


Hay una disco, quizás la mas grande de la ciudad que casi nos pilla de paso a su casa, realmente no me sorprendió que me lo pidiera porque yo sé que Marcos muchas veces que ha vuelto andando a su casa se ha metido en la disco a tomarse alguna copa, además tiene otro grupete de amigos y suele coincidir con ellos allí.

Marta fue todo el camino sin decir nada, cuando llegamos y dejamos a Marcos fui yo el que dijo…

- oye Marta te apetece que entremos nosotros también?

- Por mi encantada…dijo ella

Al que parece que se le iluminó la cara fue a Marcos, aparqué el coche y entramos los tres en la disco. Marcos enseguida se encontró con dos amigos, nosotros les conocíamos de vista solo, les saludamos y nos fuimos los 5 a la barra del bar a pedir algo. Yo coca-cola por supuesto que llevaba el coche y además quería estar bien despierto por lo que pudiera pasar.

No tardaron Marta y Marcos en empezar a hablarse al oído y reirse juntos en la oscuridad de la discoteca. Cada vez les veía mas pegados, las tetazas de Marta ya empezaban a frotar los brazos y el cuerpo de nuestro amigo.

Ya le estaba calentando.

Dijeron que se iban a echar un baile y Marcos cogió a mi mujer por la cintura delante de mi y de sus dos amigos. Aquello me empezó a dar un morbazo tremendo. Mi polla comenzó a reaccionar. No tardaron mucho en venir de nuevo a donde estábamos nosotros. Luego para mi sorpresa Marta salió a bailar con uno de los amigos de Marcos, éste no estaba tan suelto con mi mujer como Marcos pero seguro que le estaba encantando estar tan pegado de una tia tan maciza como mi mujer.

Las tetas de Marta botaban escandalosamente con cada movimiento que hacía, esto no pasó desapercibido ni para el chico que estaba bailando con ella ni para los tres que estábamos en la barra. Marcos y su otro amigo se miraron como diciendo, joder que peras tiene la zorra esa, como se la mueven…yo me di cuenta del detalle.

Me vuelve loco que miren a mi mujer y la vean como una putita, incluso que hablen de ella o cuando se ponen tios detrás mientras baila y yo veo como la miran el cuerpo o luego comentan entre ellos mirando hacia mi mujer. Marta no pasa desapercibida con 1,70 y esas tetazas y la manera de moverse mientras baila…

Volvieron donde estábamos nosotros, yo como siempre me puse a hablar con los dos chicos para dejar a Marta que estuviera a solas con Marcos.

No se de que estarían hablando pero se les veía muy juntos y Marta negaba con la cabeza.

Sospechosamente ya no veía la mano de Marcos, la tenía por detrás de Marta. El muy cabrón ya empezaba a sobarla el culo. Luego según me dijo Marta metió la mano por dentro del pantaloncito corto de vestir que no le quedaba a Marta muy ajustado y allí estuvo tocando a su antojo el culito de mi mujer por encima de las braguitas.

Según me dijo Marta durante ese rato a solas Marcos la dijo que tenía muchas ganas de follársela y que le parecía increíble todo lo que habían hecho y mas delante de mi, pero que también le apetecía estar a solas con ella. Marta le preguntó que es lo que mas le había gustado de todo y él le dijo que la mamada el dia de nochevieja en el almacén.

Antes de separarse de él y mientras éste la seguía tocando el culo Marta le dijo…

- te apetece venirte a casa y te hago una mamada delante de mi marido?

Luego se separó y vino hacia donde estaba yo. Ahí fue cuando Marta me lo dijo al oido…

- prepárate que nos vamos a ir ya…le he dicho a Marcos que me apetece que venga a casa con nosotros…

Yo fui a decir algo, pero Marta no me dejo…

- shhhh calla, se la voy a chupar delante de ti, tengo muchas ganas de hacerlo y además quiero que lo veas…

- pero…

- donde prefieres que lo haga, en nuestra cama o en el sofa?...dijo sonriendo

- Marta no se si es buena idea que venga a casa…

- Claro que si…ya la tienes dura verdad? …Jajaja…con un poco de suerte hasta te dejo que le vuelvas tocar la polla…

- Marta no…hoy no!!!

No sé porque me negaba, en el fondo deseaba todo aquello, intentaba resistirme inútilmente, además ella tenía razón, tenia la polla dura. Bueno dura no, de estas erecciones que te duele la polla de lo apretada que la llevas contra el pantalón…

- hoy si cariño...le voy a hacer una mamada que no la vas a olvidar en tu vida, le voy a chupar la polla a nuestro mejor amigo en casa y tu lo vas a ver, donde prefieres que se me corra? …en las tetas o en la cara?...mientras decía esto me puso una cara de viciosa tremenda

Al momento vino Marcos y Marta le hizo un gesto como que nos íbamos para casa, yo sin decir nada salí detrás de ellos, cuando salíamos hacia fuera mi mujer me preguntó delante de él…

- quieres que me ponga con él en el asiento de atrás mientras nos llevas a casa?

Ninguno de los dos esperó una respuesta por mi parte, solo escuché unas risitas y como se cogían de la cintura como si fueran dos novios. Yo iba detrás viéndolo todo, andando tras ellos, Marcos iba sobando el culo de mi mujer sin cortarse un pelo.

Y yo detrás sin decir nada. Con un empalme de caballo.

Abrí el coche y ya se pusieron en el asiento de atrás a lo suyo, a morrearse salvajemente y a tocarse como si fuera la última noche de su vida. Marcos tocaba sus tetazas por encima de la camiseta y la frotaba el coño por encima del pantaloncito.

Marta cerraba los ojos del calentón que tenía dejándose hacer, cada vez mas abierta de piernas en el asiento de atrás y buscando la boca de él para entrelazar sus lenguas.

Yo me toqué la polla por encima del pantalón un poco, no lo pude resistir, en el siguiente semáforo apagué la radio para oir los gemidos de Marta. Me giré y Marcos estaba como un loco chupando los pezones de mi mujer. Ya le había subido la camiseta hacia arriba. Con la otra mano la estaba desabrochando el pantaloncito.

Se me estaba empezando a parecer normal que se lo montaran en el asiento de atrás.

Ellos era como si estuvieran toda la vida haciéndolo, cuando volví a mirar hacia atrás por los gemidos de mi mujer la imagen fue espectacular…

Marta estaba espatarrada, bien abierta de piernas, con la camiseta subida por encima de las tetas que lucían espectaculares y Marcos había metido su mano por dentro de las braguitas frotando su coñito a buena velocidad.

Mi mirada se cruzó con la de mi mujer que estaba completamente acalorada y dejándose hacer como una puta. Luego fue Marcos el que me miró como diciendo has visto lo que le estoy haciendo a tu mujercita?, la tengo bien abierta de patas y se deja sobar como una cualquiera…

Me pareció increible que de lo calientes que estábamos mi mujer y yo parecía que el que tenía el control de la situación era Marcos.

Les avisé de que íbamos a entrar en el garaje, Marta se seguía dejando frotar el coño y le tocaba la polla por encima del pantalón a nuestro amigo. Se recompuso un poco bajándose la camiseta, cerrando las piernas y abrochándose el pantaloncito. Todavía antes de bajarnos del coche le sobó la polla por encima del pantalón una vez, se notaba que se moría por tener aquella polla para ella. Se dieron un último muerdo.

Cogimos el ascensor y allí se besaron otra vez mientras Marcos sobaba las tetas de mi mujer apretándoselas por encima de la camiseta. Hacía con mi mujer lo que quería y ella no le negaba nada.

Es uno de los días que mas cachonda la he visto a Marta…

Yo nervioso abrí la puerta de casa, ellos estaban tan impacientes que no se pudieron ni aguantar, mientras abría ellos estaban apoyados en la pared besándose, yo escuchaba sus respiraciones aceleradas…

Luego entramos los tres en casa, ellos sin dejar de besarse fueron directos al sofá del salón…

Yo me dirigí a la cocina a beber un vaso de agua, iba con una mezcla de nervios y excitación a partes iguales. Abrí el congelador y saqué hielos en un vaso. Cogí tres vasos de tubo y me fui para el salón. No tenía prisa por llegar, a saber que es lo que me iba a encontrar.

Cuando entré en el salón Marcos y mi mujer se estaban enrollando en el sofá, mi mujer ya no tenía la parte de arriba, ni camiseta ni el sujetador, Marcos la sobaba las tetazas mientras se comían la boca.

Abrí el mueble bar y saqué algo de bebida para prepararme una copa, como un gilipollas con los tres vasos en la mano les pregunté…

- vais a tomar algo?...

Pero ni me contestaron, ellos siguieron a lo suyo mientras yo totalmente empalmado me preparaba una copa sin poder dejar de mirarlos viendo como se magreaban y se besaban de manera intensa.

Me senté en el chase long de la izquierda con la copa en la mano, en ese momento casi hasta me dí vergüenza de mi mismo, pero es que a la vez estaba tan terriblemente excitado que es difícil de explicar con palabras.

Marcos estaba chupando las tetazas de mi mujer como si nunca hubiera visto unas tetas. Que manera de tocárselas, de lamer los pezones, metiendo la cabeza entre sus ubres, Marta le sujetaba de la cabeza y le dejaba hacer, sus suspiros cada vez eran mas altos, empezaban ya a ser gemidos.

Nuestro amigo abrió su pantaloncito y sin dejar de chupar sus tetas metió la mano dentro, empezó de nuevo a masturbar a Marta, ésta se abrió un poco de piernas facilitando que entraran mejor los dedos de Marcos en su coño.

Menuda imagen, mi mujer casi desnuda en el sofá de casa bien abierta de piernas dejándose pajear.

En ese momento nos miramos, la cara de morbo de mi mujer era tremenda, intentó durante unos segundos aguantarme la mirada, pero cuando Marcos empezó a acelerar el movimiento de los dedos en su coño Marta cerró los ojos y se puso a jadear mas alto, abandonándose al dedo que le estaban haciendo.

El que ya debía de estar como una moto era Marcos que quitó el pantaloncito de mi mujer y la dejó en braguitas. Luego se miraron y Marcos tiró de las bragas de mi mujer hacia abajo muy lentamente, mirándola como pidiendo permiso para hacerlo.

Marta no dijo nada, solo levantó las caderas y se dejó quitar las braguitas.

En cuanto la tuvo desnuda y abierta de piernas Marcos volvió a meter un par de dedos en su coño, ahora podía verlo perfectamente, incluso entre los gemidos de Marta oía el chapoteo de los dedos de él en el empapado coño de mi mujer.

Mientras la masturbaba se comían la boca y luego Marcos bajaba hasta sus tetas, así alternativamente, me encantaba ver como se bamboleaban las tetazas de Marta cuando Marcos la metía los dedos con fuerza en el coño haciendo que mi mujer moviera las caderas como una posesa.

Yo por mi parte ni me atrevía a sacarme la polla, viendo todo aquello sabía que sin tocármela ya estaba a punto de correrme. Cuando me quise dar cuenta ya me había terminado la copa. No me terminaba de creer lo que estaba viendo. Necesitaba otra copa, me levanté a prepararla.

Cuando volví a sentarme Marcos estaba de rodillas en el suelo y mi mujer abierta de piernas con el culo al final del sofá. Se iba a dejar comer el coño delante de mi. Marcos puso las manos en la cara interna de sus muslos abriendo mas las piernas de Marta y hundió la cabeza en su coño dando un primer lametón. Luego metió la lengua en el agujero de su coñito y se puso a chupar toda su rajita de arriba debajo de vez en cuando introduciendo la lengua en su agujerito.

Luego Marcos se quedó mirando su coño mientras se limpiaba la boca llena de saliva y juegos de mi mujer….

- joder que mojada estás!!!!... fue lo único que dijo antes de que mi mujer le cogiera de la cabeza para volvérsela a aprisionar contra su coño.

En ese momento viendo la cara de mi mujer, como subían la intensidad de sus gemidos y como se dejaba comer el coño supe que estaba a punto de correrse. Marcos tampoco tuvo que esmerarse mucho, la excitación que llevaba mi mujer le iba a proporcionar una de sus mejores corridas.

Marcos metió dos dedos en su coño y se puso a chupar el clítoris mientras metía y sacaba los dedos cada vez mas rápido. Marta ya gemía y movía las caderas de una manera descontrolada abandonándose al orgasmo.

Cogió fuerte de la cabeza a Marcos y aprisionándola contra su coño levantó las caderas para empezar a correrse de una manera bestial.

Yo no creo que conmigo haya llegado a un orgasmo así, sus gemidos debieron oirse en todo el edificio. No paraba de correrse, debió estar casi un minuto corriéndose mientras movía furiosa las caderas contra la boca de nuestro amigo.

Cuando terminó se dejó caer en el sofá todavía recuperando la respiración, en ese momento Marcos me miró con la cara mojada de los jugos del coño de mi mujer, se puso de pies y se sentó al lado de Marta, ésta le vió y le dió un pequeño pico como dos enamorados…

- ummm que bueno…le dijo mi mujer, luego miró hacia donde estaba yo…te ha gustado cariño?...que a gusto me he quedado…me dijo la muy puta todavía recuperando la respiración…

- ahora me toca a mi, no?...dijo Marcos desabrochándose el pantalón…

Marta le tocó el paquete por encima y le dió otro pico, luego otro, luego un pequeño beso, luego un muerdo, le metió la lengua en la boca y le terminó sacando la gruesa polla del pantalón que por cierto estaba bastante dura.

Marcos estaba a mi derecha y mi mujer a la derecha de Marcos, le cogió la polla y mirándome a mi le empezó a pajear despacito. Él no se había quitado ni la camiseta y tenia el pantalón y los calzones por las rodillas.

Allí estaba mi mujer completamente desnuda haciéndole una paja a Marcos, con toda la lentitud del mundo, mirándome a mi y luego besándose con Marcos que de nuevo sobaba las tetazas de Marta mientras se dejaba pajear

- que buena estás Marta, que buena estás!!! decía Marcos…

- tu no te sacas la polla cariño?, me dijo Marta mirándome sin dejar de acariciar el miembro de nuestro amigo.


Yo no quería sacarme la polla por dos motivos, una era porque estaba a punto de correrme, lo notaba…y tan siquiera me la había tocado!!!!! Y también porque las comparaciones son odiosas e iba a quedar en muy mal lugar comparando mi polla con la de Marcos. La tenía bien gorda el cabrón.

Hice un gesto de negación con la cabeza y me seguí tomando la copa mirando a la pareja de tortolitos en el sofá…

- que dura la tienes... le dijo mi mujer

- como me gustaría metértela…de verdad, por favor Marta deja que lo haga!! Deja que te la meta!! Dijo Marcos que ya debía estar con un calentón considerable…


Aquellas palabras me pusieron alerta, allí mi mujer desnuda haciéndole la paja parecía sumisa a todas sus peticiones,le besaba por el cuello sonriendo como una ramera, sabía que le estaba volviendo loco a nuestro amigo, Marcos cada vez parecía mas caliente y desesperado, por primera vez se dirigió a mi...

- quiero follarme a Marta!!! Quiero follarme a tu mujer Luis!! Quieres que lo haga?...no puedo aguantar más…

Escuchar eso de boca de Marcos, mi mano se puso a temblar irremediablemente, tenía una temblera tremenda, una excitación brutal, no sabía ni que decir. Marta sin dejar de pajear a Marcos me miró como esperando mi respuesta también. Me empezaron a caer chorros de sudor por la frente…me quedé en blanco…aunque en el fondo no quería que pasara, al menos de momento, solo acerté a decir…

- lo que diga Marta…

En cuanto digo esas palabras Marta sonríe mientras me mira y sigue con la lenta paja que le está haciendo a Marcos. Éste mira a mi mujer y le dice…

- por favor Marta, deja que lo haga, no lo puedo soportar más, quiero follarte!!!!

- Shhhh, ese no era el trato que teníamos no? Habíamos quedado en otra cosa para hoy…además que pasa, llevas mucho tiempo sin hacerlo? dice Marta…

- Ni te imaginas, llevo bastante tiempo…además tu…joder estás tan buena y hacer todo lo que estamos haciendo y tenerte así desnuda ahora…no lo puedo soportar…por favor…

Yo sé que Marcos desde que lo dejó con una novia que tuvo hace tiempo seguramente no haya vuelto a follar con ninguna tía. En ese momento Marcos con todo el calentón que llevaba acumulado, verme a mi que no decía nada y asentía sumiso a lo que decía mi mujer y Marta desnuda con esa mirada de zorra haciéndole una paja delante de mi, no se puede aguantar mas. Piensa que es el día que tanto tiempo ha llevado esperando.

Vuelve a meter la mano entre las piernas de Marta, ésta se deja hacer, incluso abre un poco las piernas para que Marcos sobe su coño otra vez. Ahora se están pajeando mutuamente…

- venga Marta lo estás deseando…venga deja que te folle…lo estás deseando verdad?

Marta no dice nada, solo deja que Marcos siga jugando con su coño, me da un morbazo tremendo la escena. Mi mujer abierta de piernas dejándose frotar el coño mientras con su mano pajea la gorda polla de Marcos…

- venga Marta di que si…dime que sii!!!!!

Mi mujer se muerde el labio y empieza de nuevo a gemir a la vez que empieza a mover las caderas al ritmo que Marcos mueve los dedos sobre su coño.

Tengo la polla a punto de reventar el pantalón. Parece que ya no va a haber vuelta atrás. En ese momento pienso que Marta se va a dejar follar.

Sin embargo Marta le sujeta la mano de él y cierra las piernas. Le quita la mano del coño…

- no Marcos….para…hoy no…hoy no…pero si sigues haciendo todo lo que yo te diga sabes que no vamos a tardar mucho en hacerlo…además ya has visto que a Luis no le importa…

- y que lo mismo da otro día que hoy?...venga Marta quiero follar hoy contigo…

- shhh, tranquilo Marcos, vamos a terminar lo de hoy… quieres o no?

Marcos resignado y sin decir nada se deja caer sobre el sofá. A pesar de todo su polla no ha bajado su hinchazón ni un ápice. La mía tampoco. Pero mi corazón que palpitaba a toda velocidad se va tranquilizando.

Respiro aliviado.

Miro de nuevo como mujer sigue pajeando a Marcos. Comienza a besarle por el cuello, a darle mordisquitos por la oreja. Él se gira y se dan unos muerdos, luego Marta mira hacia donde estoy yo…

- que te apetece ver cariño…Quieres ver como se la chupo verdad?...

- siiii hazlo, chúpasela, quiero ver como le comes la polla!!!, digo yo ahora un poco mas envalentonado…

Marta se agacha sobre Marcos y la polla de él queda a la altura de su cara. Se aparta la melena y me mira. Le da un beso al tronco de la polla mientras me sigue mirando, le da un lametazo en el capullo y luego hace 3 o 4 círculos con la lengua sobre la punta de su polla y le da un muerdo. Luego le va dando muerdos por la polla hasta que se la mete en la boca.

Cierra los ojos y comienza a chuparle la polla de una manera increíble. Tiene la polla tan gorda que apenas le cabe el capullo en la boca. No se la puede meter muy profunda en la boca. Pero a mi me da un morbo tremendo.

Me encanta ver como Marta le chupa la polla a nuestro amigo.

Pasa la lengua por el tronco de su polla varias veces, arriba y abajo, a Marcos parece que ya se la ha pasado el disgusto de no poder follarse a mi mujer y está disfrutando como un cabrón de la mamada que le están haciendo. Mi mujer va alternado el pasar la lengua por su polla e introducirla en su boca mientras le pajea con la mano.

Marcos no deja de tocar a mi mujer por todo el cuerpo. Acaricia su pelo, su culo, las tetas, seguro que le están haciendo una de las mejores mamadas de su vida…

- ohhhhh Marta…estoy casi a punto…joder que bueno!!!!....dice Marcos

- ven…ponte de pies aquí…le dice mi mujer…levántate!!!

Marcos se levanta un poco a regañadientes, con los pantalones por las rodillas y casi perdiendo el equilibrio se pone delante de mi mujer. Marta se sienta en el sofá y le sujeta a nuestro amigo por su gordo y feo culo para después volver a introducirse la polla de él en la boca.

Él la sujeta por la cabeza y comienza a follarse la boca de Marta. A mi mujer parece que esto la encanta porque se deja hacer, se oyen sus suspiros y como se atraganta con el pollón dentro de su boca. Se la saca de la boca y un hilo de salivaza la cae por la barbilla a la vez que respira dando una bocanada de aire.

Se limpia la saliva que tiene por la boca y me mira justo antes de que Marcos la vuelva a meter la polla en la boca. Ahora es ella la que parece que le sujeta del culo mas fuerte para meter un poco mas de la polla de él en la boca de mi novia. Otra vez se la saca respirando de nuevo y otro hilo de saliva la vuelve a colgar de su boca. La imagen es tremenda. Repite esto varias veces.

Estoy a punto de correrme y por como se tensa Marcos parece que él también.

Una de las veces que Marta se saca la polla de la boca me mira, las pintas de puta que tiene son increíbles, la saliva que se la ha ido cayendo de la boca se la ha ido depositando en las tetazas, en las piernas y por parte de su cara. Mi mujer se lo quita con la mano a la vez que saca la lengua relamiéndose los labios. Sus dedos también están pringosos de babas al igual que la polla de Marcos.

- Luis acércate para que veas como se corre en mi cara!!!! Ven aquí…vas a ver como se corre encima de mi…me dice Marta…

Yo sin decir nada me pongo de pies y me acerco a ellos. Desde mas cerca veo a mi mujer sentada en el sillón afanada en mamar el pollón de nuestro amigo mientras veo sus tetazas llenas de saliva como se mueven adelante y atrás.

Me quedo justo al lado de Marcos justo en el momento en que Marta me mira desde abajo cuando se saca la polla de él de la boca. Me mira a la vez que pasa su lengua por todo el tronco de su nabo, le va dando muerditos por toda la polla mientras no deja de mirarme a la vez que le pajea a un buen ritmo. Marcos ya está a punto de correrse.

Yo tengo la polla a punto de reventar el pantalón. Creo que me voy a correr antes que Marcos sin ni siquiera tocármela.

Sujetando la polla de Marcos con la mano y restregándosela por la cara me dice Marta…

- cógele la polla y haz que se corra encima de mi, lo estoy deseando!!!!

- Marta…no voy a hacer eso… digo yo…

Ella me coge la mano y me la pone sobre la caliente, gorda y mojada polla de Marcos. Él que está también a punto de correrse no dice nada. Solo se deja hacer. Yo sin saber porqué comienzo a pajearle. Me gusta y me da mucho morbo el tener la polla dura de él en la mano.

No me lo puedo ni creer. Le estoy haciendo una paja delante de la cara de mi mujer que de vez en cuando saca la lengua para lamer la punta de su polla. Marta me soba la polla por encima del pantalón y justo en ese momento mientras yo sigo con la paja a Marcos éste comienza a correrse.

- joder me corro, joder me corro, asi…así…vamos sigue que me voy a correr en la cara de tu mujer…dice Marcos

Yo apunto con su polla contra la cara de Marta, el semén de él sale disparado contra la boca y la barbilla de mi mujer, ésta abre la boca como si fuera una actriz porno, en ese momento yo también me corro en los pantalones sin que ya nadie me toque la polla.

- asiiii eso es, que bien se la meneas cariño…que bien…ummmmmm córrete en mi cara….asiiiii, córrete en mi cara!!!!!! Nos dice Marta fuera de si recibiendo la corrida de él sin inmutarse.

En cuanto nos corremos los dos le suelto la polla a Marcos y me fijo en mi mujer allí sentada en el sofá de casa con semen de él por la cara, la boca, las tetas…espectacular.

- como me has puesto tío, dice Marta…y se levanta camino al baño mientras no deja de mirarse las tetas y se limpia el semen de su cara con la mano….joder estoy toda pringada!!!

Aquello fue una auténtica pasada.

Luego Marcos se quedó a dormir en casa y Marta y yo seguíamos tan calientes que terminamos follando en nuestra habitación, saber que él posiblemente nos estaría escuchando en la habitación de al lado nos dio mucho morbo para echar un buen polvo.

Después me quedé relajado mirando a Marta dormir y pensando en cuando iba a verla follada por otro. Sabía que tarde o temprano iba a pasar. Realmente me daba miedo las vacaciones que íbamos a pasar a solas con Fran en la playa, yo sabía que ahí podía pasar de todo.

El siguiente finde decidimos quedarnos en casa solos, dejando que pasara el tiempo, un fin de semana de relax antes de irnos de vacaciones.

Lo que no me podía imaginar es lo que pasó unos días antes de irnos de vacaciones y que definitivamente lo iba a cambiar todo…

........................................

Como casi siempre que hacemos algo así fuerte decidimos tomarnos unos días de descanso en casa. La verdad es que todo lo que había pasado con Marcos había sido muy fuerte y la cosa iba a más.

El siguiente finde nos quedamos en casa, pero estuvimos morboseando con todo lo que había pasado. El sabado por la tarde después de volver de compras de un centro comercial nos pusimos a echar un polvo.

Yo tenía a Marta a cuatro patas en la cama, cogiéndola bien de la cintura, embistiéndola, azotando su culo, haciendo que gimiera de placer y de dolor…

- te gusta puta eh? Te gusta que te folle asi?....ZAS ZAS!!!! dos azotes mas en su culo…

- ummm me encanta, vamos fóllame, vamos así!!

- Quiero que seas buena en las vacaciones con Fran, me has oido?...

Marta giró la cabeza mientras me la follaba y me dijo…

- no me vas a dejar ser un poco mala?, pienso estar todo el día en topless delante de él, voy a ponerle caliente y quiero que te excites mucho viéndolo…

- ummm…joder que zorra eres!!

- Te gusta verdad?...ya lo sé…creo que lo vamos a pasar bien jugando con él…

- Te cuidado que Fran no es como Marcos…

- Ya lo sé….ahhhhh…vamos sigue follándome…

- No creas que Fran se conformaría con una paja…o una mamada

- Ah no?...todavía no le he hecho ninguna de las dos cosas…habrá que cambiar eso…

- Joder como me pones zorra!!! ZAS ZAS ZAS!!!!!!!!!

- O prefieres que me deje follar por él?...el otro día pude haberlo hecho con Marcos…te notaba en la mirada lo caliente que estabas, lo deseabas verdad?...dimelo!!!

- Siiiiii…..

- Ummm…lo sabía…sabes por que no lo hicimos?...porque no me lo pediste tu…pero yo estaba dispuesta a hacerlo y lo sabes…

- Marta me voy a correr!!!!

- Eso es…córrete dentro!!!! Asíii correte!!!!...

Sujetando fuerte sus caderas y clavando con fuerza mi polla dentro de ella, me corrí todavía soltando un par de azotes duros en su ya rojo culo, luego nos dejamos caer en la cama todavía con mi polla dentro de ella…

La verdad es que el tema sobre que ella terminara follando con otro hacía mucho que no lo hablábamos en frío pero era algo que estaba latente, todo lo que estábamos haciendo, metiendo a Marcos en medio incluso…era una posibilidad real y yo veía que estaba muy cerca…muy muy cerca…era como si se estuviera cerrando el círculo por así decirlo.

Marta siempre se ha sabido controlar muy bien en situaciones tremendamente morbosas, no como yo, que incluso me he llegado a correr con apenas tocármela o incluso sin hacerlo viendo como zorreaba ella en nuestros jueguecitos.

No sé que es lo que a mi me tiraba para atrás, quizás el saber que solo yo me he follado a Marta a sus 30 años, que no ha conocido otra polla dentro de ella, era como pensar, si puede hacer muchas cosas…pajas, besos, mamadas, dejarse sobar, enseñar…pero luego soy yo el único que se la folla. Es mía…es mi mujer.

Pero Marta ya no es la jovencita de 22 años con la que empecé a salir. Ahora es una mujer de 30 y que además había descubierto una sexualidad que llevaba reprimida, se había ido soltando y de una chica recatada había pasado a ser toda una mujer con las ideas muy claras, sabiendo el deseo que despierta en los hombres lo que la provoca un morbo y una excitación descomunal que ni ella misma sabía y que cada vez iban a más.

Se sabe deseada y los tios no podemos ocultar esas cosas, se da cuenta como la miran las tetas, como la entran en los bares, como se fijan en su culo, como babean por ella en cualquier situación cotidiana…y ella ha ido cambiando, ahora es una zorra calienta pollas, con esos leggins, con escotes, insinuaciones a la mas mínima con los tíos, sale de un bar por ejemplo y le pide fuego a un tío que no conoce de nada aunque ella lleve mechero.

Es una gran provocadora.

Y últimamente mientras follábamos ya solo hablábamos de que ella pudiera follar con otro. Yo sé que son cosas que muchas veces se dicen con el calentón, pero Marta ya lo tenía en la cabeza, se notaba mucho. Solo era cuestión de tiempo que pasara o que se diera la situación.

Que miedo me daban las vacaciones en Canarias con Fran. Ese deseo entre ellos, esa tensión sexual que se notaba a distancia. Y ahora casi íbamos a estar una semana a solas con él.

Pero unos días antes de irnos de vacaciones nos llamó Fran, era sábado, para ir a las fiestas del pueblo de sus abuelos que nos pilla cerca de la ciudad, nos dijo que fuéramos a tomar algo así en plan tranquilo mientras veíamos tocar a la orquesta.

Nos juntamos dos coches y fuimos 7 personas, Marcos y Eva incluidos, otra pareja y un chico más. Fran ya estaba allí y se iba a quedar a dormir donde sus abuelos y además su amiguita Monique no había podido ir.

Para esa noche ya veraniega Marta se puso una faldita verde hasta medio muslo con una pequeña abertura por un lado, una camiseta negra de tirantes normal con escote medio y unas sandalias en los pies.

Llegamos al pueblo y aparcamos los coches en una pequeña callejuela oscura de la casa de los abuelos de Fran, el único coche que allí había aparcado era el de los padres de Fran. Nos fuimos a la plaza del pueblo y estuvimos tomando unas copas hasta que empezó la orquesta. Estaban por la verbena también los padres de Fran, les estuvimos saludando y hablando un poco del viaje que íbamos a hacer unos días mas tarde.

La noche estaba relativamente tranquila, allí en medio de la plaza pues Marcos no podía tener mucho acercamiento con mi mujer, ni ésta tampoco podía zorrear mucho.

No me olía lo que iba a pasar.

Después de unos cuantos bailes pachangueros en los cuales nos lo estábamos pasando muy bien, Marta ya había bailado con un par de viejetes del pueblo incluso…pues mi mujer me dice que empieza a tener algo de frío y que se quiere acercar al coche a coger una chaquetilla verde que había dejado.

En un principio la voy a acompañar yo pero me dice Fran que ya va él, que también va a coger una sudadera en casa de sus abuelos. Total que desaparecen los dos. A los 5 minutos me llama Marta que se van a retrasar un poco que se han cruzado con unos amiguetes de Fran y les han llevado a su peña a tomarse una copa.

Por el móvil oigo bastante ruido de fondo por lo que no me sospecho nada y me quedo algo mas tranquilo sabiendo que están en una peña con mas gente.

Nosotros seguimos a lo nuestro, con la fiesta y la orquestilla, yo me lo estoy pasando muy bien, pero cuando me quiero dar cuenta ya ha pasado mas de 45 minutos desde que mi mujer y Fran han desaparecido.

Llamo a Marta y justo según tengo el teléfono en la oreja mientras me da tono aparecen los dos. En la cara de mi mujer veo que algo ha pasado. Se acerca y me da un beso en la boca, yo me separo un poco del grupo para hablar con ella a solas…

- donde estabais?...digo yo algo enfadado…os habéis retrasado mucho…

- no ya….es que…nos hemos encontrado a unos amigos de Fran y…

Noto a Marta un poco alterada…

- que te pasa? Estás rara…

- Yo…no…no sé…me dice con una cara como de culpabilidad que ya si me empieza a poner nervioso

- Oye, algo me ocultas…ha pasado algo con Fran?...os habéis enrollado?...

Marta no dice nada, solo agacha un poco la mirada sin saber muy bien que decir, articula cosas sin sentido…si…bueno…un poco…hacía tiempo que no la veía así, mi corazón palpita a toda velocidad…

- no me jodas Marta… me estás asustando…pero que ha pasado?…pero mírame joder!!...o puede ser…no puede ser Marta…no eh…noooo…dime que no habéis follado…

Sigo esperando una respuesta por parte de mi mujer pero ella sigue con la cabeza agachada sin saber que decir. Se coloca una chaquetilla fina verde que se acababa de poner y después saca del bolso un cigarrillo…

- bueno luego lo hablamos mas tranquilamente…por fin me dice

- no, luego no…ya sabes lo que te he preguntado…

- que luego lo hablamos, no creo que éste sea el sitio…dice de nuevo Marta

Intento tranquilizarme un poco pero no puedo, Marta enciende el cigarrillo y le da un par de caladas, parece que se va recuperando, yo tengo un mal presentimiento de lo que ha podido pasar…

- entonces me lo vas a decir o no?, la digo…

Marta suspira y respira hondo, se me cuadra delante…

- quieres saber si he hecho algo con Fran no?

- Si, quiero saberlo…

- Está bien, te lo digo pero no me montes ningún numerito, luego lo hablamos en casa, de acuerdo?

- Vale…digo yo…dime si lo habéis hecho o no…es muy sencilla la pregunta, porque habéis tardado tanto y estás tu así ahora?...algo ha pasado se te nota, solo contéstame a esto… has follado con Fran?

Mi mujer da otra calada al cigarro y mirándome a los ojos me lo deja caer como un susurro.

Si.

Se me queda mirando esperando mi reacción, me quedo inmóvil sin saber ni que decir, no sé ni donde estoy, solo escucho la música de fondo de la orquesta y veo a la gente bailar y cantar.

Tan solo esa palabra ha provocado un cosquilleo en mi estómago de nervios, enfado, miedo, morbo y excitación a partes iguales.

Sigo inmóvil y en silencio.

- vale luego lo hablamos mas tranquilamente en casa…me dice ella mientras sigue fumando.

Se va con el resto del grupo y allí me deja en mis pensamientos. Por un momento quiero salir de aquel sitio y me salgo de la plaza para buscar alguna calle oscura en la que estar mas tranquilo y ya de paso poder mear.

Sigo en mis pensamientos y cuando me saco la polla veo que está algo mas gorda de lo normal. Intento no pensarlo pero no lo puedo evitar. Se me viene a la cabeza la imagen de Fran follándose a Marta en la peña o en cualquier calle oscura del pueblo poniendo a mi mujer contra la pared.

No tarda ni dos segundos en ponerse mi polla dura como una piedra.

A la vez casi se me saltan las lagrimas, Marta me ha engañado, bueno realmente lo ha hecho?. No ha tardado ni 10 minutos en contármelo. Yo sabía que aquello podía pasar, lo fantaseábamos casi a diario y ahora ha pasado.

Mi mujer se ha follado a otro. Bueno no a uno cualquiera. Ha sido a Fran, que es lo que realmente me molesta de eso?, que haya follado con otro tío o que haya sido con Fran? Y como habrá sido?

Tengo un lío tremendo en la cabeza, solo hago que pensar como habrán follado, en que sitio, me muero de ganas de saber todos los detalles, pero a la vez estoy tan enfadado…una rabia que me consume por dentro.

Me guardo mi erecta polla en el pantalón y me voy de nuevo a la plaza. Me bebo una copa apartado un poco del resto y observo a nuestro grupo de amigos.

Marta y Eva bailando como dos zorras al ritmo de las canciones, mi mujer con una copa en la mano saltando, bailando y riendo como si no hubiese pasado nada, Marcos al lado de ellas intentando meter baza pero las chicas sin hacerle ni caso. Busco a Fran y está hablando con un chico del pueblo, me mira y me saluda con la mano como si nada.

Jodido cabrón. Acabas de follarte a mi mujer y encima me saludas y te ríes en mi cara.

Otra vez se me viene a la cabeza la imagen de Fran follándose a Marta.

Así la noche va pasando, pero yo estoy muy apagado, tengo la cabeza en otra parte, deseando que termine todo esto e irme para casa. Estar a solas con mi mujer. Ella si que se lo está pasando bien con Eva. No sé ya ni las copas que se han tomado ni con los tíos que han bailado. Durante la noche Marta se me ha acercado un par de veces a ver que tal estaba pero no he hablado con ella. Ni la he respondido. En el fondo estoy jodido y quiero que lo vea.

La noche se alarga mas de lo esperado y al fin nos vamos a casa. Vamos hasta la casa de los abuelos de Fran y allí nos despedimos de él. Me dice algo de ya hablamos esta semana para ver como quedamos para ir a Madrid a coger el avión a Las Palmas. Yo casi ni le contesto, le digo un vale y me subo al coche.

Nos vamos a casa y Marta se me queda dormida en el camino a casa. Por fin llegamos. Marta va medio tambaleándose por el pasillo debido a la buena borrachera veraniega que se ha cogido. Entramos en la habitación y veo como se desviste.

Se quita la chaqueta verde, luego la faldita, se queda con unas braguitas negras, lo primero que pienso es como tendrá el coño en ese momento. Se quita la parte de arriba y luego el sujetador, se queda solo con las braguitas y al momento se pone una camiseta amplia para dormir.

Yo no digo nada, solo me quedo en calzones y me meto en la cama, me echo de costado hacia mi lado dando la espalda a Marta.

Ella se me pega detrás…

- venga Luis, dime algo, no me piensas hablar o que?

- Hoy mejor no…cuando se te pase la borrachera mañana ya hablamos, que muy afectada por lo que ha pasado no te veo, te lo has pasado de puta madre…

- Venga cariño no te enfades, me dice acariciando mi estómago.

Yo la cojo la mano y se la quito…

- que te he dicho que te estás quieta y duermas el pedo que llevas…

- vale, pero dame un beso por lo menos, no quiero que estés enfadado…

- si quieres estoy dando palmas de alegría…

- dame un beso, venga…quiero que me des un beso…

Me giro y la doy un pico…

- venga ya está, déjame Marta, quiero dormirme…digo dando de nuevo la espalda a mi mujer.

Ella ya no dice nada solo me abraza por la espalda incluso con su pierna desnuda me roza la mia. De nuevo su mano va a mi estómago pero esta vez la dejo hacer, me da un beso en la espalda y luego subiendo sobre mi cara me da un beso en la mejilla y me dice al oído…

- te quiero…

De nuevo me abraza por detrás pero su mano ya no se queda quieta en mi estómago, la baja hasta mi polla y metiendo su mano por dentro del calzón me la coge. Todo esto sin hablar, ya en silencio.

Yo no puedo dejar de pensar que esas tetazas pegadas a mi espalda, esas piernas rozando las mias, esa mano que ahora coge mi polla hace poco han sido de otro tío. Hace poco mas de tres horas otra polla ha estado follándose a mi mujer, follándose a la mujer que dice que me quiere. Me muero de ganas por echar mi mano hacia atrás y tocar el coño que hace poco alojaba otra polla, de tocar su culo contra el que posiblemente rebotaban los huevos de Fran….pero no lo hago

Tengo una erección impresionante.

Ya no digo ni hago nada. Solo me dejo pajear como un gilipollas por Marta. No quiero girarme, no quiero tocarla, no quiero hablar con ella.

Solo me dejo hacer una paja. Tampoco duro mucho. En apenas dos minutos me corro como un salvaje. Al correrme todavía me siento peor.

Me levanto al baño para limpiarme y me doy una vuelta por la casa, pensando, una hora mas tarde cuando vuelvo a la cama Marta ya está dormida. Espero con impaciencia el dia de mañana, no sé ni el tiempo que me costó dormirme…

Me desperté bien pronto, todo me parecía un mal sueño, esperé un poco en la cama haber si Marta se despertaba pero estaba bien dormida así que me levante y estuve un rato trasteando por la casa

Sobre las 14.00 de la tarde se levantó Marta con una buena resaca, yo ya estaba preparando la comida. Se acercó a darme un beso…

- buenos dias cariño, que estas haciendo de comida?...joder que mal cuerpo tengo, me dijo

- ya sabes que tenemos que hablar…

- no empecemos Luis que me acabo de levantar, déjame que por lo menos me pegue una ducha…


Un rato mas tarde vino de nuevo, ya duchadita con unos shorts negros de andar por casa y una camiseta negra de tirantes.

Se sentó en la cocina viendo como preparaba en la cocina, yo seguía enfadado con ella sin decir nada…

- ya tienes ganas de hablar o no?, creo que lo que pasó ayer es bastante serio, no?, la dije yo

- está bien, termina eso y cuando quieras vamos al salón y hablamos, me dijo.


En cuanto terminé de preparar la comida me estaba esperando en el sofá del salón medio recostada. Llegué yo y apagó la tele. Se me quedó mirando. Se tapó la cara con la mano resoplando…

- bueno…no sé ni que decirte…la verdad…no pensé que te lo ibas a tomar así…

- como quieres que me tome que mi mujer se ha follado a uno de nuestros mejores amigos?

- Pues no sé la verdad…después de todo lo que hemos pasado, todo lo que hemos hecho…es que no sé ni que pensar…

- Llevabas tiempo deseando hacerlo verdad?

- Pues sí y tu lo sabías…pero yo pensé que tu también querías…al fin y al cabo me has dejado hacer de todo, siempre has consentido todo incluso con desconocidos…esto era pues ya como el último paso…tampoco te he ocultado nada, te lo dije nada mas que pasó…ha pasado y ya está…no hay que darle mas vueltas…solo fue sexo…un polvo y ya está…

- Un polvo y ya esta?

- Pues si…

- Y que va a pasar la próxima vez que le veamos?, si nos vamos de vacaciones con él la próxima semana, dije yo

- Que va a pasar de que?...te importa por ej cuando vemos a Marcos?, con él he hecho incluso mas cosas, joder si se la he chupado delante de ti…y ahora me vienes con estas? Que es lo que realmente te ha molestado?

- Pues no sé…quizás es algo que deberíamos haber hablado y haber estado de acuerdo los dos…algo mas premeditado…además es algo que no puedo explicar…antes solo lo habías hecho conmigo y ahora ya no, solo habías follado conmigo, no sé explicarlo, era como algo solo nuestro…no sé porqué me siento así…tengo que asimilar todo esto…

Así estuvimos hablando un rato, al final decidimos comer para seguir hablando luego de ello. Tampoco quedó nada en claro. Yo creo que los dos teníamos un poco de lío en la cabeza.

Yo lo que tenía claro es que ya habíamos llegado hasta el final de nuestro juego. Había dejado a mi mujer que otros tíos la sobaran, que se morreara con ellos, la había dejado hacer pajas, mamadas, con amigos, desconocidos y finalmente uno de nuestros mejores amigos se la había follado.

Tampoco consideraba lo que había pasado como una infidelidad o un engaño, ella lo veía como parte del juego, yo en parte sí…pero quizás me hubiera gustado algo mas planificado, que lo hubiéramos hablado antes. No sabía muy bien como definir mi estado.

Me eché la siesta y caí en un sueño profundo. Cuando me desperté me quedé en la cama pensando. Y ahora que?...vamos a seguir con esto?...voy a dejar a Marta follar con mas gente o esto se acabo?...es mejor dejar todo y hacer borrón y cuenta nueva?... decir a Marta que ya no quiero seguir, que se acabó lo de dejarse sobar como una zorra, las pajas, los rollos…todo…y mucho menos el follar.

Por un lado en mi cabeza quería poner punto y final a nuestro juego, pero por otro no hacía mas que pensar, que habrá pasado con Fran?

Lo reconozco. Soy un morboso empedernido. Quería conocer hasta el último detalle de lo que había pasado con Fran. Como se había follado a mi mujer.

No iba a olvidar ese domingo por la noche.

Después de cenar estábamos metidos en la cama, cada uno en su lado, leyendo, Marta con unas gafas de pasta. Dejé el libro en la mesilla y me dirigí a Marta…

- bueno que hacemos?

- Que hacemos de que?, dijo ella cerrando el libro…

- He estado pensando…no sé si quiero seguir con todo esto…ya sabes…a lo mejor prefiero seguir como una pareja normal…

Marta se recostó de medio lado acercándose a mi…

- y eso? es que no somos una pareja normal?...

- Pues no sé estoy dándole vueltas a la cabeza…no sé ni que pensar…creo que es mejor dejarlo tal y como está…dije yo. Lo de dejarte ir con otros tíos se acabó. No seguir mas.

- Lo que tu quieras me parece perfecto. Hoy ponemos punto y final. Se acabó. Ni tan siquiera hablaremos de ello. Te parece?, dijo ella…todo lo que ha pasado yo creo que lo hemos disfrutado los dos…si tu no disfrutas yo tampoco

- De verdad que no te importa acabar hoy con nuestro juego?

- Claro que no…pero no sé me parece raro…dijo ella

- Raro el que?

- Que por ejemplo no quieras ni saber lo que pasó ayer…ni me lo has preguntado…

- No sé ni si quiero saberlo…dije yo

- Sabes una cosa? Me dijo Marta susurrándome al oido con voz melosa

- Dime…

- Claro que quieres saberlo…te mueres de ganas, dijo todavía susurrándome y a la vez tocándome el paquete por encima del calzón

- Marta para…te lo estoy diciendo muy en serio…dije yo dejándome hacer…ella me agarró la polla todavía presa y comenzó a mover su mano apretando y soltando mi paquete

- Vamos a hacer una cosa. Si quieres de verdad que pare dímelo y se acabó todo. Aquí lo dejamos…no te contaré nada de lo que pasó ayer…yo voy a respetar tu decisión, si quieres terminar el juego lo dejamos ya...seremos una pareja como tu dices normal…se acercó a mi oido y con voz de puta hablándome en bajito me dijo…seguro que no quieres saber como me follaron ayer?...

Yo cojo la mano que Marta tiene sobre mi polla y la digo que se esté quieta…

- que pasa es que no quieres que te lo cuente?...o es que ya te vas a correr?...me dice Marta…

- no es eso…eh…si que quiero que me lo cuentes…

- entonces es que ya estás a puntito solo de pensar lo que ha pasado?...me dice Marta besándome por el cuello

- para Marta, estate quieta, solo quiero que me lo cuentes bien, con todo detalle…cuando quieras…ya puedes empezar.

En el fondo Marta me conocía muy bien, ella sabe que si me lo cuenta mientras me toca la polla no creo que tarde mucho en correrme. Y yo no quería hacerlo. Quería saber que es lo que había pasado. Que llegara hasta el final de su relato. Con una mano de ella sobre la polla se me iba a hacer muy difícil estar bien atento a lo que ella tenía que decirme.

Así que Marta comenzó a contarme lo que pasó.

Cuando dejaron la plaza Fran y Marta se fueron al coche a coger la chaqueta, pero se cruzaron con unos amigos de Fran del pueblo que iban a una peña. Les dijeron que les acompañaran que les invitaban a una copa.

Ya allí en la peña le preguntaron a Fran que quien era la chica con la que estaba, por Marta…

- que es otra de tus amiguitas? Le dijo un chico del pueblo..

- no tio…es la mujer de un amigo, dijo Fran cogiendo a Marta de la cintura y después les fue presentando a sus amigos.


Me dijo Marta que Fran la tenía cogida de la cintura mientras se tomaban la copa, los amigos no paraban de hacer bromas…

- así que la mujer de un amigo eh?...ya ya, si no nos conociéramos…decían los chicos

- que cabrones sois…Marta y yo nos conocemos desde hace mucho tiempo…dijo Fran

Marta no les decía nada, solo estaba allí como un objeto riéndoles las gracias y me dijo que notaba como la miraban las tetas. Fran no dejaba de cogerla por la cintura como si fuera su chica y eso me decía que la estaba poniendo caliente. Sentirse allí como la zorra de Fran.

- bueno Marta…ten cuidado con éste que tiene mucho peligro, jejeje, dijo otro chico

- no, si ya le conozco…dijo Marta

- oyes que yo respeto a las mujeres de los amigos, dijo Fran y al decir esto le dio una palmadita suave a Marta en el culo delante de todos.

Los chicos se miraban entre ellos como diciendo joder menuda putita y se rieron. Marta me dijo que esa sensación de sentirse como una puta la estaba poniendo muy cachonda. No le dijo nada por la palmadita en el culo. Es mas se rió. Pero no quedó ahí la cosa ya que después de la palmadita la mano que tenía en la cintura cada vez la tenía mas abajo.

Llegó un momento que mientras hablaban ya prácticamente la mano de Fran estaba sobre el culo de Marta. Me dijo que los chicos se dieron cuenta y él seguía fanfarroneando sobre las mujeres de amigos y otras chicas sobándola el culo delante de todos.

Uno de los chicos mas lanzados del grupo les dijo…

- oye y donde está tu marido? No ha venido a las fiestas?

- Si, si que ha venido, le he dejado en la plaza…dijo Marta…

- Pues hija, si fueras mi mujer no te dejaría sola por aquí…porque perdona que te lo diga, pero estás bien buena…

- Nada… ahora volvemos de nuevo con él, dijo Fran a los amigos, antes vamos a pasarnos por mi casa a coger una cosa…dijo mientras seguía sobando a mi mujer delante de todos…

- Que cabronazo eres!!, dijo uno de los chicos riéndose…

- Bueno ya nos vamos…dijo Fran…

- Venga pasarlo bien eh…cuidado no os perdáis, jajaja…dijeron los amigos antes de que mi mujer y Fran salieran de la peña agarrados por la cintura como dos novios.

Cuando ya estaban saliendo, me dijo Marta que le pareció entender a alguno de los chicos que estaban dentro que decían como que cabrón, seguro que se la tira…o cosas así. Fran le dijo a Marta que esperara un momento y volvió a entrar en la peña dejando a mi mujer fuera.

Al minuto volvió a salir y se fueron hacia casa de Fran. Me dijo que iba muy caliente, cogidos de la cintura, casi ni hablaban. No sabe porque se había puesto tan cachonda dejándose sobar por Fran delante de sus amigos del pueblo a los que no conocía.

Cuando llegaron a casa de los abuelos de Fran éste dijo que iba a entrar dentro a coger una sudadera. Marta entró con él en la casa. Los padres de Fran ya estaban durmiendo y sus abuelos también.

Entraron en la habitación de Fran que estaba en la planta baja. Sacó una sudadera del armario. De repente allí solos en la habitación, oyendo a lo lejos la orquesta, Fran se lanzó sobre la boca de Marta y comenzaron a morrearse.

Marta se separó de él poniéndole las manos en el pecho

- pero que haces?...dijo Marta

- lo que tanto tiempo llevaba esperando…ahora te cortas? Si nos hemos enrollado delante de Luis incluso…

- ya pero no sé…

- lo estás deseando tanto como yo…y volvió a besar a mi mujer.

Pero esta vez ella se dejo hacer, Fran le sobaba las tetas por encima de la camiseta y luego metió las dos manos debajo de su falda. Levanto su falda para poder tocar mejor el culo de Marta. Mi mujer ya debía estar a punto de perder los papeles. Si es que no los había perdido ya.

Pero según me contaba ella se resistió, le dijo varias veces que no, le decía que por favor no siguiera pero dejándose sobar como una puta y metiendo su lengua en la boca de él correspondiendo sus besos.

Cuando le dijo otra vez que se estuviera quieto y se separo de él ya tenía la falda subida, las braguitas bajadas a medio muslo y la camiseta por encima de sus tetas. Estaba medio desnuda.

- Fran esto no está bien…prefiero no hacer nada…y menos aquí que pueden oírnos tus padres

- Si es por eso no te preocupes…vamos a otro sitio…

- Mejor lo dejamos así…dijo mi mujer subiéndose las bragas, bajando la falda y colocándose la camiseta…

Pero otra vez dejó que Fran se acercara y que le comiera el cuello, tocando otra vez sus tetazas por encima de la camiseta…

- llevo tanto tiempo deseando esto…y sé que tu también…eso se nota…

- joder Fran por favor…

Otra vez metió las manos debajo de su falda y la acarició el coño por encima de las braguitas. Luego otra vez se pusieron a morrearse como dos salvajes. Marta puso la mano sobre el paquete de Fran. Quería notar lo dura que tenía la polla.

Cuando se quiso dar cuenta Marta ya tenía de nuevo las bragas a medio muslo y Fran había subido la camiseta y el sujetador para chuparla los pezones. Luego Fran cogió las braguitas y se las fue quitando poco a poco, recreándose en la vista del coño y las piernas de mi mujer mientras lo hacía. Marta de pies en su habitación se encontró sin bragas y ya casi sin poder controlar lo que pasaba.

Intentó parar aquello una vez mas. Pero según me dijo sabía que iba a ocurrir. Fran no iba a detenerse hasta follarse a mi mujer.

- Fran esto no está bien…dijo Marta que ya a esas alturas debía estar casi jadeando a cada caricia de él.

Me imaginaba esa escena, mi mujer medio desnuda, dejándose sobar por él, morreándose en la habitación y diciendo que no, que eso no estaba bien. Menuda puta. En ese momento no solo Fran. Teniéndola así cualquiera hubiera hecho lo posible por follarse a esa zorra de tetas gordas.

Puso a mi mujer contra la pared y empezó a frotarla el coño. Marta me dijo que en ese momento ya casi estaba a punto de correrse. Luego la metió dos dedos dentro y mi mujer bien abierta de piernas contra la pared y ya sin braguitas se dejó hacer. Los dedos de él entraban y salían de su mojado coño.

Se la escaparon un par de gemidos a Marta. Fran puso la mano en la boca de ella para que no hiciera ruido.

Menudo dedo le tuvo que hacer Fran a mi mujer. La tenía desnuda en su habitación, metiendo fuerte sus dedos, jugando con ella, teniéndola al borde del orgasmo.

Le dijo de ir a otro sitio, porque los gemidos de Marta empezaban a ser mas altos y mi mujer en esta situación tampoco se encontraba muy a gusto. Así como estaba se recompuso de nuevo la falda y la parte de arriba y con las braguitas de la mano Fran la llevó al garaje de la casa de sus abuelos donde él tenía guardado el coche.

- venga Fran, estamos tardando mucho, es mejor que volvamos…

- no me jodas Marta…no podemos dejarlo así…se sacó un preservativo del bolso…venga lo estamos deseando…vamos a entrar un momento a mi coche

- si…no te lo voy a negar…pero no va a pasar ahora. Quiero hablarlo antes con Luis, dentro de unos días nos vamos a Las Palmas….si a él le parece bien allí pasará lo que tenga que pasar…

- pero si hace un momento te morías de ganas por follar conmigo…

- si, pero así cuando lo hagamos tendremos mas ganas todavía. Solo tenemos que esperar unos dias…hoy prefiero que esto quede así…dijo mi mujer poniéndose las bragas de nuevo.

Luego Marta me miró y abriendo las manos como diciendo pues ya está.

- y ahí justo volvimos a la plaza, me dijo Marta…sabes que es lo mejor?...que el preservativo que sacó Fran se lo había pedido a los amigos de la peña cuando volvió a entrar al irnos…no vas a decir nada?...él contaba con que me iba a follar seguro...estás caliente?...que te parece?

Yo no dije nada, solo me saqué la polla y me puse encima de ella para follármela con todas las ganas del mundo después de lo que me había contado. Fue un polvo tremendo, caliente que estaba como cerdo después de su relato y a la vez queriéndola mas que nunca por haberse aguantado a follar con él. Tampoco os voy a decir que fuera el mejor polvo de nuestra vida.

Yo con el calentón que llevaba apenas aguanté un par de minutos hasta que me corrí dentro de ella.

Después de follar, nos pusimos a hablar, le pregunté a Marta que por que me había dicho que si lo había hecho con él y ella me dijo…

- mira Luis, pues es evidente…quería saber como te lo ibas a tomar. Dentro de unos días nos vamos los tres a Las Palmas y si te soy sincera quiero hacerlo con él. Quiero follar con Fran. Llevamos tiempo con esto y ya no puedo aguantar más. Pero tu tienes que estar de acuerdo…quiero que tu también disfrutes con esto…

- mira Marta si es lo que quieres…

- no…lo tenemos que querer los dos..tu sabes que yo si que quiero y creo que tu también pero nunca me lo dices realmente…

- es que no sé Marta tengo mis dudas…

- pero porque es Fran verdad?...con otros no te pasaría…

- si…con otros también, aunque es verdad que con Fran, me podría dar miedo…y si te encoñas con él?...


Marta me dio un tierno beso en la mejilla…

- sabes que eso no va a pasar…siempre vamos a estar juntos…me dijo.

En ese momento quería a Marta con todas mis fuerzas y a la vez mientras hablábamos de que ella pudiera follar con otros, así en la cama, desnudos yo tenía un morbo y una excitación que me invadían.

Estuvimos hablando un buen rato de todo lo que habíamos hecho, de lo del local de intercambio, de Carlos el médico, de las pajas y mamadas a Marcos, de lo del tío de mantenimiento, recordando todo. Nos reímos bastante y a la vez nos estábamos calentando de nuevo.

Finalmente accedí. La dije a Marta que si surgía con Fran y es lo que ella quería podía follar con él durante las vacaciones.

Pero también la hice prometer que no iba a hacer nada a mis espaldas, todo debía ser consensuado como siempre. Teníamos que disfrutar los dos por igual. Hice que me lo prometiera, la quería como nunca, me lo tendría que contar todo, sin secretos entre nosotros. Una confianza total.

Marta me dijo que sí, pero se puso a llorar…yo no entendía nada. Me dijo que llevaba tiempo queriéndome contar una cosa y ya no podía esperar mas…

Yo me quedo un poco sorprendido y le pregunto a Marta que es lo que pasa, se seca un poco las lágrimas.

- mira llevo tiempo queriéndote decir una cosa…y me ha sido difícil encontrar el momento…pero después de lo de hoy ya no puedo estar mas tiempo sin decírtelo…

Me quedo mirando a Marta así como está en la cama desnuda, intuyo que lo que me va a contar no me va a gustar mucho. Me pongo nervioso y la digo que no se calle nada. Que diga eso tan importante.

Entonces me suelta la bomba.

- mira Luis…te acuerdas de lo que te conté de mi despedida de soltera?...

- si claro…

- con el chico ese con el que estuve…

- si…con el que te enrollaste en el bar…

- si, ese…bueno no fue solo un rollo…me dice Marta

- como que no fue solo un rollo?...pasó algo mas?...

- si…

- y que paso?...le hiciste una paja?...una mamada?...

- no…no sé ni como pasó…me insistió mucho…yo estaba borracha…no sé…

- no me jodas Marta…y me sales ahora con esto?...no me digas que…?

- Si…cuando me quise dar cuenta…estábamos en el baño haciéndolo…

- Que?...

- Si…te juro que ha sido la única vez…te lo iba a haber contado en la luna de miel…pero luego no me atreví…y fue pasando el tiempo y ya no encontré el momento…

- Me quieres decir que cuando nos casamos te habías follado unas semanas antes a un tío en los baños de un bar?

- Si…pero solo ha sido esa vez. Y mira ya te lo he dicho…me hubiera gustado compartirlo contigo…pero no sé porque no me atreví…

- Que zorra eres Marta…antes de casarnos ya me has hecho cornudo!!!...y ahora me lo cuentas casi dos años después?

Marta está muy nerviosa y casi a punto de llorar otra vez. Mi corazón palpita a mil pulsaciones por minuto. Ella me dice que necesita un cigarrillo. Se levanta de la cama y se pone una camiseta ancha de tirantes. Es lo único que lleva puesto, se la ve el culo y las tetas por los laterales de la camiseta.

Yo me quedo pensando en la cama. Que cara de tonto debo de tener. Después de haber pasado una gran noche con ella, follando, hablando de nuestros juegos, finalmente dando mi consentimiento para que pueda follar con otros, sobre todo con Fran y justo cuando la digo esto me sale con que ya ha follado con otro. Y hace casi dos años.

Y justo antes de casarnos!!!

Si embargo lo que mas me sorprende es mi corazón se va calmando…que no siento nada. No estoy enfadado, ni celoso, no estoy excitado. Yo creo que me he quedado en estado de shock casi sin saber muy bien ni como reaccionar.

Marta es la mujer perfecta. Guapa, morbosa, trabajadora, responsable, ama de casa, de familia muy tradicional y encima me ha salido una zorra en la cama. Una puta que poco a poco he ido sacando en ella. Ni se me plantea en ese momento una separación o divorcio de mi mujer. La quiero con locura.

Antes de continuar me gustaría que todos reflexionarais sobre esta pregunta. Que habríais hecho vosotros los que fantaseáis o deseáis con todas vuestras ganas ver a vuestra mujer con otros si un día os llega y os dice que hace años se folló a un tio?

Eso mismo me pasó a mi, me levanté y ahí me encontré a Marta fumando pensativa sobre un taburete en la cocina, con la espalda sobre la pared y las piernas flexionadas.

- hola cariño…me dice apagando el cigarrillo…

- Marta…me aseguras que solo ha sido esa vez?...

- Te lo juro cariño, me dice levantándose y dándome un abrazo…te quiero mucho. No podría vivir sin ti…

Nos abrazamos y estamos un rato sin hablar. Finalmente decidimos volvernos a la cama. Yo creo que por esa noche es suficiente. No tengo fuerzas para que me diga que es lo que ha pasado. Veo a Marta que está cansada y yo también. Mañana será otro día.

Al día siguiente en el trabajo me siento raro, no sé muy bien como definir mi estado, estoy un poco alicaído, cansado y sin ganas de nada. Vuelvo a casa, como con Marta, casi sin hablarnos, el ambiente está raro entre nosotros, me echo la siesta y las 18.00 o así Marta me despierta para decirme que se va a jugar al padel con las amigas.

No tenía ganas de nada, después de cenar me eché rápido a dormir, apenas hablé nada con Marta.

Ya el martes en el trabajo me encuentro mucho mejor, descansado, fresco y con mucho mejor humor. Me he levantado caliente y no me puedo sacar de la cabeza que mi mujer ha estado con otro. Poco a poco va saliendo el morboso que llevo dentro. A medida que va pasando la mañana me encuentro mas excitado y con mas ganas de saber lo que mi mujer me ha estado ocultando casi un par de años…

Le mando un whats...app a Marta…

- hoy te quiero mas que nunca. Ni te imaginas las ganas que tengo de follarte…

Me contesta al poco…

- yo si que te quiero…no me gustó verte así ayer

- y eso?

- Como es que estas así?

Sigo yo…

- he estado pensando en lo que me dijiste el domingo por la noche

- y ya sabes

- he fantaseado un poco…

- jejeje

Marta

- si…que estás deseando saber como fue…no?

- Te espero en casa con una sorpresita…

- No tardes…

Estoy como loco por llegar a casa. Mi mujer me va a contar como ha sido la primera vez que otro tío se la ha follado. Como me ha puesto los cuernos y me lo ha ocultado y luego casi dos años después me lo ha dejado caer como si nada.

Una hora antes de salir del trabajo ya estoy empalmado. No se me baja la polla ni a tiros. No sé porqué.

Llego a casa y Marta me llama desde el dormitorio…

- Luís!!!!!!!...ven aquí…

Cuando llego al dormitorio me encuentro a Marta sobre la cama…está recostada de medio lado. Menuda sorpresita me encuentro. Está vestida tal cual estaba en la despedida de soltera. Con unas mallas o leggins negros finos, una camiseta negra ajustada y unos cuernos rojos y una colita roja tb en la cintura. Parece la tentación en persona.

Una diablesa muy sexy y cachonda.

Yo de verla así ya tengo una buena erección. Me voy a la cama y me pongo a su lado. Nos besamos.

- quieres saber como fue?...me dice con voz de zorra…

- eres una jodida puta!!!! Ya sabes mi respuesta

- solo te pido una cosa…quiero que me acabes follando como lo hizo él…

Como ya os conté como fue su despedida de soltera, vuelvo a poner como fue realmente según lo que me contó Marta ese martes un par de días antes de irnos de vacaciones…

Se fueron a Salamanca y disfrazaron a Marta así para la cena. Durante la cena parece que sus amigas habían contratado a un camarero de estos que es actor y está toda la cena en plan patoso con la comida, luego tirando los trastos a mi mujer, haciendo bromas, hizo bastantes insinuaciones de lo buena que estaba y sobre el tamaño de sus tetas,

Marta enseguida le caló al camarero pero les siguió el juego. Cada vez que aparecía tenía un intercambio de palabras o bromas con el chico. El vino corría por la mesa.

Al final sacó una tarta con la típica polla de chocolate y se hicieron todas unas fotos con el camarero-actor. Después invitó a una ronda de chupitos. Luego se tomaron todavía un par de copas antes de salir.

Cuando ya se iban a ir el chico se disculpó con Marta por haberla dado la cena. Luego mi mujer se fue al baño que estaba al fondo del restaurante, cuando salía se encontró de nuevo con el chico que reiteró sus disculpas. Marta le pidió un bolígrafo y cogiendo una servilleta ¡¡¡le apuntó su número de móvil!!!

El chico se quedó a cuadros pero más cuando Marta le cogió suavemente de la nuca y ¡¡¡le dio un muerdo!!!, me dijo que casi ni reaccionó. Le dio el teléfono y le dijo…

- luego cuando salgas llámanos que estaremos por aquí de fiesta…

Salieron del restaurante, ya iban todas bastante contentas a causa del alcohol.

Ni que decir tiene que Marta fue la reina de la noche, me decía que en todos sitios en los que entraban siempre iban varios tíos a hablar con ellas y luego por supuesto a conocer a la novia.

Bailó y se hizo fotos con muchísimos tíos.

Las chicas hicieron a Marta varias pruebas que tenía que ir superando durante la noche, o pedir el teléfono de algún grupo de tíos o subirse a bailar a sitios donde la viera todo el bar o intentar que el camarero invitara a algo a las chicas. Que hiciera un baile provocativo con algún tío.

Ya tarde, coincidieron con una despedida de solteros de chicos, lo típico, se unieron los dos grupos y les hicieron bailar a los novios.

Estaba además el ligón del grupo de la despedida de los chicos que se acercó a Marta y pidió echarse un bailecito con ella. Me dijo que no se cortó un pelo en frotar la polla contra ella mientras el resto les animaba desde fuera.

El chico debía estar bastante bueno y mi novia con todo lo que había insinuado y sabiéndose el centro de atención, estaba ya en plan calientapollas. Mientras hablaba con él le rozaba con las tetazas. Él le invitó a una copa y estuvieron hablando. Marta seguía poniendo sus tetas contra él, el chico ya debía estar con un buen calentón. Pidió a Marta irse a otro sitio los dos solos, Marta le dijo que no podía dejar a las chicas solas.

El chico cogió a Marta y dijo delante de todos,

- me llevo a la novia a tomar una copa, ahora venimos…

Y todos aplaudieron y las chicas gritaban y aplaudían.

Se llevó a mi todavía novia a otro sitio que también estaba lleno de gente e invitó a Marta a una copa. Me dijo que el tío ahí ya fue a saco pegándose bien a ella y diciéndola todo tipo de cosas. Como que era su última fiesta ya como soltera, que su marido no se iba a enterar de nada. Marta sonreía y le decía que no pero su cuerpo seguía pegado al chico, me dijo que él tenía que notarlo en su cara.

¡¡¡Marta estaba muy caliente!!! Y a mi chica se le nota mucho cuando va cachonda.

El chico ya no se cortó un pelo y pasó su mano directamente al culo de mi mujer mientras la seguía insistiendo,

- vamos, si lo estamos deseando los dos, vas a recordar tu despedida de soltera…

Ahora eran sus dos manos contra el culo de Marta y empujaban su cuerpo contra su polla, se lanzó a comerla el cuello mientras la sobaba el culo, luego la dijo al oído,

- ¡¡¡tengo muchas ganas de follarte!!! ¡¡¡No sabes lo buena que estás!!!

Me dijo que aquellas palabras la pusieron todavía más caliente. ¡¡Un tío que acababa de conocer la estaba diciendo que se la quería follar y era la noche de su despedida de soltera!! El tío la tocaba el culo y cada vez bajaba mas, ahora había metido la mano entre las piernas. La estaba acariciando el coño por encima de las mallas, ya no podían estar más juntos.

- vamos si lo estamos deseando los dos… dime que no te apetece y te dejo ahora mismo

- no me apetece… - dijo Marta

Pero el tío se puso a frotarla el coño con más fuerza, pasaba su mano fuerte por la raja del culo y volvía a llegar hasta su coñito, acariciándoselo bien, sintiendo el cuerpo de ella a través del fino leggin…Marta no hacia el más mínimo esfuerzo en separarse de él.

Cada vez estaba más pegada al chico que acababa de conocer, pero eso era lo de menos, las manos de él pasaban por su culo hasta el coñito sin ningún problema, la otra mano la metió por dentro de la camiseta y subió despacito hasta que llegó a tocar las tetazas de Marta.

Tenía una mano en su coño y la otra sobándola las tetas por dentro de la camiseta.

- joder que tetas tienes nena… no me voy a poder aguantar esta noche sin follarte… - le dijo el chico…

Marta se resistía como podía, decía que tenía que volver con sus amigas que la estarían esperando…

- venga, que lo estamos deseando… solo va a ser un momento, no vamos a tardar nada, dijo el chico

- es que no sé…

Mi futura mujer en aquel momento cada vez tenía más dudas, la polla del chico estaba pegada contra ella, la mano frotaba el coñito de Marta y con la otra acariciaba sus tetas por dentro de la camiseta. Me dijo que llegó incluso a bajarla el sujetador por dentro de la camiseta.

¡¡¡Con la mano de arriba estaba sobando a placer las gordas tetas de Marta!!!

La resistencia de Marta cada vez era menor, el chico la estaba haciendo un trabajo de primera a Marta, a parte no paraba de decirla cosas al oído a mi caliente y borracha mujer...

- no va a enterarse nadie, tu lo deseas casi más que yo, si quieres te llevo al baño y te follo ahora mismo, te aseguro que esta noche no la ibas a olvidar…

Y después de decirla esto se lanzó a la boca de Marta y se pusieron a morrear en plan salvaje. Se fueron a un lugar más oscuro del bar y allí siguieron comiéndose la boca. Me dijo que allí ya no se cortó un pelo, metió la mano por dentro del pantalón de Marta y empezó a pajearla allí mismo. Hacía con ella lo que quería, la sobaba las tetas por encima de la camiseta, cuando quería metía una mano dentro de su pantalón…

¡¡¡Mi futura mujer estaba siendo sobada como una puta!!! A pocos días de nuestra boda…

Me dijo que en ese momento se sentía como una zorra. Se acordó de mí y por un momento se dejó llevar. Su resistencia había terminado.

- llévame a un sitio más tranquilo ¡¡¡necesito que me folles!!! - le dijo Marta

Después de estar un buen rato enrollados, donde el chico parece ser que no dejo ningún agujero de mi mujer en los que meter sus dedos, ni ninguna parte de su anatomía sin sobar, debía ya de tener la polla a reventar. Marta se encargó de comprobarlo por encima del pantalón. Le frotó la polla. Los dos estaban a punto de explotar. El tío cogió a Marta de la mano…

- vámonos ya, ¡¡¡no puedo aguantar un segundo más sin follarte!!! - le dijo a mi mujer

Cuando se encaminaban hacia la puerta cogidos de la mano, justo apareció el grupo de las chicas de la despedida de soltera, venían ellas solas, la dijeron a Marta que donde se había metido, que la estaban buscando…

Total que Marta al final no pudo salir del bar y se quedó con las chicas. Luego vino el grupo de chicos de la despedida de solteros y se volvieron a juntar todos.

La cosa se enfrió un poco pero el chico con la mirada la decía que se fueran a otro sitio, se acercó varias veces donde estaba Marta y con todo el disimulo la estuvo tocando el culo y metiendo la mano entre sus piernas acariciando su coño desde atrás.

¡Y eso que estaban todas sus amigas por allí! Posiblemente incluso alguna se diera cuenta.

No paraba de pedirla irse a follar a otro sitio, se acercaba a ella y la decía guarradas al oído, el chico se dio cuenta de que eso todavía la ponía mas caliente a Marta…

- ¡¡pero si estoy a punto de casarme!! - le decía Marta

- por eso lo deseas todavía más, estás deseando venirte a follar conmigo - decía el tío - necesitas un buen polvo…

- ya me los echa mi chico…le dijo Marta…

- te aseguro que no le ibas a echar nada de menos, ya has visto que polla tengo y como de dura me la pones…

Marta se fue donde estaba Eva y ahí la dijo lo que había pasado con el chico este. Eva la debió decir que si estaba loca, pero mi mujer ya estaba casi decidida.

Le siguió el juego al chico este que no paró de acercarse a ella y sobarla el culo y decirla guarradas al oido constantemente.

Ya al final casi de la noche el chico le dijo a Marta…

- venga vamos al baño, es bastante grande y nadie se va a dar cuenta, si quieres entramos al de chicas, tienes que probar otra polla aunque sea un poco…deja que te la meta un poco….lo estás deseando…


Y cogiendo de la mano a Marta se la llevó al baño. Mi mujer me dijo que ya llevaba una buena borrachera y que casi ni se dió cuenta en si había entrado en el baño de los chicos o de las chicas. Por los silbidos que había escuchado se imaginó que entró en el de los tios. Pero todo fue muy rápido.

Cuando se quiso dar cuenta se estaba enrollando de nuevo con el chico en uno de los baños reservados.

Ya no llevaba la colita de diablesa aunque sí los cuernos rojos. El tío se desabrochó el pantalón y en apenas nada se sacó la polla. La notó contra su coño mientras el tio ya sobaba su culo por dentro de los leggins.

- quiero verte las tetas, dijo el chico subiéndola la camiseta negra….


Marta ya no se oponía a nada solo se dejó hacer, el chico intentó bajar un poco los leggins de Marta y lo consiguió unos cms, luego otro poquito mas, hasta casi medio culo…

- joder estoy loca de estar aquí…me tienen que estar buscando las chicas…vámonos…

- venga ahora que ya estamos, no quieres parar se te nota…deja que te folle un poco…deja que te la meta…venga…ven…date la vuelta…

El chico la giró y la puso contra la pared del baño, Marta apenas opuso resistencia. Desde atrás la cogió las dos tetazas con las manos. Oyó como se desabrochaba el cinturón. Luego bajó un poco mas sus leggins junto con el tanguita hasta quedar expuesto totalmente el culo de mi mujer.

Cuando se quiso dar cuenta el tío ya restregaba su polla dura por el culo de Marta.

- abre un poco mas las piernas para que te la pueda meter…te voy a follar!!!

Ahí es cuando Marta me dijo que ni se lo pensó. Se dejó hacer así apoyada contra la pared en los baños del bar. Llevaba una buena borrachera.

- ponte un preservativo…es lo único que dijo Marta

El chico se colocó el condón y ya lo siguiente que recuerda Marta es como la polla de él entraba centímetro a centímetro con mucha facilidad en su coño. Así desde atrás y con los leggins a medio bajar se la metió a Marta.

Se dejó follar como una puta en los baños de un bar apenas un par de semanas antes de casarnos.

No es el que el chico fuera un excelso follador, o que fuera el polvo de su vida. Marta me dijo que se dejó llevar por un buen calentón el día de su despedida de soltera.

En cuanto se la metió el chico cogió por la cintura a Marta y estuvo embistiéndola así un buen rato sin parar de decirla cosas. Marta me dijo que lo que trataba el chico era de metérsela bien fuerte hasta el fondo y no paraba de decir…

- toma…te gusta eh?...ya sabía yo que íbamos a terminar follando…quieres que pare ahora o prefieres ir a tu boda bien follada?...

No debieron durar mucho, mientras los huevos de él rebotaban contra el culo de Marta éste sacó su polla de dentro y restregándosela entre las nalgas le dijo a Marta…

- voy a metértela en el culo ahora…

- no…por detrás no…dijo Marta…

Pero el chico no tardó en empezar a jugar con uno de sus dedos en el ano de mi mujer, le metió un dedo dentro…

- te han follado alguna vez el culo?...

- siii…pero hoy prefiero no hacerlo…

- que pena…me hubiera gustado estrenarte yo el culito…no quieres que te la meta por detrás?...venga déjame un poco…deja que lo intente…

Me dijo mi mujer que entre lo morboso de la situación, la borrachera que llevaba aunque no la apetecía mucho se dejó hacer protestando timidamente mientras el chico se escupía la mano para luego mojar su culo…

- venga deje que lo haga…vas a ir bien follada a tu boda…quiero metértela por todos los sitios…dijo el chico apoyando su capullo contra la entrada del culo de mi mujer…

En cuanto Marta sintió un poco entrar la polla debió sentir un dolor tremendo, como que la desgarraban el culo…

- ahhhhh joder joder…para para…dijo Marta…venga vamos a terminar ya pero por detrás no... dijo cogiendo la polla del chico y comprobando que todavía llevaba puesto el condón ella misma la puso a la entrada del coño para volver a metérsela dentro…

- que pena…seguro que no te habían metido nunca una polla tan gorda por el culo…dijo el chico embistiendo de nuevo a mi mujer desde atrás…


Aunque finalmente no se dejó follar el culo, la sensación de que el chico estuvo a punto de hacerlo y sentirse así como una vulgar puta hizo que mi mujer estuviera completamente empapada en ese momento. El chico la cogía por la cintura, luego tocaba sus tetazas y estuvo así un par de minutos mas follándosela…

- no te corras dentro… dijo Marta…

Pero el chico ya no hizo caso a lo que decía mi mujer, cogiendo de sus caderas y haciendo que sonaran los cuerpos al embestir contra su culo se dejó llevar y se corrió dentro de ella…Marta en ese momento se sintió como una estúpida colocándose los cuernos rojos en la cabeza mientras el chico se corría todavía en su interior…

Se dió la vuelta y vió como el chico se quitaba el preservativo, ella comenzó a subirse los leggins y colocarse la camiseta. Menudo polvo le acababan de echar. En ese momento no se sintió nada bien. La vinieron a la cabeza los remordimientos y la culpa por haberme engañado.

Pero ya lo había hecho.

Se acababa de dejar follar en los baños de una discoteca por un desconocido, apenas unas semanas antes de casarnos.

En cuanto terminó de contarme esto ya os podéis imaginar el estado en el que me encontraba. Tenía la polla a punto de reventar. Nos fuimos hacia el baño de casa y ella me pidió que lo hiciéramos igual que aquella noche con el chico…incluso ella llevaba los cuernitos rojos en la cabeza!!!

La puse contra la pared y bajando sus leggins y el tanguita lo justo para poder meter mi polla se la intenté clavar desde atrás…Marta se separó un poco…

- que haces?...ponte un preservativo como él…y ella misma me lo dió…

Yo me quedé alucinado y dejando mi polla dura apoyada en su culo me puse a sacar el condón…hacía tiempo que no me ponía uno. Marta me ofrecía su culo para que se la metiera desde atrás…

- venga vamos…hazlo ya… métemela!!!!

Entre los nervios de lo que me acababa de contar mi mujer y el calentón que llevábamos me costó horrores ponerme la gomita, menudo suplicio con el culo de Marta moviéndose y restregándome los huevos…hasta que por fin me lo pude poner y sin miramientos se la metí en su mojado coño…

Yo me puse en el papel del chico y lo que debía haber vivido aquella noche follándose a Marta así. Me gustaría contaros que recreamos toda la escena de cuando él intentó metérsela por el culo pero para que os voy a engañar. No habían pasado ni 30 segundos con mi polla dentro de ella, oyendo el chof chof del chocar mi cuerpo contra su culo cuando la dije que me corría…

Marta se dió la vuelta y mirándome con cara de zorra me dijo…

- noooo…no te corras dentro…

En cuanto escuché esas palabras comencé a descargar en su interior, mas bien dentro del preservativo que ella me había dado, en un orgasmo intenso como pocos sujetando a Marta por sus caderas…

Saqué la polla de dentro de ella sintiéndome en ese momento como un perdedor, pero Marta no había ni tan siquiera cerrado las piernas, se metió ella misma la mano entre sus piernas y se comenzó a masturbar…

- joder con menudo calentón me has dejado!!!....ven ponte detrás de mi…tócame las tetas…

Y así como un cornudo sumiso, con mi polla medio flácida y la goma todavía puesta me puse detrás de Marta a tocarla las tetas mientras ella sola se hacía un dedazo tremendo apoyada contra la pared y corriéndose apenas un minuto después con los ojos cerrados, seguramente recreado aquella noche en que otra polla distinta a la mía había estado dentro de ella…

Apenas tuve tiempo de asimilar todo esto. Hubiera necesitado unos dias o semanas de reflexión. Al fin y al cabo mi mujer me había puesto los cuernos. Me había engañado. Y yo que había hecho?...pues nada seguirla el juego como un gilipollas y follármela de la misma manera que lo había hecho con el otro tío.

Pero no había tiempo. Quizás debería haber parado la bola de nieve que empezaba a bajar. Haber suspendido las vacaciones.

Pero no lo hice.

El día siguiente apenas tuvimos tiempo de hablar nada, solo preparamos todo lo del viaje. No habíamos vuelto a hablar de Fran y lo que pudiera pasar.

El jueves nos fuimos a Madrid y cogimos un avión para Las Palmas de Gran Canaria, Fran, Marta y yo. En principio luego se nos unía Eva cuando fuéramos a Fuerteventura.

En el avión ya os podéis imaginar en lo que iba pensando. Íbamos a estar casi una semana a solas con Fran en aquellas playas paradisíacas…

........................................

Tras unos días muy intensos era el momento de unas vacaciones. No sé si me iban servir para desconectar mucho de nuestros juegos. Nos íbamos casi 10 días a las islas canarias, 6 días a Las Palmas y luego 4 días mas a Fuerteventura.

En las Palmas estaríamos Marta y yo a solas con Fran, luego los últimos días en Fuerteventura se nos unía Eva. A pesar de que conocía a mucha gente en las Palmas porque estuve allí trabajando hace unos años, decidimos irnos a un hotel para no molestar a nadie. Como solo éramos tres cogimos dos habitaciones en un hotel en el sur de la isla. Fran estaba solo en la habitación y no estábamos ni en la misma planta.

Marta estaba de vacaciones, casi permanentes, había pasado de la media jornada a estar todo el día en casa. Se cogió días que todavía tenía pendientes del año anterior. Por lo menos iba a estar todo el verano sin trabajar, o eso pensaba ella, para incorporarse en septiembre. Lo que no se imaginaba es que ya no iba a volver a poner un pie en la oficina. Pero bueno eso es otra historia.

Total que aterrizamos allí en el aeropuerto y nos cogimos una gua gua para el sur. Llegamos al hotel y rápido nos pusimos los bañadores para tener un primer contacto con la playa.

Esos días no me apetecía hacer nada. Solo coger una toalla y estar todo el rato tirado en la arena, durmiendo, tomando el sol, bebiendo cervecitas y bañándome en el bar.

En la habitación del hotel Marta me enseñó el bikini que iba a llevar, era un bikini normal, de color blanco. En su ombligo lucía un pequeño piercing que de vez en cuando se ponía y mi mujer a esas alturas del verano ya empezaba a lucir un buen bronceado de piel.

Se puso las gafas de sol, un pareo en la parte de abajo, en la de arriba tan solo llevaba puesto el bikini. Sus tetazas lucían poderosas, no pasaron desapercibidas en el camino del hotel a la playa. Casi todos los tíos con los que nos cruzábamos se la quedaban mirando las tetas.

Como me gusta cuando los tíos miran a mi novia. Me encanta.

Llegamos a la playa los tres, Fran, Marta y yo. Me fui a dar un paseo por la orilla con mi mujer, estuvimos casi dos horas caminando por la playa del inglés, dejando a Fran solo en las toallas.

Cuando volvimos del paseo Fran estaba sentado con unas gafas de sol mirando hacia el mar…

- tienes los hombros un poco rojos, le dijo Marta…

- no te preocupes no es nada…

- no te has echado crema?...dije yo…

- no, me iba a echar ahora…

- anda como sois los hombres…dijo Marta…es lo primero que tenías que haber hecho nada mas llegar a la playa, dijo Marta sacando la crema solas de la mochila.

Se agachó detrás de Fran poniéndose de cuclillas y con el pulverizador comenzó a echar crema por la espalda y los hombros de Fran…

- ven, déjame a mi…dijo ella.

Yo veía como Marta masajeaba la espalda y los hombros de Fran y como éste cerraba los ojos en señal de que lo estaba disfrutando. Yo me fijé en el cuerpo de Fran y en lo atractivo que siempre ha sido para las mujeres.

A pesar de no ser un gran deportista siempre ha tenido un buen cuerpo. No es un cuerpo de estos definidos o atlético, o que marque abdominales, pero tiene un pecho y brazos fuertes y apenas tiene barriguita. Entiendo el atractivo que pueda tener en las mujeres, sin ser el cachitas de gimnasio se conserva muy bien el cabronazo de él.

Mientras veía a mi mujer echándole la crema no pude evitar pensar que hacía escasos 4 días se habían estado enrollando y él había masturbado a mi chica y había jugado con sus tetazas.

Una pequeña erección empezó a crecer en mi bañador.

Disfrutamos esa primera tarde playera, entre baños, paseos y jugando unas cartas. Cuando se empezó a meter el sol nos dimos el último baño antes de volver al hotel a cenar.

Marta no tuvo problemas en cambiarse en la misma playa, se quitó la mojada parte de arriba del bikini con toda naturalidad. Sus inmensas tetas quedaron a la vista durante apenas unos segundos. Se secó los brazos, espalda y pechos y luego se puso una camiseta encima y el pareo en la parte de abajo. Menuda imagen. Mi mujer con el pelo mojado, una camiseta arriba holgada de playa sin sujetador y abajo el pareo.

Me la hubiera follado allí mismo.

Luego cenamos en el hotel tranquilamente y nos tomamos una copita en una terraza antes de dormir para descansar después de un largo día de viaje.

Cuando entramos en la habitación Marta tenía ganas de marcha. En apenas unos segundos estábamos desnudos en la cama, yo tumbado recibiendo una mamada de mi mujer.

Me pasó las tetazas por la polla y luego metiéndola entre medias me hizo un rato de cubana. No se olvidó de frotarse los pezones con la punta de mi rabo.

- que cachonda estás putita!!!

- Ya sabes que la playa me pone muy caliente, me dijo Marta…mañana empieza lo bueno…

- Lo bueno?...

- Si, hoy ha sido una primera toma de contacto…mañana voy a estar todo el día con estas al aire, dijo apretándose las tetas atrapando mi polla entre medias…

- Todo el día?…

- Me las va a ver toda la playa, sobre todo tu amigo Fran…esta semana se va a cansar de verme las tetas…

En cuanto me dijo esto se puso a cuatro patas contra el cabecero de la cama…

- ahora vas a ser bueno y me vas a follar…aprovecha bien que en unos días va a ser nuestra última vez…

- como que nuestra última vez?…

- ven…métemela…ahhhhhh…. Asíii, muy bien cariño…

Mi polla entró en su coño con mucha facilidad. En esa postura mi pelvis rebotaba contra su culo y mis huevos contra su rajita con el típico ruido de los cuerpos al chocar. Se me volvió a venir a la mente la imagen del chico de la despedida follándose a mi mujer desde atrás…

- quien sabe…puede que el siguiente con el que folle no seas tu…te lo imaginas?...me dijo Marta…a partir de mañana voy a zorrear con él…quiero que lo veas…y te calientes mucho…vamos a jugar un poquito…te vas a poner tan cachondo viéndome con él que me vas a suplicar que folle con él y luego te lo cuente…quieres?

- Marta!!!!

- Ya te me vas a correr?...encima quieres dejarme cachonda para estos dias?...ummm que mala voy a ser…no quieres follarme un poco mas y dejarme bien follada para unos dias?...o vas a dejarme con el calentón para que tenga que follarme a Fran mañana mismo?...dijo la puta de ella abriendo un poco mas las piernas, mirando hacia atrás sonriendo y moviendo ella misma su culo contra mi con fuerza…


En cuanto escuché esas palabras me corrí dentro de ella apenas un minuto después de habérsela metido. No sé quien de los dos estaba mas caliente. Marta ya lo tenía todo planeado y sabía que yo iba a aceptar todo lo que ella hiciera…

Al dia siguiente nos despertó una llamada de teléfono de Fran, ya nos estaba esperando para desayunar…

...

Mientras nos vestíamos para bajar a por el desayuno todavía recordaba las palabras de Marta la noche anterior mientras follábamos. De nuevo esa maravillosa sensación de cosquilleo en el estómago.

Después nos bajamos a la piscina y estuve una hora nadando mientras Marta tomaba el sol en las tumbonas y Fran leía el periódico. Les estuve observando mientras Marta le volvía echar crema por la espalda a nuestro amigo, pero ahora no solo era mi mujer la que tocaba la espalda de él, también Fran echaba crema a Marta por la espalda. No solo eso, se bajó un poco los tirantes de el bikini para que se lo pudiera hacer mejor. En la operación casi se la salen las tetas a Marta, pero ella se sujeto el bikini con habilidad para que eso no pasara.

Nos fuimos a la playa y en cuanto llegamos allí Marta se quitó la parte de arriba del bikini y se tumbó de espaldas.

Fran y yo estuvimos jugando un rato con las paletas y luego nos dimos un baño. Cuando volvimos Marta estaba sentada en la toalla fumándose un cigarrillo mostrando como si nada sus imponentes tetazas.

Yo no me acostumbro el ver así a mi mujer, luciendo su delantera en la playa. Siempre que lo hace me excito mucho. Lo tengo que reconocer y ya si lo hace delante de algún amigo o conocido esa excitación aumenta proporcionalmente.

Estuvo un rato hablando con Fran que con toda seguridad la miró las tetas con todo descaro. Yo casi ni prefería mirar. Estuve con la polla tiesa toda la mañana.

Después de comer Fran y yo nos quedamos echando la siesta, pero Marta se volvió a bajar a la playa. Al final de las vacaciones sus tetas iban a lucir un bonito bronceado.

Quedé con Fran y sobre las 18.00 nos acercamos a la playa, allí estaba Marta tumbada boca abajo apoyada sobre sus codos leyendo un libro.

Sus tetazas colgaban como dos ubres y había un grupito de jovencitos que no perdían detalle del cuerpo de mi mujer.

- anda echarme un poco de crema por la espalda, que no llego, dijo Marta sacando el bote e incorporándose sobre la toalla.


Esta vez fuí yo el que eché la crema a Marta, me senté a su espalda y quedamos de frente a Fran que todavía se estaba quitando la camiseta y colocando su toalla. Cuando terminé con la espalda, los brazos y los hombros de Marta, me puse un poco de crema en las manos y desde atrás como estaba empecé a untársela por las tetazas.

Marta no dijo nada, se dejo hacer, eso me encantó, sobar sus pechos delante de Fran, ella no hacía nada, solo dejó que estuviera un minuto amasando sus tetas como una buena zorra. No solo Fran contempló la escena, también los chiquillos no perdieron detalle de la operación.

Yo por supuesto me empalmé. Habéis visto esas pedazo de tetas?...pues son para mi…son de mi mujer…

Cuando llegué yo me fui con Marta a caminar otro rato por la orilla. Pero esta vez Marta iba haciendo topless. Yo como ya me conozco pues suelo ir a la playa con dos bañadores, unos tipo slip y debajo el bañador.

Así disimulo bastante las erecciones que me provoca el ver así a Marta.

Cuando volvimos del paseo, Marta tenía muchas ganas de darse un baño y se fue con Fran. Les estuve viendo como se bañaban juntos, como se reían e incluso como jugaban debajo del agua.

Salió primero Marta y le dejó a Fran en el agua. Veía venir a mi mujer desde la toalla y me parecía una visión sublime. Con el pelito mojada, su cuerpo empapado y en la parte de abajo del bikini blanco se transparentaba bien su depilada rajita a través de la tela. No dejaba nada a la imaginación.

Se sentó en la toalla conmigo y me dijo que Fran ya la había tirado los trastos en el agua. Pero ella no le había seguido mucho la corriente, aunque él ya la había cogido de la cintura un par de veces y la había rozado un poco las tetas.

Llegamos al hotel y nos pegamos una ducha. Marta me pidió que la echara un poco de crema hidratante por todo el cuerpo. Se tumbó en la cama desnuda encima de una toalla y yo la eché por todas partes, sus piernas, su culo, brazos, espalda, pechos, casi fue como un masaje relajante para ella.

- ummm, no veas que relajada me he quedado, me dijo Marta…me ha dado hoy mucho el sol…venía calentita…

- ah si?...me lo podías haber dicho, no me importaría follarte ahora mismo…

- no…ya no…ya sé que seguro que te ha gustado verme así, verdad?...has visto como me miraba Fran las tetas?...y tu ya la tenias dura, lo he visto…

- por supuesto que la tenía dura…todavía me dura el calentón…

- anda…vamos a vestirnos para bajar a cenar…

Nos vestimos para bajar a cenar, Marta se puso unos mini shorts vaqueros, muy cortitos, de estos que los bolsos del pantaloncito asoman por debajo de lo cortos que son, una camiseta blanca de tirantes con un buen escote, al ser blanca todavía realzaba mas el moreno de su piel, se puso unas gafas de pasta, un brazalete y unas sandalias veraniegas.

Estaba super sexy.

Durante la cena pude ver las miraditas que se echaban Marta y Fran. Cuando terminamos a Fran le apetecía ir a algún bar de la zona para tomar una copa. A mi es una zona que para salir no me gusta mucho. Todo lleno de guiris, les dije que no me apetecía y nos volvimos a la habitación.

En la habitación del hotel la dije que a Marta que si a ella la apetecía que a mi no me importaba que se fuera ella solo con Fran…

- yo quiero que vengas tu…

- de verdad Marta que no me apetece, sal con Fran, yo me voy a quedar tranquilamente en la terracita tomándome una copa y leyendo un rato…no me importa quedarme solo…


Finalmente la convencí para que saliera a solas con Fran, tampoco me costó mucho, le llamó por teléfono y quedaron. Se estuvo arreglando un poco el pelo, pero tampoco se pintó ni nada. Salió así en plan informal…

- oyes se buena eh…te espero despierto…

- no te preocupes…tranquilo que hoy no va a pasar nada…en un ratito volvemos, solo vamos a tomar una copa…

Al poco sonó la puerta de la habitación, era Fran…

- oye Luis venga anímate…

- no, tranquilos que me apetece quedarme leyendo un rato…

- no tardamos nada…me dijo Marta dándome un beso…

Y salieron de la habitación. Mentiría si dijera que me quedé tranquilo, pero ahora mas que nunca tenía que confiar en Marta y dejarla un poco de vía libre haber como respondía. Me costó concentrarme en la lectura, solo hacía que imaginarme a mi mujer enrollada con Fran en cualquier garito o incluso follando en la playa.

Me entraron bastantes ganas de hacerme una buena paja, pero decidí esperar a que llegara Marta…

No tardó mucho en llegar. Aproximadamente una hora y media mas tarde entró Marta en la habitación.

Yo me acababa de tumbar en la cama y estaba viendo un rato la tele…

- que tal lo habéis pasado?...

- bien, hemos tomado una copita y para casa…

- y no ha intentado nada Fran?...que raro…

- jajaja…pues claro…pero ya te dije que hoy no iba a pasar nada…

Me contó que habían entrado a un bar y habían estado hablando, Marta había estado un poco en plan calienta pollas con él, rozándole con las tetas y con su cuerpo. Fran se había dejado de rodeos y la había pedido irse con él a su habitación pero Marta le dijo que no. Incluso la había intentado besar pero ella le había rechazado, quitándole la cara…

En el fondo me sentí aliviado y orgulloso de Marta, pero a la vez algo decepcionado, mi alma de cornudo hubiera preferido que mi mujer hubiera venido con la boca caliente de haber tenido la polla de otro tío o con las tetazas bien sobadas…

- y no te apetecía?....la pregunté a Marta

- tu que crees?...pues claro…pero no se lo iba a poner tan fácil la segunda noche no?...quiero que lo desee, ponerle bien caliente…y a ti también….decepcionado?

- claro que no…

- pues yo creo que si, tranquilo…le he pedido que me acompañara hasta la puerta de la habitación y justo antes de entrar le he dado un muerdo y luego le he pedido que se fuera…

- que?...

- si cariño como lo escuchas, hace un minuto Fran me ha metido la lengua en la boca…bueno mas bien he sido yo…pero solo ha sido eso…dijo sentándose en la cama y quitándose los shorts y luego la camiseta y el sujetador.

Se había quedado solo en braguitas, se puso una camiseta para dormir y se echó a mi lado…

- venga vamos a dormir que ahora si que estoy cansada…me dijo sobándome la polla por encima del pijama para comprobar lo dura que la tenía…te quiero…me dijo dándome un beso con una pícara sonrisa en sus labios…

Así que yo me quedé con un buen calentón, recordando como había transcurrido el día, el topless de Marta, su rajita marcada a través del bikini, los shorts vaqueros, el muerdo con Fran…

Decidí no correrme aquella noche. Si mañana transcurría otro día como el de hoy a última hora me esperaba un polvazo sublime.

Ya estábamos a sábado y alquilamos un coche para movernos un poco el fin de semana por la isla. Por la mañana nos acercamos a la playa de Amadores, es una playita que está al sur y es artificial, tiene el agua muy clarita y es una de mis favoritas, pasamos allí la mañana. Me acerqué a una tienda a comprar el periódico y unas cervezas.

Cuando regresé a la toalla Marta ya estaba con las tetas al aire y Fran sentado detrás de ella echando crema por su espalda.

Yo me senté a leer la prensa mientras me tomaba una cervecita y veía a Fran como extendía la crema por los laterales de la espalda de Marta, incluso como rozaba sus tetazas. No era por casualidad, porque lo hizo varias veces, como el que no quiere la cosa. Lo mas morboso era que a Marta no le importaba en absoluto.

Nadie de los que estaban allí diría que yo era el marido.

Eso me provocaba una gran excitación dejándolos hacer. Luego fue mi mujer la que estuvo en contacto con el cuerpo de Fran. Me gustaba como le acariciaba la espalda con que suavidad y con que morbo.

Comimos allí y luego nos volvimos al hotel. En cuanto llegamos nos dimos una ducha, yo me metí con Marta y la estuve enjabonando todo el cuerpo.

- joder que ganas tengo de follarte, deja que te la meta aquí…

- estás excitado?...pues imagínate yo…pero no vamos a hacer nada, me gusta tenerte así, aunque yo también me tenga que aguantar, me dijo pajeándome lentamente para luego soltarme la polla…

- no seas mala…

- mala?...jajaja, todavía no has visto nada…

Terminamos de ducharnos y luego nos echamos una pequeña siesta. Yo estaba con un calentón tremendo y notaba que Marta estaba igual que yo. Lo que no sé es porque no me dejaba follármela, era como una tensión sexual que cada vez iba en aumento, cada vez un poquito más…y eso se iba guardando dentro. Pero claro no estábamos solos, también estaba Fran y seguramente a él le estaba pasando lo mismo.

Cada vez se cortaba menos con mi mujer.

Marta se levantó pronto y se bajó ella sola a la playa, luego aparecimos Fran y yo por la playa como la tarde anterior. Me dejó el bote de crema en la toalla para que la echara, pero yo que acababa de encender el ebook cogí el bote y se lo lancé a Fran…

- toma si no te importa, echa la protección tu a Marta…le dije yo…

Estaba tumbado en la toalla y a mi lado Marta estaba sentada de frente a mi, por lo que podía ver sus tetazas perfectamente. Detrás estaba Fran masajeando su espalda, otra vez excediéndose por los laterales rozando sus tetas…

- oyes…jajaja que me has tocado las tetas, dijo Marta…

- uyyy perdón, dijo Fran…ha sido sin querer…

- si…sin querer…tranquilo hombre que hay confianza, dijo Marta…

- yo si me dejas…no me importa…no se te vayan a quemar…jeje

Y echando un poco mas de crema en sus manos, rozó de nuevo por los laterales pero tocando todavía un poco mas y como vió que Marta no decía nada fue tocando mas y mas, hasta que tuvo las dos manos magreando las tetazas de Marta.

Y delante de mi!!!

Aquello no duró nada, Marta le quitó las manos, pero mi polla se puso muy dura. Seguro que a estas alturas mi mujer estaba bien cachonda.

Nos dimos otro paseo por la playa y allí se lo pregunté…

- anda que vaya magreo de tetas te ha dado el cabrón…

- si…no pensé que lo fuera a hacer delante de ti, me dijo Marta…no veas que morbazo me ha dado. Me está poniendo a mil…

Cuando regresamos al hotel yo estaba como loco por follarme a Marta…pero me dijo que todavía no era el momento.

Además habíamos quedado con unos ex compañeros míos para tomar algo después de cenar, lo que pasa es que teníamos que ir a Las Palmas con el coche.

Después de cenar Marta comenzó a vestirse y se puso un minúsculo tanguita negro.

- ese no te lo había visto, dije yo…

- claro que no…es nuevo…me lo he comprado para venir aquí…para una ocasión especial…dijo Marta arreglándose el pelo delante del espejo solo con la pequeña prenda puesta.

Me puse detrás de ella, me saqué la polla y se la pase por el culo. Le dí varias pollazos en las nalgas. Cogí el hilillo del tanguita y se lo eché a un lado…

- te la tengo que meter puta…me estás volviendo loco…

Ella me cogió la polla y se la restregó por el coñito, se mordió el labio mientras lo hacía, pude comprobar que ya estaba mojada con mi polla frotando su rajita…mi mujer cada vez estaba mas cachonda…

- todavía no…tienes que esperar un poco más…además…quien te ha dicho que este tanguita es para ti?, dijo soltándome la polla y colocándose de nuevo el tanga…

A regañadientes y todavía con la polla dura me senté en la cama a ver como se vestía Marta para salir con mis antiguos compañeros. Me estaba poniendo cachondísimo. Se puso un pantaloncito azul claro de vestir encima del tanguita, luego en la parte de arriba una camiseta gris así un poco amplia con lentejuelas y un cinto encima de la camiseta, lo bueno es que no llevaba sujetador!!!

Era tremendo. Aunque la camiseta era un poco amplia se la marcaban los pezones de una manera fantástica. Para terminar se puso unos zapatos de tacón y se pintó las uñas de las manos y los labios de un rojo bien intenso.

Fuimos en coche hasta las Palmas y ahí quedé con los ex compañeros, creo que ya había comentado que estuve una temporada trabajando allí. La verdad es que yo estaba agotado del dia de playa y no tenía muchas ganas de fiesta. Además como llevaba el coche pues tampoco podía beber, porque nos teníamos que volver a bajar luego al sur en el coche.

Me tomé una copita y luego estuvimos un rato charlando. Nos fuimos a otro bar y quedé con mis dos mejores colegas de allí para comer mas tranquilamente el domingo en su casa y me contaran que tal les iba en el trabajo.

Mientras yo estaba con los compañeros Marta y Fran estaban a lo suyo. Tonteando toda la noche. Mis compañeros me dijeron que Marta estaba muy guapa, que cada vez estaba mejor y cuando miramos hacia ella, justo estaban en la barra con Fran detrás pidiendo una copa y restregándola la polla por el culo. Marta miraba hacia atrás y riéndose no sé que le estaría diciendo.

Me encantaba esa situación de sentirme un cornudo delante de mis ex compañeros, era evidente el juego que se traían mi mujer y nuestro amigo. Todos se daban cuenta.

No estuvimos mucho tiempo, sobre las dos de la mañana nos volvimos al sur. Me despedí de los compis y volvimos a quedar el domingo para comer otra vez en la ciudad. Yo iba bien, pero claro, Marta y Fran ya se habían tomado alguna copita y tenían mas ganas de fiesta.

Aparcamos el coche allí al lado del hotel y aunque yo no tenía muchas ganas al final entre Marta y Fran me convencieron para ir a tomar la última.

Entramos a la disco, llena de extranjeros, Marta y Fran no dejaban de hablar y reirse, casi como si yo no estuviera, me sentía que sobraba con mi triste coca cola viéndoles a los dos tontear delante de mi como si nada.

Me salí fuera y me quedé un rato yo solo pensando y tomando el fresco. A los 20 minutos salió Marta…

- que te pasa?

- Nada aquí estaba tomando el aire, me voy a ir para el hotel…

- Ya?...espérate que nos tomamos otra , queríamos ir a otro bar…

- Buff yo ya paso…os dejo a vosotros…

- Me vas a dejar a solas con él?...

- Es lo que quieres…se te nota…y bueno y a él también…

- Sabes una cosa?...no deberías dejarnos solos, estoy muy cachonda, dijo dándome unos besitos por la oreja…

- Espero que no seas muy mala…

- Hoy no te prometo nada…

- Que zorra eres!!!

- No sé que es lo que va a pasar…oyes por lo menos entra a despedirte de Fran…

- Vale tranquila ahora entro…

Y Marta volvió a entrar dentro del bar. A los cinco minutos entré yo y estaban los dos bien pegados hablándose ya al oido. Me despedí de ellos y les dije que me iba al hotel. Les dejé solos. Vía libre.

Pero me quedé fuera esperando a una distancia prudencial hasta que salieran. No sé porque lo hice, pero mientras esperaba se me fue poniendo mas y mas dura.

30 minutos mas tarde todavía no habían salido del disco bar. Quise haberme acercado a ver que estaban haciendo pero ya no me atreví, no sea que justo salieran y me pillaran. Así que allí seguía vigilando la salida a unos 20 metros yo solo como un gilipollas.

Estuve tentado varias veces de irme al hotel, pero no lo hice, esperé con paciencia, hasta que por fín casi una hora mas tarde salieron del garito.

Justo echaron a andar en mi dirección por lo que tuve que moverme rápido para que no me vieran, pero a la vez no quería perderles de vista. Me metí en una calleja y fui hasta el fondo. Ellos pasaron de largo y fue corriendo de nuevo hasta la esquina para no perderlos.

Ahora estaba detrás de ellos…

Iban hablando y no noté nada raro entre ellos, Marta iba fumando y se pararon justo en la puerta de otro bar hasta que Marta se terminó el cigarrillo. Seguía todo con normalidad pero justo antes de entrar Fran palmeó el culo de Marta y mi mujer se giró dándose un pequeño muerdo como si llevaran tiempo haciéndolo…

Yo me quedé todavía con la polla mas dura. Y una excitación que ya me superaba.

Les volví a perder de vista…tenía que pensar algo, que hago me vuelvo ya al hotel? Otra hora esperando allí a que salieran no lo hubiera soportado. Pero ya mi polla hablaba por mi. No podía esperar mas.

Quería verles, el morbo de ver lo que pasaba fue superior al miedo a que me pillaran. La oscuridad y la cantidad de gente que había jugaban a mi favor. Me metí en el local buscando a mi mujer y a mi mejor amigo…

No tardé mucho en localizarlos en una esquinita…

Estaban apoyados contra una pared, ni tan siquiera parecía que hubieran pedido nada de beber. Fran acercaba la cara a la de mi mujer y ésta se la quitaba unas veces y otra le dejaba que la besara. Estaban tonteando.

Así estuve un poco viéndolos, de verles así de acaramelados todavía se me puso mas dura, 5 minutos mas tarde se estaban enrollando ya sin rodeos, se comían la boca con desesperación y las manos de Fran estaban en el culo de mi mujer. Luego las subía y la tocaba las tetazas por encima de la camiseta, mi mujer echaba el cuerpo hacia delante buscando el contacto de su cuerpo contra la polla de Fran.

Marta estaba apoyada contra la pared y nuestro amigo no dejo ni un rincón de su cuerpo sin tocar. Mi mujer se dejaba hacer como una zorra, lo que mas me gustaba era cuando subía las dos manos hacia las tetazas de Marta y ésta se las dejaba sobar sin ningún pudor delante de todo el bar.

Yo estaba a punto de explotar.

No estuvieron mucho, salieron del bar y yo tuve cuidado de que no me vieran, lo que pasa es que ya no ví en que dirección iba y me esperé dentro un rato.

Luego salí, con cuidado de no encontrármelos y como ya los había perdido de vista me fui solo al hotel que no quedaba a mas de 10 minutos andando de la zona de marcha.

Llegué allí y me subí a la habitación por las escaleras. Me detuve en la planta donde estaba Fran haber si escuchaba algo, pero nada, me quedé con ganas de acercarme hasta la puerta de su habitación para pegar la oreja, pero al final no lo hice.

Me fui a nuestra habitación. Marta no había vuelto todavía.

La mandé un whats app al móvil…

- vas a venir ya?

- Donde estais?...

Intranquilo como estaba esperé una respuesta, pero nada. No sabía si llamarla o que hacer...Nada a esperar de nuevo.

Seguía sin tener una respuesta al whats app que le había mandado. Ya había pasado una hora desde que los ví salir del bar.

Solo hacía que pensar en ellos dos en aquel bar, como se besaban, como Marta le cogía de la nuca para meter bien la lengua en su boca. Como Fran metía mano a mi mujer, las tetas, el culo…lo que quería.

Y mi mujer encantada. Estaba muy cachonda. Se notaba. Y yo casi estaba mas caliente que ellos.

Allí en un sitio rodeada de guiris, donde no la conocía nadie, con el amigo que seguramente mas habrá deseado durante años. Con una tensión sexual entre ellos tremenda. Estaba desinhibida, dejándose sobar como una zorra. Que mas da. Tenía mi consentimiento y podía hacer lo que quisiera.

Y yo esperándola en la habitación. Sentado en la cama, sin saber muy bien que hacer. Con unos nervios en el estómago que no sé muy bien como definir. Con el calentón acumulado de estos dos días de playa.

Y mi polla dura a mas no poder. Con unas ganas locas de reventar.

No se me bajaba el empalme, no podía pensar en otra cosa que no fuera en mi mujer con Fran, de esta noche no pasaba, me tenía que follar a Marta. No podía retener mi orgasmo mas tiempo. Necesitaba descargar. Si Marta tarda un poco más voy a ir al baño y con apenas tocarme la polla me voy a correr.

Dos horas mas tarde desde la última vez que los vi saliendo del bar no me aguanté más. Salgo de la habitación y con el corazón a mil pulsaciones me voy a la habitación de Fran. El hotel es grande y a pesar de que es tarde me cruzo con un par de guiris borrachos.

Llego a su planta y me acerco a la puerta. En medio del silencio se oyen los gemidos de una pareja que están follando. Todavía se me acelera mas el corazón. No cabe duda de que vienen de la habitación de Fran. Pego la oreja a la puerta y durante unos segundos oigo como follan como dos salvajes.

Reconozco perfectamente los jadeos de Marta!!!!!! Está disfrutando como una puta. Que manera de gemir!!!

Me quedo un minuto mas escuchando allí como un pasmarote de pie frente a su puerta sin tan siquiera pegar la oreja. Mi polla palpita de una manera increíble. Me la sujeto con fuerza para evitar correrme.

Estoy a punto sin haberme tocado la polla.

Los gemidos inconfundibles de Marta cada vez son mas altos, no cabe duda de que Fran la está pegando un buen polvazo. Quiero irme a la habitación pero mis pies no se mueven. De repente silencio. Ya han debido de terminar.

Decido volverme a la habitación no sea que abran la puerta y me pillen allí, cuando estoy a unos 10 metros vuelvo a escuchar los gemidos de mi mujer, me acerco de nuevo, ahora todavía se les oye mas. Me saco la polla de las bermudas y de repente me veo escuchando a mi mujer y a Fran mientras follan y yo con la polla tiesa en la mano en mitad del pasillo. No me atrevo casi ni a menearla. Solo me la sujeto.

No sé porque estoy tan excitado. El hecho de oírlos sin poder verlos hace que todavía me caliente mas.

Al final me guardo la polla y me voy a la habitación a esperar a Marta…me iba a ser imposible dormir…. Media hora mas tarde desde que les escuché follando entra mi mujer en la habitación, viene con los zapatos en la mano. Del maquillaje rojo con el que salían sus labios apenas queda nada. El pelo también lo lleva algo despeinado.

Yo estoy sentado en la cama, apoyando mi espalda en el cabecero de la cama, estoy viendo un canal extranjero en la tele.

- todavía estas despierto?...me dice Marta

- si…te estaba esperando…pero vamos que ya sé lo que habéis hecho…

- y como lo sabes?...me dice Marta

- lo sé y punto…que tal folla Fran?, era como habías imaginado?

Marta se sienta en la cama y se quita el pantaloncito. Solo lleva puesto el tanguita y la camiseta holgada gris sin sujetador. Se acerca hasta donde estoy yo y se recuesta a mi lado. Sin decirme nada me saca la polla que está a punto de reventar y me la empieza a menear…

- te parece bien si los detalles te los doy mañana?, me dice…estoy muy cansada…

- yo también estoy cansado de esperarte despierto…

- cansado y caliente no?...me dice mirando hacia mi polla sin dejar de pajearme despacito…

Yo estoy a punto de correrme ya, me quedo sin saber muy bien que decir, noto su pelo por mi cara y no se me ocurre otra cosa que olerla. Su pelo, su cuello…ummmm…me encanta como huele mi mujer después de follar. Solo que esta vez no he sido yo. Viene con ese olor de la calle. Me vuelvo loco…

- hueles como una puta recién follada…la digo medio enfadado y excitado a partes iguales

- y eso te vuelve loco, verdad?...me contesta…vas a correrte ya?...

- siii…dime que te has dejado follar como una cerda…dímelo!!!!!...dime que Fran te ha follado bien!!!!!

- Shhhhhhiiiii…me dice acelerando un poco el pajote que me hace…me ha vuelto loca…ME HA FOLLADO DE MARAVILLA!!!!!!!!!! NO SE NI LAS VECES QUE ME HE CORRIDO!!!!, me dice Marta…

- Ahhhhhhhh….me voy a correr, me corro puta…agáchate y chúpamela, me quiero correr en tu boca!!!

Marta ya no me dice nada más, solo se agacha y se mete mi polla en la boca. En cuanto noto el calor de su saliva en mi polla me dejo llevar. Sujetándola por el pelo me corro en su boca. Suelto la tensión de estos dos días en una corrida inmensa.

Posiblemente la mejor corrida de mi vida hasta ese día.

Inundo su boca mientras ella sigue succionando y tragando hasta la última gota de mi leche. Me quedo vacío, exhausto tumbado en la cama, Marta sigue chupando, relamiéndose y limpiándome la polla con la boca. Cuando termina no queda ni rastro de mi semen. Se lo ha tragado todo.

Se levanta y me mira con una cara de guarra que me da miedo, casi no reconozco a mi mujer…

- has quedado mañana con tus compañeros de trabajo, no?...

Por la mañana me desperté pronto y me bajé a desayunar. Dejé a Marta durmiendo en la cama. Yo apenas había dormido nada por la noche y casi no había descansado. Cuando terminé me fui yo solo a dar un paseo por la playa.

Comencé a pensar. Era increíble lo que me había pasado en los últimos días. Como había cambiado todo. En apenas una semana mi mujer me había confesado que se había follado a otro en la despedida de soltera y unas poquitas horas antes lo había hecho con Fran. Ya poco quedaba de la recatada chica castellana con la que empecé a salir. Cuando anoche después de chupármela se levantó con mi corrida en la boca, tragándoselo todo, relamiendo mi polla, apenas la reconocía. Antes ni tan siquiera me dejaba correrme en su cara, en su boca y ahora ni se había inmutado. Se había tragado mi corrida sin rechistar.

Y lo mejor de todo es que media hora antes venía de follar con otro tío. Con uno de nuestros mejores amigos para ser exacto.

La cosa había ido demasiado lejos, pero no podía estar enfadado con ella, en el fondo había sido yo el que comenzó todo esto, pero ahora era distinto, estaba Fran por medio y sentía celos de él. Miedo de que se pudiera encoñar con él y terminara nuestra relación.

La había dado permiso para follar con él y ella había accedido. Ni tan siquiera sabía como había pasado o que es lo que habían hecho.

Tampoco estaba muy seguro que como iba a reaccionar cuando me encontrara con Fran o que me iba a decir él a mi.

Estaba en un mar de dudas, lo único de lo que estaba seguro era de que la corrida que me había pegado anoche en la boca de Marta sabiendo que acababa de follar con Fran había sido increible.

Y ahora que se supone que tenía que hacer?....terminar con todo esto o dejar que siga su curso?...en el fondo me sentía muy bien cuando sabía que yo era el único que había follado a Marta. Ahora ya no era así. Ya se había follado a dos mas. Con cuantos mas iba a permitir acostarse a mi mujer?

O que era lo que me preocupaba? Que se hubiera follado a otro o que lo hubiera hecho con Fran?

Tenia todas estas cosas en la cabeza cuando recibí un mensaje de Marta, serían sobre las 11 de la mañana. La dije que estaba dando un paseo por la playa y que ahora volvía a la habitación del hotel.

Cuando llegué Marta estaba en una tumbona de la piscina, con su bikini blanco y unas gafas de sol…estuvimos hablando un poco de cosas sin importancia…

- donde está Fran?...la pregunté

- no sé…todavía no ha bajado…

- nos vamos tu y yo a la playa a dar un paseo?....

Marta me dijo que sí y con lo justo nos bajamos hasta la playa a caminar un rato. Estaba impaciente por sacar el tema de lo que había pasado anoche pero me daba miedo preguntar.

Mientras caminábamos por la orilla de la playa del inglés saqué el tema…

- bueno que tal ayer?...

- pues bastante bien…no sé…que quieres saber? Ya te dije que lo hicimos.

- Lo hicimos…ya sé que follasteis no?...tendrás que ser algo mas concreta…donde fue, que hicisteis…quiero saberlo todo…

Nos paramos y nos sentamos a la orilla del mar, mientras mirábamos como rompían las olas comenzó Marta a contarme que es lo que había pasado la noche anterior…

- me da vergüenza contarlo….

- Ahora te cortas?...para follar no te cortas pero para contármelo si…

- Bueno…pues lo hicimos en el hotel, en su habitación…pregunta que es lo que quieres saber…

- Se la chupaste?

- No

- Y por detrás te lo hizo?

- Tampoco…

- Vaya así que no se la chupaste y no te dio por el culo?

- Ya te dije que no…

- No te lo pidió?

- No…no surgió

- Entonces que hicisteis?

- Pues follar…estuvimos follando y ya está…

- Dime como fue, que pasó en cuanto entrasteis en la habitación del hotel…

- Pues estuvimos un rato en la cama, besándonos, nos quitamos la ropa y empezamos a hacerlo…

- Así de primeras?

- Bueno me estuvo tocando las tetas, me dijo que le volvían loco desde siempre, que las tenía perfectas, luego me las estuvo chupando un rato…

- Y después te la metió? Como fue la primera vez que te lo hizo? Se pondría condon no?

- Si claro…que te piensas…pues se puso encima de mi y lo hizo…me la metió…

- Y te gustó?

- Tu que crees?

- No le tocaste antes la polla?

- No, en cuanto llegamos nos quitamos la ropa y ya empezamos a hacerlo…

- Vamos que no os aguantabais mas…

- Si…mas o menos…ya íbamos con el calentón…

- Y no te dijo nada al metértela?

- Si, me dijo que ya no podía mas, que me iba a follar…y justo en cuanto dijo esas palabras sentí como le iba entrando en mi…

Como os podéis imaginar allí sentados en la orilla, con el solito que ya calentaba y escuchando esto mi polla se empezó a poner dura. Mi mujer me estaba contando como Fran se la había follado la noche anterior y yo me les imaginaba en la habitación del hotel follando como dos salvajes…

- te folló bien?...dime…te corriste?

- Si, estuvo muy bien…fue una sensación rara…no lo sé explicar si me corrí o que me pasó

- Y eso?

- En cuanto sentí que estaba dentro de mi, fue casi como un orgasmo continuo…y él no dejaba de empujar y de metérmela, cada vez la sentía mas y mas dentro…yo ya no pensaba en nada…solo quería disfrutar de esa sensación, abrir mas las piernas para que me siguiera follando…

- Joder…eso no lo has sentido nunca conmigo no?

- Contigo es distinto, también hemos echado buenos polvos, pero con él era solo sexo y ya está…quería que me follara bien…

- Y donde se corrió?

- No quería cambiar de posición ni nada, solo hacía que follarme encima de mi, empujando cada vez mas fuerte, yo le puse las manos en el culo para que siguiera y él al sentir mis manos en su trasero todavía me folló mas duro…no sé el tiempo que estuvo, no paraba de hacerlo, de follarme…yo estaba casi en un orgasmo continuo…

- Marta…

- Deja que termine…no querías escucharlo?...cuando me dijo que se corría, le sujete mas fuerte por el culo y sabes lo que le dije?

- Nooo

- Quieres saberlo?

- Si…dímelo

- Le dije que ni se le ocurriera sacarla, que siguiera follándome y se corriera estando dentro de mi…eso le dije…que te parece?...se corrió dentro de mi como una bestia, lo sentí en todo mi cuerpo…fue una pasada…

- Joder…no sé ni que decir…

- Jajaja…no hace falta que digas nada…me dijo mirando hacia el bulto que se me había formado en el bañador…vamos a volver al hotel no nos hemos puesto crema y empieza a pegar ya…

- Si vamos…que me quiero dar una ducha antes de comer…

Así que con un empalme de caballo nos fuimos al hotel, me costaba horrores disimular la erección en el bañador, por el camino todavía la fui preguntando cosas a Marta. Me acababa de contar la primera vez que había follado con Fran. Por como me lo contaba no cabía duda de que había disfrutado como una buena zorra.

- y cuando terminasteis?...

- nada me puse una camiseta y me salí a echar un cigarrillo a la terraza, le dejé en la cama desnudo quitándose el condón…

Me imaginaba a mi mujer después de ser follada con una camiseta solo puesta, sus tetazas sudorosas, con cara de haberse corrido como una cerda, disfrutando del cigarrillo pero a la vez con ganas de terminar para volver a follar con él…

- luego salió a la terraza conmigo, estuvimos hablando un poco, siguió Marta…me dijo que le había encantado hacerlo conmigo y también habló algo de nosotros, de nuestra relación…

- de nosotros?

- Si, me dijo que le parecía increíble que tu me dejaras estar con otros, follar con él, también estaba al tanto, por lo menos en parte de lo que habíamos hecho con Marcos, que parecíamos una pareja tan formal y natural…pero bueno que cada uno disfrutara de su sexualidad como quisiera, pero él nunca compartiría a su mujer…también me dijo que no quería rollos raros de tríos contigo o que tu estuvieras delante viéndonos follar si volvía a pasar algo entre él y yo…

En ese momento no dije nada, se supone que las condiciones las teníamos que poner nosotros, no Fran, lo normal es que en ese momento hubiera dado por terminado aquello, que mi mujer no volviera a hacerlo con aquel tío.

Pero estaba tan terriblemente excitado.

No podía dejar de pensar en Fran y mi mujer fornicando sudorosos en la habitación del hotel. Cuantas veces se la habría follado?

Ya estábamos llegando al hotel, yo tenía que darme una ducha y prepararme para subir al norte a comer con mis excompañeros. De Fran no habíamos tenido noticias en toda la mañana. Justo al entrar recibió Marta un mensaje de él…

- que vamos a hacer hoy?

- Ya estás sola…

- Te invito a comer…

Marta me enseñó los mensajes y le contestó…

- dentro de un rato te llamo y quedamos…

Luego nos subimos a la habitación del hotel. Cuando entramos la pregunté a Marta como había seguido la noche con él…

- quieres saberlo?...vas a hacer tarde y no querrás estar con esto todo el día duro no?...me dijo apretándome el paquete…

- vas a quedar con Fran no?...te lo piensas follar hoy otra vez?

- Pues depende…me dijo acercándose a mi oído mientras se quitaba la parte de arriba del bikini y aparecían sus tetazas antes mi. Tan solo llevaba puesta la parte de abajo del bikini…- quieres que me lo vuelva a follar? Me dijo apretándose las tetas…

- Marta…

- Marta que…me dijo bajándome el bañador en el momento que aparecía mi polla totalmente tiesa…quieres o no quieres? Dijo agarrándome la polla y meneándola despacito…

- Umm…no sé…

- Venga vamos…si quieres que pase hoy también me lo vas a tener que pedir tu…aunque por como tienes la polla no hace falta que digas nada mas…quieres que te siga contando lo de anoche?...

- Shhhiii…y a la vez que contestaba ella me empujó sobre la cama y quedamos los dos sentados. Ella no dejaba de acariciarme la polla.


Marta se quitó la parte de abajo del bikini y se quedó totalmente desnuda. Por lo menos me la iba a follar antes de irme a comer con mis ex compañeros…

- en cuanto me terminé el cigarro, nos metimos en la habitación y me quité la camiseta, ya estábamos desnudos los dos otra vez, le cogí la polla para jugar un poco con ella, pero no hizo falta porque ya la tenía dura de nuevo…nos estuvimos besando de nuevo…le dije que no podía esperar más, que quería tenerlo dentro de mi otra vez…

- tan cachonda estabas puta?...

- ummm si…estaba muy excitada y él lo sabía…sabes lo que me hizo luego?...

- el que…que te hizo?...

Yo cada vez estaba mas excitado, mi polla mas dura, ya casi a punto de explotar, Marta que lo sabía dejo de tocármela y ya solo me acariciaba los huevos con mucha suavidad…

- se puso otra vez encima de mi…me abrió bien las piernas, tenía el preservativo en la mano, se cogió la polla y me golpeó con ella en el coño…

- queeee?

- Si…lo que oyes…me decía…te gusta?, claro que te gusta, esto las encanta a todas mis amiguitas como dices tu y por lo que veo a ti también y me seguía dando golpes con su polla…me decía abre bien las piernas y yo le obedecía y me seguía golpeando…te juro que era increíble esa sensación, me estaba volviendo loca

- Y no llevaba puesto el preservativo?

- Todavía no…

- Y tanto te gustaba que hiciera eso?

- Me encantaba, a cada golpe empecé a gemir…me cogí yo misma las tetas, le miraba como pidiendo que no se parara, abría mas las piernas animándole a seguir…y cada vez que me daba yo gemía…cada vez me daba mas fuerte y yo gemía mas alto…luego empezó a jugar conmigo, restregando su polla contra mi, le dije que ni se le ocurriese metérmela sin condón…y me dijo que me callara dándome 4 o 5 golpes rápidos, no veas como me puso...casi me corro solo con eso…cerré los ojos y le dejé que siguiera jugando conmigo, que siguiera torturándome con su polla…me estoy volviendo a poner a mil, solo de pensarlo…

Os podéis imaginar como estaba en ese momento escuchando todo aquello. Marta que también lo sabía ya me había soltado la polla y me había rodeado el cuerpo con sus piernas. De repente se tumbó en la cama y se abrió de piernas ante mi. Observé su cuerpo desnudo y bronceado, sus tetazas, el piercing de su ombligo, su rasurado coñito…me miró con cara de guarra…

- ven…ponte encima, quiero que me lo hagas tu…cógete la polla, vamos hazlo!!

Yo sin decir nada me puse de rodillas ante ella, me sujeté la polla y la dí un pollazo en su empapada rajita. Marta suspiró, luego otro pollazo y se la escapó un pequeño gemidito cerrando sus ojos. Estaba haciendo lo que había hecho Fran con mi mujer. El muy cabrón la había tenido así abierta de piernas, a su merced, mi mujer jadeando a cada pollazo. Tras unos pocos pollazos mas contra el coño de Marta a lo que ella iba aumentando el ritmo de sus gemidos, posiblemente imaginando que era Fran el que lo hacía, no pude más…me sujeté la polla y tras otro golpe en medio de su coño comencé a correrme…no lo puede evitar…

En cuanto Marta notó el calor de mi corrida que la empezaba a bañar las tetas, el ombligo y su coño, abrió los ojos y se incorporó un poco…

- nooooo….no te corras!!!!!!!!!!

…pero ya era demasiado tarde, no había podido aguantar más. Me había corrido encima de mi mujer imaginando que era Fran el que lo hacía.

Me quedé sentado en la cama, me pegó el bajón de la corrida, además había estropeado el juego de Marta. Y lo que es peor posiblemente la había dejado con un buen calentón y yo además sin saber como había terminado la noche anterior con Fran…

- joder no tenías que correrte…quería dejarte excitado para luego cuando regresaras de comer…

- ya lo siento…no me he aguantado…dije yo, mientras caminaba hacia la ducha…

Me metí a duchar. Estaba algo decepcionado, estaba claro que Marta ya tenía planeado aquel dia. Al momento sentí que ella entraba también en la ducha, se pegó a mi espalda y me abrazó…

- lo siento cariño…no pasa nada…me dijo Marta…cuando llegues luego si quieres te cuento como terminó la noche…

Yo después de correrme pues como era normal se me había pasado bastante el calentón. En ese momento me hubiera apetecido decir a Marta que no hiciera nada con Fran en mi ausencia durante ese día.

Pero no lo hice.

Marta solo hacía que besarme y frotar su cuerpo contra el mío en la ducha. Estaba realmente excitada, también ella se había calentado contándome todo y con el jueguecito de los pollazos contra ella y seguramente pensando que en un ratito iba a estar follando de nuevo con Fran.

Sobre la 13.00 salí del hotel y me fui a comer con mis compañeros mientras dejaba a Marta completamente desnuda comenzando a arreglarse delante del espejo…

Llegué al norte y me estuve tomando una caña con mis amigos. Luego fuimos a comer. Yo estaba casi ausente pensando en Marta y Fran. No les mandé ningún mensaje ni nada. No tuve noticias de ellos.

Después de comer fuimos a la plaza Farray y nos sentamos allí a tomarnos un par de copas. Dimos un paseo por las canteras, nos comimos un helado. Estuve haciendo un poco de tiempo hasta que se me pasara los efectos del alcohol para volver a coger el coche.

Al final pasé un buen día con mis ex compañeros de trabajo pero llegó la hora de volver al hotel. Cogí el coche y me bajé al sur. Antes la mandé a Marta un mensaje diciéndola a Marta que en 45 minutos ya estaría allí. Serían sobre las 21.00 de la noche cuando llegué. No había recibido contestación de Marta.

Entré en la habitación del hotel y no había nadie…

Llamé a Marta el móvil pero nada que no me contestaba. Unos diez minutos más tarde por fin apareció. Llevaba puesto unos mini shorts de playa en los que asomaban los cachetes de su culo y arriba traía una camiseta de tirantes bien escotada y sin sujetador.

Estuvimos hablando un poco, la estuve contando que tal lo había pasado con mis ex compañeros y luego la pregunté que como lo había pasado, me dijo que al poco de irme ella se había ido a comer con Fran. Y pregunté que es lo que habían hecho luego. Marta se recostó en la cama con pinta de estar bastante cansada y me dijo…

- no hemos hecho nada…no hemos salido de la habitación hasta ahora…

Su respuesta me provocó una punzada en el estómago. No sabía si de morbo o de celos, excitación o de miedo…

Para rebajar un poco la tensión, me dijo Marta que la apetecía que saliéramos a cenar solos. Se pegó una ducha y al poco salió con el pelo mojado y una toalla cubriendo su cuerpo.

Comenzó a vestirse y como siempre en ese ritual me encanta mirarla. Me gusta ver a mi mujer desnuda como se va poniendo la ropa. Siempre me ha parecido muy morboso. Además ese día mientras subían las braguitas por sus piernas no hacía mas que pensar que acababa de estar follando con Fran.

Justo en ese momento me miró, sonrió mientras se colocaba las braguitas enseñándome las tetazas y sin saber porqué mi polla se puso dura. Yo creo que ella se dio cuenta.

No fuimos a cenar a una terracita y cuando ya terminábamos de cenar no lo pude aguantar más y saqué el tema de Fran y le expuse todas mis dudas. La dije que cuanto menos ya nos estábamos cargando las vacaciones y que sería mejor que en estos días que nos quedaban hasta que llegara Eva sería mejor que no volviera a pasar nada porque no estaba disfrutando de las vacaciones, lo que yo quería ahora era relajarme, disfrutar de la playa y olvidar el trabajo.

Ya habría tiempo de nuevo de pensar en los juegos sexuales.

Yo además no había visto a Fran desde la noche anterior que se había follado a mi mujer. No sabía como íbamos a reaccionar los dos. Era evidente que me había estado evitando.

Parece que Marta entendió lo que propuse y dijo que si era lo que yo quería que lo entendía y lo aceptaba. No me dijo si era lo que ella quería, pero a mi me dio igual.

Cuando terminamos de cenar nos fuimos a caminar por el paseo y terminamos entrando en la playa y nos sentamos a pocos metros del mar. Marta se puso detrás de mi, cogiéndome por la cintura, abriendo un poco las piernas. Estábamos los dos sin hablar.

- que tal hoy que te veo que estás agotada?, la dije a Marta

- si…estoy bastante cansada…

No pregunté nada mas, después de haberla dicho que prefería que ya no hicieran nada ahora parecía que me daba algo de corte preguntar que es lo que habían hecho, pero al final no me pude aguantar…

- hoy mejor que ayer?

- Bueno…distinto…hoy hemos hecho un poco de todo…me dijo Marta…espera anda…

- Que haces?

- Ven aquí…me dijo desabrochando mi pantalón

En esa postura sentados, cualquiera que pasara ni vería lo que estaba pasando, solo parecería una pareja sentada frente al mar. Pero Marta no tardó en encontrar mi polla y comenzó a acariciarla por dentro del calzón…

- hemos estado follando toda la tarde…es eso lo que querías oir?, me dijo mientras mi polla ya se había puesto dura tan solo de escuchar esas palabras.

Marta me agarró la polla con fuerza y comenzó una paja lenta por dentro del pantalón…

- hoy si que se la he chupado…ven…me dijo y me giró la cabeza y me dio un muerdo en la boca…te excita saber que esa lengua que acabas de sentir ha estado jugando con su polla?...

- Marta para…

- que mas quieres saber?...te basta con eso o quieres que te cuente como me ha follado a cuatro patas, me ha azotado el culo, se ha corrido en mis tetas y en mi cara…y yo lo he disfrutado…hoy tampoco sé las veces que me he corrido, solo se que no quería que dejara de follarme…

De nuevo me giró la cabeza y comenzó a besarme con fuerza, mientras disfrutaba con su lengua en mi boca y su mano en mi polla. No opuse la mínima resistencia y me corrí dentro del pantalón mientras me morreaba con mi mujer. Pensando que esa lengua había estado mamando la polla de nuestro amigo.

A la mañana siguiente bajamos a desayunar y por fin coincidí con Fran. Los dos intentamos hacer como que no había pasado nada, pero había una especie de tensión en la mesa que era inevitable.

Nos bajamos a la playa y le dije a Fran que si se venía a dar un paseo conmigo. Teníamos que hablar.

Mientras nos alejábamos de Marta ésta ya se estaba quitando el sujetador y nos despidió allí de pies con los brazos en jarra luciendo sus inmensas tetazas.

Tampoco sabía muy bien que hablar con Fran, pero sabía que necesitaba hacerlo. Total que al final me dejé de rodeos.Le dije que por supuesto sabía lo que había pasado con mi mujer. Que era consentido por parte de los dos, en ese aspecto que no se preocupara, también le dije que preferiría que no se volvieran a ver, que ya había pasado pero ahora había que poner punto y final, que yo no estaba disfrutando las vacaciones y quería un descanso los días que faltaban. Fran me dijo que le parecía bien y que él lo había hecho porque Marta le dijo que yo estaba de acuerdo. No me dijo nada más.

Otra cosa que le pedí fue sobre todo discreción y que lo que había pasado quedara entre nosotros. No quería que el resto de amigos supiera que se había estado follando a mi mujer.

Después de hablar con Fran ya me quedé mas a gusto y tranquilo, pero a partir de ese día nuestra relación ya no volvió a ser igual. La cosa se quedó un poco “rara”, un sentimiento difícil de explicar.

Pasamos dos días de playa mas en los que Marta nos deleitó con sus tetas todo el rato. A pesar de todo una cosa no quita la otra y como siempre digo el ver en topless a mi mujer en la playa me excita mucho. Si ya está Fran con nosotros pues me pone mucho mas.

Así que después de dos días de playa y relax cuando llegamos Marta y yo a la habitación el martes por la noche después de cenar me apetecía mucho follar. Era la última noche antes de que Eva se nos uniera a las vacaciones.

Marta también estaba bastante cachonda, yo sé que el exhibirse así en la playa la excita mucho. El sentirse deseada y ver como cuando pasan otros chicos a su lado la miran las tetazas. Eso la da mucho morbo.

Ya desnudos en la cama Marta se puso encima de mi y comenzó a restregarme sus tetas por la cara. Me dijo que la chupara los pezones. Cuando ya tenía sus tetas bien mojadas y los pezones duros Marta se sentó sobre mi y cogiendo ella misma mi polla se la introdujo dentro.

Se puso a cabalgarme con rapidez, notaba a Marta muy excitada, sus tetazas se movían ante mi delante y atrás, yo la solté un buen azote en el culo ZAS!!! y ella me respondió con un gemido…

- quieres otro puta?...

- siii…dame…me dijo Marta…vamos dame más!!!!

Yo solté otro azote ahora mas fuerte en su culo, ZAS!!!!!, y Marta por respuesta incrementó el ritmo con el que me follaba, otro azote ZAS!!!!!....otro ZASS!!!!...otro ZASSSS!!!! Durante un par de minutos mi mano no dejó de golpear su culo cada vez con mas fuerza y ella me pedía mas, los gemidos de Marta ya eran escandalosos. Pero yo ya estaba a punto de correrme.

Nos quedamos quietos, Marta me dijo…

- joder me has hecho daño!!!...pero me ha encantado…porque paras?

- Ummmm…me ha puesto mucho azotarte el culito…ya me tenías a punto…

Luego me quité a Marta de encima y la tumbé en la cama, me gusta ver su culo rojo después de haberla azotado. La puse boca arriba y la dije que abriera bien las piernas. No sé porque lo hice pero antes de metérsela me cogí la polla y la dí un golpecito en su coño. Como me dijo ella que se lo hacía Fran.

No sabía como iba a reaccionar Marta, me miró como diciendo que haces?..pero allí seguía con las piernas abiertas y me volví a coger la polla y la dí con mas fuerza en su coñito…Marta dejó salir un profundo suspiro, como un gemido ahogado… un par de pollazos más…Marta cerró los ojos y abrió la boca suspirando mas fuerte pero reprimiendo todavía el gemido… restregué mi polla a lo largo de toda su rajita y luego dos golpes mas contra ella…no pudo más y un gemido salió de su boca…

- te gusta esto eh puta?...

No me tuvo que contestar, me cogí la polla y comencé a castigar su coño, a cada pollazo contra él sus gemidos eran mas altos, era como si me la estuviera follando, Marta no solo ya gemía, sino que se abría mas de piernas y movía sus caderas buscando el golpeteo de mi polla contra su empapado coño…

- estas muy mojada!!...seguro que estás pensando en Fran verdad?...tanto te gustaba que te hiciera esto?

- Siiiii..

- Si que puta? que estas pensando en él o que te gustaba que te lo hiciera?

- Las dos cosas….me dijo Marta bajando la mano hasta su coño y comenzando a frotarse ella misma el clítoris…

- Ya te quieres correr?....espérate un poco, todavía no me has dicho que es lo que pasó con Fran después de que te hiciera esto…

- Pues luego…ahhhhh….follamos…ummmmm…follamos…ahhhhhh!!!! !! me dijo Marta con los ojos cerrados totalmente abandonada al dedo que se estaba haciendo, la costaba responderme entre los gemidos y la respiración acelerada…

- Dime una cosa zorra…en el fondo te hubiera gustado que te la metiera así verdad? Sin haberse puesto el condón…no me lo niegues…

- Ahhhhhh….ummmmm…..shhhhiiiiiiiiii!!!!! shhhiiiiiiiiii!!!!!! AHHHHHH!!!!! Me corrooooooooooo!!!!!!!!!!!!!


Y mi mujer alcanzó un fenomenal orgasmo ante mi moviendo las caderas arriba y abajo, en los últimos segundos ya ni necesitó que siguiera golpeando su coño. Allí estaba yo de rodillas ante ella sujetándome la polla viendo como se corría frotándose su coño con ganas.

Cuando terminó cayó sobre la cama, cuando abrió los ojos me encontró como un pasmarote de rodillas con la polla a punto de explotar en mi mano.

- que bueno Luis…que corrida me he pegado!!!!!!

Yo en ese momento que también estaba a puntito me hubiera pajeado un poco y la hubiera llenado de leche por todo el cuerpo, pero quería retrasarlo un poco más. Cuando Marta se había recuperado y yo con mi polla todavía dura la pregunté como había seguido la primera noche con Fran.

Quería saber que es lo que había pasado después de que la restregara la polla por el coño.

Así que Marta que sabía que yo estaba a punto de estallar siguió contándome un poco más aquella noche. Se puso a cuatro patas con sus tetazas colgando y abriéndose con una mano las nalgas para que me la follara…

- luego me puse así y le dije que me la metiera…le pedí que me follara!!!, me dijo Marta a cuatro patas…


Yo me puse detrás de ella y con la polla ahora golpeé su culo en los cachetes…

- la tenía así de dura zorra?...

- ummmm…la tenía mas dura…

- mas dura?...serás puta!!! te voy a follar!!!...ven aquí…y sujetándola de las caderas se la metí en el coño desde atrás…

- ahhhhh…que bueno…así eso es…asiiiii…así me folló tu amiguito!!!!

- Joder…así pareces una buena cerda!!! Seguro que te azotó el culo por puta!!!, la dije dándola un buen azote de nuevo en su culo

- Nooo…solo me estaba follando…se lo tuve que pedir yo…

- Que le pediste que te azotara?

- Ummmm….shhhhiiii…quería sentirme como su putita, te gusta?

- Joder…toma…ZAS ZAS ZAAAASSSSS!!! Asi de fuerte te dio en el culo?

- Ahhhhhhhhhh…dioossssss…siiiiiiiii….asíiiiiiiiiiii, me dio unos buenos cachetones

- Te gusta eh puta?...dime…dime como se corrió…

- Me dijo que se quería correr encima de mi…encima de mi cuerpo…que desde hace muchos años se moría por correrse en mis tetas…

- Me voy a correr Marta….

- Ni se te ocurra sacarla…échamelo dentro!!!! Córrete dentro de mi!!!!!!....Fran me dijo que me sentara en la cama, se puso de pies delante de mi, se quitó el condón y se corrió en mi cuerpo….me llenó las tetas de leche!!!!!!!!!

- Me corrooooooooooo!!!!!!!!!!!!! ZAS ZASSSSSSSS!!!!!!!!!!

Y sin poderme aguantar más, después de un par de azotes mas me corrí dentro de mi mujer, embistiéndola a cuatro patas mientras me contaba como Fran se había corrido en sus tetas….


Al día siguiente ya venía Eva, la amiga de Marta, los últimos días de la semana íbamos a estar en Fuerteventura, en casa de un amigo que nos la prestaba unos días.

Fuimos a recoger a Eva al aeropuerto. Su llegada iba a romper la intimidad de estar a solas con Fran y posiblemente iba a hacer mas amenos estos últimos dias de vacaciones.

Lo que no me imaginaba ni remotamente es lo que iba a suceder en Fuerteventura…

........................................

Después de recoger a Eva en el aeropuerto nos fuimos a Fuerteventura a pasar los últimos días de vacaciones.

Un amigo del trabajo tiene allí una casa familiar y nos la prestaba para 4 noches.

Eva es la mejor amiga de Marta, es la solterona del grupo, pero una tía de puta madre. Simpática, lista, agradable y muy buena gente. Físicamente es baja, sobre el 1,50 y algo regordeta, de cara es normal, lo mejor que tiene para mi son unas buenas tetas también y unos muslos gorditos que cuando se pone mini faldas y medias negras con botas a mi me ponen cardiaco.

Nada mas llegar nos pillamos un coche en Fuerteventura y nos acercamos al norte a la zona de dunas y a la playita.

Marta no tuvo ningún inconveniente en hacer topless delante de su amiga, fue una pena que Eva no lo hiciera, me hubiera gustado ver sus tetas, pero me tuve que conformar con verla en bikini los 4 días.

Me encantaba verlas a las dos irse a bañar y venir mojadas. Marta con sus tetazas al aire y Eva marcando pezones a través del biquini.

Tras varios dias playeros, llegó el viernes por la noche. Nos fuimos a cenar los 4, durante esos días Fran estuvo algo distante conmigo y sobre todo con mi mujer. Eva pareció darse cuenta y según me dijo Marta la preguntó si había pasado algo, aunque mi mujer la dijo que no.

De momento parecía que el lío de Marta con Fran había quedado en secreto entre nosotros tres…

Cuando terminamos de cenar Fran, Eva y Marta tenían ganas de salir de fiesta haber que tal era la noche de Fuerteventura. Yo para variar prefería irme a casa y tomarnos la copa mas tranquilamente en casa en el patio que teníamos.

Al final a regañadientes Marta se vino conmigo a casa y dejamos solos a Eva y Fran.

Para que se la pasara el enfado a mi mujer por lo menos la dije que tenía ganas de follar y que podíamos aprovechar que estábamos los dos solos en casa.

Tenía ganas de saber un poquito mas de los encuentros de mi mujer con Fran. Esa tarde que habían pasado juntos cuando yo estaba comiendo con mis ex compañeros.

Entramos en la habitación y al momento ya estábamos en la cama desnudos. Marta se me puso encima sentada sobre mi polla sin todavía meterla…

- ummmm por fin solos…la dije yo…

Puse mis manos en los cachetes de su culo y comenzamos a besarnos en la boca, la comí el cuello, las orejas, noté sus tetas contra mi pecho, Marta empezó a gemir…

- tienes ganas de follar eh?...se te nota…que pasa que el enseñar las tetitas en la playa te pone caliente?...dije yo amasando sus grandes pechos….

- Ya sabes que si…

Enseguida mi polla se puso dura y no tardé en preguntarla por lo que había pasado con Fran el segundo día que había estado con él…

- cuéntame que tal con Fran…que hicisteis la tarde que os dejé solos?...

- ummmm…ya estabas tardando en preguntar…en el fondo eres un cerdo morboso…me dijo sonriendo…

Se acomodó mi polla entre las nalgas de su culo moviéndose en círculos, me sujetó por el cuello…

- que quieres saber cariño?....me imagino que todo…pues mira en cuanto nos dejaste solos nos fuimos a comer pero para que te voy a engañar…teníamos tantas ganas de follar que apenas probamos bocado…nos volvimos casi corriendo al hotel…

- eres una putita!!!!

- No había pasado ni media hora desde que te habías ido y ya tenía su polla dentro…te gusta eso?...parece que si, dijo acomodándose mi polla dura en el culo…

- Menuda puta es mi mujercita....ummm Marta como me tienes…

- Tan dura se te pone de saber que Fran me ha follado?...

Marta se inclinó sobre mi y cogiéndome la polla se la fue metiendo poco a poco en el coño, luego comenzó a moverse encima de mi…

- lo hicimos así….ahhhhhh…no podía mas…tenía ganas de follármelo…quería ser yo la que estaba encima….

Luego me besó la boca, Marta me metía la lengua como una guarra, morreándome sin parar, empapando mis labios y mi boca de saliva, se separó lo justo para decirme…

- nos comíamos la boca así mientras follábamos….no dejé de comerle la boca todo el rato mientras me movía encima de él….no paré hasta que se corrió….joder casi nos corrimos a la vez.

Y cuando terminó de decirme esto se puso a follarme mas rápido moviendo sus caderas para que mi polla entrara y saliera de ella y se puso a besarme de nuevo en la boca, jugando con su lengua y no paró hasta que me corrí dentro de ella.

No me dio ninguna opción. Me corrí en nada.

Luego Marta cayó a mi lado todavía jadeando del esfuerzo que había hecho al cabalgarme en el polvo y me soltó una frase lapidaria…

- bueno….tuve que esforzarme un poquito mas con él para que se corriera….dijo con una sonrisilla de zorra…

Yo no supe ni que contestar, pero si no me acabara de correr me hubiera empalmado al instante. Me puse de costado a su lado y metí la mano entre sus piernas metiendo dos dedos en su coño del que manaba mi semen caliente…Comencé a masturbarla metiendo y sacando los dedos con rapidez.

Marta se dejó hacer y abrió un poco mas las piernas dejándose pajear.

Así estuve un rato, la metía los dedos todo lo fuerte que podía, quería ver como se la bamboleaban las tetas con el movimiento. La muy puta estaba empapada. Oyendo sus gemidos se me volvió a poner dura.

- te hacía esto Fran…puta?...como te abres de piernas, estás mojadísima…

- ahhhhh….sigueeee….

- dime…como se la volviste a poner dura después de que te lo follaras?

- Quieres saberlo?...pues mira le hice algo que estaba deseando…le fui besando por el pecho bajando…hasta que llegué a su polla…

- Vamos sigue contando cacho puta!!!!!!! Dije metiendo los dedos cada vez mas rápido y mas fuerte, haciendo gemir mas alto a Marta…

- Ahhhhhhhh….ahhhhhhhhhh…..me encantó…sabes?...le dí un par de besos en la polla…que morbazo me dio…ahhhhhhhh

- Quieres chupármela a mi?...

- Noooooo…sigue con los dedos, vamos….sigueeeeee…..haz que me corra….

- Vamos sigue, dime mas….cada vez estás mas mojada recordando lo que le hiciste

- Ahhhhhhh…..siiiiiiiiiiiiiiii……le dí unos besitos en la polla…y joder….se le puso dura al momento…luego me la metí en la boca…ummmmm….se la chupé….vaya si lo hice…quise hacerle la mejor mamada de mi vida…empecé a pasarle la lengua por la polla mirándole a los ojos…quise poner cara de zorra mientras le miraba

- No tenías que esforzarte mucho puta…seguro que con su polla en la boca debías de parecer una buena cerda…

- Ummmm…me volví loca con su polla en la boca…se le puso muy dura…me hubiera gustado que se corriera en mi boca…me oyes?...como me hubiera gustado en ese momento sentir su corrida en mi boquita….pero preferí dejarlo para luego…quería sentirle dentro de mi otra vez…

Mientras hablaba Marta…su coño se mojaba mas y mas, se abría de piernas todo lo que podía y se retorcía como una serpiente con mis dedos dentro. Sus pezones estaban durísimos, ella misma se cogió una teta y se chupó su propio pezón.

Estaba a punto de correrse.

- le dije que me lo hiciera de nuevo…quería sentirlo otra vez!!!!!

- Que querías sentir puta?...dímelo!!!!!!

- Ven…ponte encima de mi…dame…dame con tu polla!!!!!

- Esto le pediste?....

- Siiiii…se lo pedí por favor…quería volver a sentirme suya…

Yo me puse de rodillas ante ella con mi polla de nuevo bastante dura. Marta estaba espatarrada en la cama con su coño fluyendo como un manantial. Me cogí el rabo y solté un pollazo en medio de su coño, Marta gimió como si la hubiera dado un calambrazo. Bajó un dedo hasta su coño y se puso a frotarse el clítoris…

- asíiiiiiii….dame…dame mas fuerte…ummmmmmmmm…..ahhhhhhhhhh…..no dejaba de hablarme mientras me restregaba la polla y me daba golpecitos….

- Que te decía puta??....

- Me decía que era su zorrita…y que cuando terminara la semana le iba a suplicar que me follara sin condón…ahhhhhhhhhhhhhh…..

Oír aquella frase hizo que me volviera loco de excitación. La solté varios pollazos mas en su coñito y Marta comenzó a correrse de una manera brutal.

La estampa era tremenda.

Con una mano se sujetaba una de sus tetazas e intentaba chuparse el pezón, con la otra mano se frotaba el coño y movía sus caderas de manera incontrolada sin reprimir los gemidos…casi chillidos de placer….

Cuando terminó de correrse el que se la metió sin condón fui yo, me puse sobre ella y en la postura del misionero se la metí. Pocas veces me he encontrado un coño tan mojado y abierto.

En ese momento Marta era un cuerpo sudoroso sobre la cama, un agujero al que follarme y correrme dentro. No hablé mas y ella tampoco, solo empujé y empujé hasta que me corrí dentro de mi mujer. Necesitaba descargar de nuevo.

Cuando me quité de encima de ella, mi semen manaba de su coño, mezclado con los jugos de su enrojecida rajita.

Nos quedamos tan a gusto los dos que no volvimos a follar ese día…

Llevábamos un rato dormidos, no sé ni que hora sería, Marta estaba como siempre, dormida como un tronco, oí unos ruidos en la casa, seguramente habrían llegado estos dos de fiesta. Intenté dormirme y lo debí conseguir unos minutos pero me volví a despertar. Me levanté sigiloso y no podía dar crédito a lo que escuché.

Unos gemidos ahogados venían de la habitación de Eva, no se escuchaba bien pero el traqueteo de la cama era inconfundible…alguien estaba follando en esa habitación…

No me lo podía creer, Eva y Fran follando juntos. Por un momento deseé que uno de los dos hubiera ligado pero lo veía poco probable.

Como no lo había visto venir?

En cierto modo Fran siempre ha tenido novias o rollos que han estado muy buenas. Incluso Maria con la que estuvo casado estaba muy rica, todavía se me pone dura de recordar ese culito…

Pero Eva no le pegaba , baja, gordita, normalucha de cara. Yo sé que Eva no le interesaba para nada…solo para follar….

Además él todavía estaba saliendo con la francesita, con Monique, que por cierto menudos cuernos llevaba la pobre también, primero con Marta y ahora con Eva.

El crujir de la cama se hizo mas intenso así como los supuestos gemidos de Eva, para asegurarme me acerqué a la habitación de Fran y nada, allí no estaba.

Cuando terminó el polvo me volví a la habitación y me dormí hasta la mañana siguiente.

Por la mañana la sonrisilla de satisfacción de Eva era total, espero que no estuviera pillada de antes por Fran. Yo le conocía bien y para él solo había sido un polvo de fin de semana. Posiblemente no se la volvería a follar nunca más.

Mi mujer por supuesto no sabía nada de lo que había pasado. Después de desayunar nos fuimos los 4 a la playa. Era el último día. Marta lució de nuevo sus inmensas tetazas para disfrute nuestro y del de toda la playa. Ese día el que echó crema por su cuerpo era Eva que empezó a echar por su espalda y luego por los laterales rozando las tetas de mi mujer…

- eh…eh…ten cuidado que me voy a poner celoso…dije yo.

Me hubiera gustado ver como Eva magreaba las tetas de mi mujer, aunque fuera un momento pero no sucedió.

Marta por otra parte ya tenía un buen moreno en su piel. Estaba fantástica.

Después de comer Marta y Eva se fueron a caminar un rato por la playa. Fran y yo nos quedamos echando la siesta en la playa. Al volver del paseo ya notaba rara a Marta. Eva la había contado lo de la noche anterior.

Mi mujer estaba enfadada, celosa, como si Fran fuera su novio.

Cuando terminamos el dia de playa y después de cenar nos arreglamos para salir un rato. A Marta todavía la duraba el enfado…

- no sé porque te pones así...la dije yo…

- haber no te montes películas, me sienta mal porque Fran es un cabrón, podía tener un poco de tacto, me folla a mi y luego a los dos días a mi mejor amiga, de la que por cierto pasa como de la mierda…

- bueno Eva ya es mayorcita, tampoco la obligó nadie…no estará pillada por Fran no?

- Yo creo que de siempre le ha gustado, aunque nunca me ha dicho nada….pero son cosas que se notan…

- Mira a mi me da igual, si quieren follar pues que hagan lo que quieran…pero no quiero que a ti te siente mal. Yo te dejé hacerlo con él y ahora que no te puede tener a ti se busca a otra…ya sabes que éste no puede estar sin follar ni tampoco desaprovecha ninguna oportunidad…

- Es un cabrón!!! Solo espero que trate a Eva como se merece…

Marta se puso un vestido negro de verano, no llevaba escote pero se la marcaban bien las tetas y el tanguita por debajo. Cogimos el coche y los 4 nos fuimos a tomar unas copas. Entramos a un disco pub. Ya os podéis imaginar como estaba la cosa. Fran algo distante con nosotros, con Eva hablaba algo, Marta medio enfadada también con Fran.

Vamos como para coger el coche y volvernos a casa.

Luego Marta se puso a hablar con Fran. Estuvieron un buen rato, no sé de que hablarían pero mas que hablar parecía que estuvieran discutiendo.

Vino mi mujer y me dijo que iba a salir fuera a fumar un cigarro. Fran también salió detrás de ella. Antes de salir Eva le dijo a Marta.

- oye Marta por mi no discutas con Fran, que no pasa nada…

- es un poco por ti y por mas cosas, ya te contaré…dijo Marta a Eva.

Así que los dos fuera y me quedé dentro con Eva. Ella me miró y me puso cara como de no saber lo que estaba pasando.

Mas todavía cuando había pasado 45 minutos y no sabíamos donde estaban. Eva y yo salimos fuera y les llamamos por teléfono. Al poco les vimos venir parece que salían de otro disco pub.

- Luis y yo vamos a dar una vuelta, que ya es la última noche aquí, dijo Marta, luego os llamamos…

Yo no sabía lo que pretendía Marta pero nos fuimos y dejamos solos a Eva y a Fran. Pensé yo, esta quiere ahora hacer de celestina y dejar solos a estos dos haber si se vuelven a enrollar.

Dimos una vuelta por el pueblito, luego nos acercamos a la playa. Marta me dijo que quería sentarse en frente del mar.

Cuando estábamos allí, Marta estaba fumando un cigarro me lo dejó caer…

- Luis…no te enfades…no sé como ha pasado…

- Que ha pasado….el que?

- Pues Fran y yo ya sabes…

- No me jodas…no me digas que habéis follado otra vez? O sea te enfadas porque se lo ha hecho con Eva, quedamos en que por lo menos estas vacaciones era mejor que no volviera a pasar nada entre vosotros, hablo con Fran para que la cosa se quede así y vosotros vais…y volvéis a follar!!!!!!!!

- De verdad que no sé como ha pasado, estábamos en otro bar hablando…y de repente

- Como que de repente?...de verdad que no entiendo nada…

- No te pongas así…no pensé que te fuera a molestar tanto, al fin y al cabo ya me habías dejado hacerlo con él…

- Si…pero ahora habíamos quedado en dejarlo correr un poco hasta que se calmara todo…

- Ya lo sé, pero no sé como ha pasado, todo ha sido muy rápido…le estaba diciendo que como había podido tener la cara de follarse a Eva y me ha empezado a decir que ha sido por mi culpa…que primero si luego que no…que no sabía a que estábamos jugando…y se ha acercado a mi y me dice, pero vamos ya veo que te has puesto bien celosa…

- Joder claro que te has puesto celosa, no sé de que…llevas todo el día de morros…y luego que?....ya te has dejado follar como una zorra?


Marta agachó un poco la cabeza y allí sentada en la playa siguió contando un poco avergonzada…

- me dijo que no tenía que ponerme celosa, que con Eva no era ni parecido, que nunca había follado con una tía como yo ni lo había pasado tan bien con una en la cama, que nuestros polvos eran muy salvajes… y sé que a ti te pasa lo mismo…ahora mismo te mueres de ganas de follar conmigo…y me metió la mano debajo del vestido…

- y después de todo lo que ha pasado le dejaste?

- Ehh…shhhiii…dijo Marta en bajito…no he podido negarme…me he dejado tocar…y él solo hacía que decirme, has visto lo mojada que estás?...y luego me dijo a partir de ahora voy a follarte cuando quiera…todo ha sido muy rápido, me he puesto tan caliente que cuando me he querido dar cuenta estábamos follando en el baño de las chicas…

- Ahora eres su putita o que?...venga vámonos para casa que ya he escuchado bastante…ya hablaremos en casa…

Nos fuimos a buscar a Eva y Fran para volver a casa. Yo estaba muy enfadado por lo que acababa de pasar. Pero mi polla estaba punto de reventar el pantalón.

Así quedó la cosa, Fran y Eva ya no volvieron a hacer nada. Al día siguiente cogimos un avión y regresamos a casa. Fin de las vacaciones. Yo ya no volví a hablar nada con Fran y Eva no se enteró de que mi mujer y Fran habían follado.

Ya de regreso de las vacaciones no podía obviar lo que había pasado. Tenía que hablar con Marta muy seriamente. Por primera vez me asusté un poco y vi peligrar nuestro matrimonio. No era normal que Fran se hubiera follado con tanta facilidad a mi mujer. En el fondo era como si tuviera razón, como si se la pudiera follar cuando quisiera.

Y eso me daba mucho miedo…
Comentarios
Tu comentario:
Excelente
Bueno
Regular
Malo
Lamentable
ATENCIÓN: Para poder añadir favoritos, valorar y publicar comentarios debes iniciar sesión o crear una cuenta nueva si no estás registrado.